Las sombras de Quirke

de Benjamin Black
(Alfaguara, Buenos Aires, 2017, 312 páginas)


Como es habitual en Benjamin Black – seudónimo de John Banville (Wexford, Irlanda, 1945) en sus novelas policiales –, la prosa es de una belleza impresionante –no en vano está considerada una de las mejores en lengua inglesa –, como puede apreciarse en frases como la siguiente: «…el cielo parecía una fuente invertida de un brillante azul violáceo, salvo en poniente, donde la puesta de sol recordaba una encendida batalla naval, un Trafalgar detenido.» /«…veía la redondez de sus pechos; tenían una claridad luminosa y la separación entre ambos era del color de la hoja de un cuchillo. » De vocabulario erudito y preciso, confiere convicción y naturalidad a los diálogos. A la traducción de Nuria Barrios se la puede calificar de magnífica.

El doctor Quirke, que termina por esclarecer los casos junto al inspector Hackett de la policía irlandesa, resulta ser un tipo muy singular: es forense, alcohólico, viudo, solitario, taciturno y neurótico (sufre alucinaciones y estados amnésicos).

Es patética la dificultad de comunicación existente entre Quirke y su hija Phoebe, derivada de una relación conflictiva al padecer un pasado trágico que siembra en ellos sentimientos culposos. Pero no se descuida a ningún personaje, todos son disecados psicológicamente, como si el autor fuera un patólogo del alma. Aunque se trata de una novela policial, también se aparta de las convenciones del género en muchos otros aspectos.

La historia –en la que Black se asume como escritor omnisciente– es muy inteligente, y se inicia con el accidente automovilístico de un joven, que bien pudo haber sido un suicidio, hasta abarcar meditaciones sobre la existencia («Supongo que la muerte será tan corriente y aburrida como todo lo demás…») y señalar a Irlanda como un país religioso y dominado por un anticomunismo feroz y la autoridad indiscutible de la Iglesia Católica que «….controla este país…No puedes imaginarte el poder que tienen.» Se desarrolla en el Dublín de los años cincuenta, y la trama crea paulatina –y casi inadvertidamente– un insoportable suspenso.

Al final un personaje hace justicia por su cuenta matando al malvado de la novela, y aunque Quirke no duda de su identidad, prefiere optar por la opinión del inspector Hackett (que también la conoce): «Yo diría, doctor Quirke, que se convertirá en un caso más sin resolver.»

Las sombras de Quirke es uno de esos libros tan agradables que el lector no quiere que terminen.

Benjamin Black, o John Banville, recibió el Premio Booker en 2005, el Franz Kafka en 2011, el Austríaco de Literatura Europea en 2013 y el Príncipe de Asturias de las Letras en 2014. El doctor Quirke protagonizó ocho de sus novelas, y fue llevado a la televisión por la BBC.

Germán Cáceres

"El poder de los sentimientos"

Segunda función del ciclo dedicado a Alexander Kluge en el Cineclub La Rosa, con la proyección en 16mm de El poder de los sentimientos. Será el miércoles 23 de agosto a las 20:30. Como siempre, con entrada libre y colaboración voluntaria en Austria 2154.


Miércoles 23 de agosto - 20:30 horas
EL PODER DE LOS SENTIMIENTOS
(Die Macht der Gefühle, Alemania, 1983, color/blanco y negro, 115 minutos)
Dirección y guión: Alexander Kluge
Elenco: Hannelore Hoger, Alexandra Kluge, Edgar Boehlke, Klaus Wennemann, Erwin Scherschel, Beate Holle, Uwe-Karsten Koch, Suzanne von Borsody, Paulus Manker.


Un niño muere en la guerra; un niño es apaleado hasta la muerte; entierro de gala para un político asesinado; despedida; salida de un tren; Guiseppe Verdi, Rigoletto, último acto. Cinco saltos en el tiempo, cinco cambios de ubicación; numerosos fragmentos y una cinematografía acelerada que proporciona una experiencia distinta a la del instante vivido en realidad.

"Un niño muere en la guerra. Muerte en el campo de batalla. ¡Traición! Un niño es muerto a golpes. La vengaza mortal de la madre. Eso ocurrió hace 5000 años.- Duelo oficial por un político muerto a tiros. La muerte heroica por la patria, en la película. Despedida, salida del tren. La estrella del Ufa Rudolf Forster: "Sí, pero el hombre nota siempre un minuto después de haber salido el tren que ha olvidado lo más importante". Giuseppe Verdi. Rigoletto. Final de acto.- ¿Por qué trae el cantante S. en el primer acto "una chispa de esperanza en el rostro" si después de 84 reprsentaciones tiene que conocer el horrible desenlace en el quinto acto? Cinco cambios de tiempo, cinco cambios de lugar. Siempre la misma pregunta." (Alexander Kluge)


Proyección en 16mm gracias al Goethe-Institut Buenos Aires. 

Más información: www.cineclublarosa.blogspot.com

Kluge, escritor

Alexander Kluge no sólo destaca por su amplia filmografia o ser uno de los padres del Nuevo Cine Alemán, sino que es además un referente literario en su país. En el marco del ciclo que programa el Cineclub La Rosa los invitamos a conocer dos de sus libros traducidos al castellano recientemente, que forman parte del catálogo de la Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte.


Kluge se doctoró en derecho en 1956, y fue amigo del filósofo Theodor Adorno, que había vuelto a Alemania procedente de Estados Unidos y era profesor en el Instituto de Investigación Social, institución central de la llamada Escuela de Fráncfort.

Antes de ser cineasta fue asesor legal para el instituto, y comenzó a escribir sus primeros relatos durante este período. Por consejo de Adorno, Kluge empezó también a investigar sobre el cine, y en 1958 fue el filósofo quien le presentó a Fritz Lang.

Más allá de su notable carrera como cineasta, Kluge ha obtenido casi todos los grandes premios literarios, como el Georg Büchner, que recibió en 2003, considerado el galardón literario más importante en lengua alemana.

El contexto de un jardín y 120 historias de cine, publicadas recientemente en nuestro país por Caja Negra Editora, forman parte de nuestro catálogo. Siendo socio puede retirarlos para su lectura.

Próximas funciones
El ciclo "Alexander Kluge, arqueólogo y visionario" continúa el miércoles 23 de agosto con El poder de los sentimientos y finaliza el miércoles 30, también a las 20.30 horas, con El ataque del presente al resto del tiempo. Ambas proyecciones son en 16mm gracias al Goethe-Institut Buenos Aires.

En bici a la Biblioteca

Nuestra Biblioteca es también "amiga de las bicicletas", no importa la edad de los asistentes. Prueba de ello, los muchos que se acercan en dos ruedas a participar de las actividades, incluso en en nuevo rincón infantil.



Kluge en el Diario del Viajero

Agradecemos nuevamente a los amigos del Diario del Viajero por la difusión del ciclo dedicado a Alexander Kluge en el Cineclub La Rosa.


Relevante trabajo

Evocando viñetas 3, por Germán Cáceres
(La Duendes, Comodoro Rivadavia, 2017, 100 páginas)



Un seleccionado repertorio de notas y entrevistas complementas dos entregas anteriores sobre la historieta internacional, del pasado y el presente. El argentino Germán Cáceres enfoca variados aspectos de esa manifestación creativa, con el agregado de ilustraciones que traducen la multiplicidad de acciones y personajes que continúan despertando un mayúsculo interés. Cabe acotar que Cáceres ha publicado cinco ensayos con otros temas, así como tres libros de cuentos, ocho de literatura infantil y juvenil, dos novelas, ocho piezas de teatros y dos compilaciones que identifican su distinguida labor.

Enrique Sureda

Comenzó el ciclo de Alexander Kluge

Con la proyección en 16mm de Trabajo ocasional de una esclava dimos inicio al ciclo "Alexander Kluge, arqueológo y visionario" en el Cineclub La Rosa.


Gracias a la gente que nuevamente hizo ver llena nuestra sala, y acompañó la propuesta de un nuevo recorrido por la cinematografía del prolífico realizador alemán.



La presentación estuvo a cargo del programador del Cineclub, Emiliano Penelas.




El ciclo, proyectado íntegramente en 16mm, cuenta con el apoyo del Goethe-Institut Buenos Aires. 


Jornada Red AAPP: Inconsciente-vidas pulsionales

El sábado 2 a las 9:30 horas se llevará a cabo en nuestra Biblioteca, Austria 2154, la 1º Jornada de la Red de Asociaciones Analíticas y Publicaciones Periódicas -AAPP- "Inconsciente - Vidas pulsionales".


Jacques Lacan deseaba que la subjetividad de la época sea el horizonte que observa el psicoanalista para extraer el rasgo de cada uno en la diversidad de la cultura de masas descripta por Freud. Así, cada inconsciente es una vida, y cada vida estaría habitada por la pulsión y el goce. La vida pulsional se presenta como mal vivir, pero sin el goce seria vano el universo, entonces hay una buena fortuna en el encuentro con el Inconsciente.

En el paisaje social, la función del "deseo del analista" encuentra el detalle en cada uno de los sujetos que escucha. Este detenerse en un signo no es demorarse en vano, sino que permite localizar los "signos de goce" (El Uno solo en comunidad). Es también en la enseñanza el arte propio para cada relato clínico. Extraer del mal vivir un bien decir es una oportunidad del psicoanálisis si se alojan en el inconsciente como regla de oro, una medida de ese valor nuevo-. Enrique Acuña (Seminario 2017)

La vida actual está signada por la precariedad. Así lo postulan las ciencias sociales cuando leen la subjetividad contemporánea ligada más bien a lo efímero del consumo, a las múltiples transformaciones de la intimidad y al retorno de los fundamentalismos políticos y/o religiosos, entre otras cosas.

Para el psicoanálisis se trata de la vida pulsional -el mal vivir - en repetición (a la cual Freud dio el estatuto de una pulsión), de la imposibilidad de escribir la proporción adecuada entre los sexos que lleva a modos lábiles de encuentro con el partenaire en la vida amorosa, de lo indisoluble de la cultura con la guerra como efectos de segregación de la diferencia. El inconsciente, un saber no sabido, es la respuesta de Sigmund Freud a lo que llamó la “nerviosidad moderna”: teatro privado de la histeria, religión privada en la obsesión y sistema filosófico en la paranoia.

Para Jacques Lacan se tratará de los efectos de la ciencia en su búsqueda de un saber en lo real vía la fórmula y de su correlato en términos de economía política en los modos de producción del discurso capitalista: rechazo del sujeto del inconsciente y por ende condición de posibilidad para la verificación de la hipótesis freudiana, para lo cual va a oponer al discurso del analista como el reverso de la vida contemporánea. una chance para el bien decir. ¿Cómo se crea, en la ciudad, la autoridad analítica-correlato del inconsciente?

Discutiremos estos temas a partir de 4 ejes que retoman aspectos de la política, la clínica y la episteme abordados en las ciudades donde toma forma la red de Asociaciones Analíticas y Publicaciones Periódicas-que nos fuera propuesta hace dos años por Enrique Acuña:

-Inconsciente respuesta a la ciencia
-Objetos de amor, deseo y goce
-Paradigmas y escrituras del goce
-Las identificaciones en los consumos

*Recepción de propuestas de intervención -resumen-hasta el 21 de agosto al e-mail: enrac@fibertel.com.ar

Christian Gómez - Comisión Organizadora

Nuevo ciclo Alexander Kluge en el Cineclub La Rosa

El Cineclub La Rosa dedica un nuevo ciclo al cineasta alemán Alexander Kluge, con proyecciones en 16mm gracias a la colaboración del Goethe-Institut Buenos Aires. Como siempre, con entrada libre y colaboración voluntaria en Austria 2154, en el nuevo horario de las 20:30.


Luego de haberle dedicado un ciclo al comienzo de nuestra novena temporada, regresamos con Alexander Kluge, uno de los padres del llamado "Nuevo cine alemán".

Nacido el 14 de febrero de 1932 en Halberstadt, el 8 de abril de 1945 una bomba aérea de los aliados explotó a solo diez metros de donde se encontraba Kluge, de 13 años entonces. "Debe ser posible presentar la realidad como la ficción histórica que es", dice.

Estudió derecho, historia y música en las universidades de Marburgo y Fráncfort, y se doctoró en derecho en 1956. Durante su época de estudiante fue amigo del filósofo Theodor Adorno, que había vuelto a Alemania procedente de Estados Unidos y era profesor en el Instituto de Investigación Social, institución central de la llamada Escuela de Fráncfort.

Kluge trabajó como asesor legal para el instituto, y comenzó a escribir sus primeros relatos durante este período. Por consejo de Adorno, Kluge empezó también a investigar sobre el cine, y en 1958 Adorno le presentó al director alemán Fritz Lang. En 1960 rueda su primer cortometraje Brutalidad en piedra (1961), junto a Peter Schamoni, ya proyectado en 2015.


En 1962 es uno de los firmantes del manifiesto de Oberhausen, que declara muerto el cine alemán de los años 1950 y como alternativa propone a los nuevos realizadores del Nuevo Cine Alemán. Junto a Edgar Reitz y Detten Schleiermacher, ese mismo año, asume la dirección del nuevo instituto de Formación Cinematográfica de Ulm (Institut für Filmgestaltung). En 1963 funda su propia productora que sigue funcionando hasta la fecha: Kairos-Film.

"En 1966 Kluge estrena su primer largometraje, Adiós al ayer (Abschied von gestern), y se convierte en el primer realizador alemán que, tras la guerra, gana el León de Plata en el Festival Internacional de Cine de Venecia. En 1968 gana el León de Oro por Artistas bajo la carpa del circo: perplejos (1967, proyectada en nuestro ciclo anterior), y con esto se le reabren al cine alemán las puertas de Europa", reseña Carla Imbrogno en el prólogo de 120 historias de cine, libro de Kluge editado en Buenos Aires por Caja negra, en 2010, que forma parte del catálogo de la Biblioteca.

Desde ahí sus producciones viran hacia un carácter más documental. Profundiza en un estilo analítico y asociativo que se convertirá en una clave personal, como en Trabajo ocasional de una esclava (1973), que proyectaremos en este ciclo.

Luego ganaría en los festivales de Oberhausen, Venecia, Cannes y Berlín, y en 2007 recibió la Gran Orden de Mérito de la República Federal de Alemania, y un año más tarde el Premio de Honor de la Academia de Cine de Alemania.

Además, ha obtenido casi todos los grandes premios literarios, como el Georg Büchner, que recibió en 2003, considerado el galardón literario más importante en lengua alemana. El título del ciclo está tomado del artículo sobre Kluge de Gerhard Midding.

Emiliano Penelas
Programador


Miércoles 9 de agosto - 20:30 horas
TRABAJO OCASIONAL DE UNA ESCLAVA
(Gelegenheitsarbeit einer Sklavin, Alemania, 1973, blanco y negro, 91 minutos)
Dirección y guión: Alexander Kluge
Elenco: Alexandra Kluge, Franz Bronski, Sylvia Gartmann, Traugott Buhre, Ursula Dirichs, Walter Flamme

Roswitha Bronski, casada, con tres hijos, regenta una consulta médica de abortos, con el fin de alimentar a Franz, su marido estudiante, y "poderse permitir algunos niños más". El realizador muestra en el mismo comienzo del filme con chocante exactitud las actividades de Roswitha, pero el problema del aborto no es el tema de la película. Kluge analiza en el caso de Roswitha Bronski el papel de la mujer en la familia, en la sociedad.


Miércoles 23 de agosto - 20:30 horas
EL PODER DE LOS SENTIMIENTOS
(Die Macht der Gefühle, Alemania, 1983, color/blanco y negro, 115 minutos)
Dirección y guión: Alexander Kluge
Elenco: Hannelore Hoger, Alexandra Kluge, Edgar Boehlke, Klaus Wennemann, Erwin Scherschel, Beate Holle, Uwe-Karsten Koch, Suzanne von Borsody, Paulus Manker

Un niño muere en la guerra; un niño es apaleado hasta la muerte; entierro de gala para un político asesinado; despedida; salida de un tren; Guiseppe Verdi, Rigoletto, último acto. Cinco saltos en el tiempo, cinco cambios de ubicación; numerosos fragmentos y una cinematografía acelerada que proporciona una experiencia distinta a la del instante vivido en realidad.


Miércoles 30 de agosto - 20:30 horas
EL ATAQUE DEL PRESENTE AL RESTO DEL TIEMPO 
(Der Angriff der Gegenwart auf die übrige Zeit, Alemania, 1985, color, 106 minutos)
Dirección: Alexander Kluge.
Elenco: Jutta Hoffmann, Armin Müller-Stahl, Michael Rehberg, Peter Roggisch, Rosel Zech, Alfred Edel, Rosemarie Fendel.

Conjunto de relatos cuyos protagonistas se enfrentan a situaciones críticas que los obligan a reflexionar sobre el pasado y a plantearse el futuro. A una joven doctora la atormenta la banalidad de su vida. Una familia se sienta frente a un ordenador como si se tratara del fuego de la chimenea. Una maestra de jardinería debe entregar a un chico a sus tutores legales... Un filme de ensayos en episodios, que "se despide del cine clásico", según el propio director. Trizas de la realidad, que sin embargo se atienen todas estrictamente a una idea, como un único instante puede entrelazar todo el antes y el después.



Ciclo realizado con el apoyo del Goethe-Institut Buenos Aires.

Teatro en la Biblioteca

Les recordamos que ya están abiertas las inscripciones para los talleres de Teatro para adultos y adolescentes en nuestra Biblioteca, Austria 2154.


Desarrollá tu capacidad expresiva, encontrá nuevas formas de decir y comunicar emociones, sensaciones e ideas.

Explorá la percepción y las posibilidades corporales, tus sentidos, y redescubrirte desde otras perspectivas.

Los talleres comenzarán en agosto. El grupo de adultos se dictará los lunes a las 20, mientras que el de adolescentes los martes a las 19 horas.

Informes e inscripción
Personalmente, en Austria 2154, de lunes a viernes de 16 a 20 horas. Por teléfono, en los mismos horarios llamando al 4802-8211. Por correo electrónico a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar.

Los grupos son reducidos, y se aplican descuentos para socios de la Biblioteca y quienes se inscriban a más de un taller.

Lo uno, lo múltiple: lo inconsciente

La clase del 15 de julio de 2017 del Seminario de Enrique Acuña “Las escrituras del goce femenino -psicoanálisis y literatura-" retomó el uso de las referencias al diálogo platónico Parménides y a las Enéadas del neoplatónico Plotino, las cuales son paso obligado para seguir las razones del Seminario 19 de Lacan, en torno a las diversas nociones de lo Uno en su relación con lo múltiple.


Este uso a la vez supone correlacionar términos provenientes de dos filosofías, la griega-occidental clásica de Platón y la derivación de esta en la Roma cristiana por Plotino, con una modificación dentro de la enseñanza de Lacan del concepto del inconsciente, no así de lo inconsciente.

En otras palabras, más allá que la denominada segunda enseñanza de Lacan imprime la modificación del uso de algunos significantes, la creación de otros nuevos, el desplazamiento teórico del registro de lo simbólico al de lo real, no supone el abandono en forma sistemática, descriptiva o tópica del inconsciente. Menos aún que el psicoanálisis se transforme en una psicología individual, un carácter sin represión solapado, sino la de un-dividuo donde hay otra incidencia de lo inconsciente. No siendo pues tampoco un reemplazo meramente semántico de unos neologismos en lugar de la palabra inconsciente, ni de este como concepto.

Así, distinguió Enrique Acuña dos inconscientes que se corresponden a dos articulaciones distintas de los registros del lenguaje por medio del significante. El primero el “Inconsciente del Otro”, cadena donde hay articulación entre dos significantes, preeminencia del sentido, desplazamiento del discurso e intención de significación.

El segundo, el “Inconsciente Uno”, no es un avance en el transcurso de un análisis, una instancia previa que se hace presente, un progreso sobre un pasado, sino un resultado, un detrito, una reducción en la cual los significantes aislados a efectos del recorrido de la experiencia de un análisis precipitan por separado y no hacen cadena; señalan marcas del objeto que indican goce pulsional. La forma en que Lacan denominó al conjunto de esas marcas parciales de goce aisladas fue la de enjambre.

Los distintos desplazamientos semántico-conceptuales entre un inconsciente y otro, según la tesis que plantea, refieren a un Lacan que ya cuenta en la elucubración teórica de su práctica con el recorrido de análisis que han sido llevados hasta cierto límite, en sus confines.

En el primer curso publicado y traducido al español de Jaques-Alain Miller –no el primero de los que dictara- retoma las nociones de lo Uno y lo múltiple con las referencias a la filosofía mencionadas, sitúa Enrique Acuña: “Los signos de goce de Jacques-Alain Miller, en una forma poética titulado Ce quifait insigne, homofónicamente puede ser: eso que hace insignia, un signo, un cisne.”

Otros de los términos propuesto a investigar son el pasaje de la repetición en la cadena – tyche y automaton – a la “iteración de lo uno”, donde va desde la ontología incompleta del inconsciente no realizado, como potencia, a una “henología”.

Se despliegan así una serie de problemas epistémicos, clínicos y políticos en el saldo de la experiencia de un análisis llevado a su fin, del cual sería esperable la deducción por parte del hasta entonces analizante, de aquello que pasa a indicarle lo singular. Lo que no reenvía a un individuo autónomo sin mellas, sino más bien a una nueva objeción razonada de una psicología de la conciencia.

Esta reducción resulta precipitada por un acto que implica conectar el decir –en el lenguaje- con lo imposible de saber –vacío de la estructura-.

Con los significantes unos separados y articulados al objeto a –insignias-, Lacan habla de “lo que hay”, “hay el goce”, sin quedar atrapado a un ser sustancial cerrado a un destino fijo.

Lo que podría mal comprenderse de lo uno y lo múltiple en un uso meramente coloquial, si se tomaran estos términos fuera de los sistemas filosóficos utilizados por Lacan en su Seminario.

Así pues la aproximación a estos dos unos en el neoplatonismo de Plotino, implican un uno previo hypostasiado como condición, como fundamento lógico, del cual por emanación arriba a una idea –acción del lenguaje de descompletamiento- que introduce el equívoco en el Nous –inteligencia-. Este primer paso lógico da la condición de posibilidad para el pasaje a la tercera hypostasis –el alma- donde ya los cuerpos particulares pueden intentar, imaginar conectarse por la vía del amor y lo sensible.

Si acá se detuviera este movimiento estaría fijado un ser a la dialéctica amorosa, aquella que crea entre los puntos suspensivos entre hombres y mujeres un tipo de hay uno “hay uno de a dos”, por la vía del fantasma, de aquí la pertinencia de la función de la carta de almor –escritos también que tienen sus ejemplos en la historia de las civilizaciones-.

Lo innovador del psicoanálisis como discurso, es que tomando el provecho de la estructura del amor –transferencia- en la senda del saber –amor al saber en el artificio del sujeto supuesto al saber- da la posibilidad de la producción del detritus de las marcas de la pulsión –articulación de significantes unos separados con objetos parciales de la pulsión-.

Estas marcas hacen en alguien signos de su goce, con los cuales se separan –no hay proporción sexual- y juntan –aman- soledades.

Este rodeo por las tres hypóstasis plotinianas da con otro uno, el del enjambre de los significantes unos contables y singulares, que no son los rasgos significantes de la condición amorosa, sino modos intransferibles de vivir la pulsión; registro que no está a la entrada como un saldo de saber, sino en el mejor de los casos aunque ignorados, como elementos del síntoma en tanto conflicto pulsional, cuando se hizo analítico.

Con esta reducción llevada por una experiencia de alguien con y por el lenguaje en el marco de un análisis, destacó Enrique Acuña, será preciso discriminar también las acepciones de “letra” en la enseñanza de Lacan, en los pasajes entre: escuchar, leer y la función de lo escrito –distinta a la carta de almor y a la operación del literato- ya que no ha sido homogéneo saber sobre el goce, que localizarlo en fragmentos.

Por Germán Schwindt

Bibliografía
  • Lacan Jacques. El Seminario, Libro 19, …o peor. Editorial Paidós. Buenos Aires 2012
  • Miller Jacques-Alain. Los signos del goce. Editorial Paidós. Buenos Aires. 1998
  • Platon. Diálogos. Parménides. Traducción de María Isabel Santa Cruz. Editorial Gredos. Madrid. 2000.
  • Plotino. Enéadas. Traducción María Isabel Santa Cruz y María Inés Crespo. Editorial Colihue Buenos Aires. 2007.

En la Cinain

El Cineclub La Rosa, a través de la Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte, ha sido empadronado entre las Instituciones Audiovisuales de la Cinemateca y Archivo de la Imagen Nacional (CINAIN).


El Padrón de Instituciones Audiovisuales es un registro en el que constan el conjunto de organismos nacionales, provinciales o municipales como así también universidades y entidades con personería jurídica y gremial a las que la Ley 25.119 y su Decreto reglamentario Nº 1209/2010 reconocen el derecho para elegir a sus representantes en el Consejo Asesor y Comité de Honor de la CINAIN.

El Padrón de Instituciones Audiovisuales contiene así la inscripción de quienes reúnen los requisitos para proponer los miembros que conformarán el órgano político de dicho organismo. Entre ellos, el .

Dichas instituciones son las siguientes: 1. El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA); 2. Las escuelas de cine dependientes de instituciones oficiales o universidades privadas o que tengan personería jurídica o actúen dentro de entidades que tengan personería jurídica; 3. Las asociaciones de críticos de cine reconocidas o que tengan personería jurídica; 4. Los cineclubes y cinematecas representativas que tengan personería jurídica o actúen dentro de entidades que tengan personería jurídica; 5. Las asociaciones de directores de cine representativas que tengan personería jurídica; 6. Las asociaciones de productores de cine representativas que tengan personería jurídica; 7. El Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina (SICA); 8. La Asociación Argentina de Actores (AAA); 9. Fondo Nacional de las Artes; 10. Museo del Cine de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires e instituciones análogas que existieren.

Hermosa función de Chaplin

A sala llena, y con muchos niños, el Cineclub La Rosa proyectó tres cortometrajes junto a rarezas de Charles Chaplin, ¡todo en fílmico!


La proyección incluyólos cortometrajes El aprendiz, Carlitos Bombero y Día de pago, además de documentos extraordinarios como Chaplin en el océano, la animación Carlitos en el molino, y las escenas documentales de Chapliniana.


Todos los cortos fueron proyectados en Súper 8, y cada chico se llevó un fragmento de película 35mm de recuerdo, además del programa de la función que entregamos habitualmente.


 

Chaplin en fílmico

Para cerrar las vacaciones de invierno, el Cineclub La Rosa ofrece una función ATP para que grandes y chicos disfruten con la magia de Chaplin, con tres cortometrajes y un par de rarezas documentales y gemas perdidas del gran comediante, todos proyectados en fílmico. Será el sábado 29 de julio a las 18:30 horas en Austria 2154, con entrada libre y colaboración voluntaria.



Sábado 29 de julio - 18:30 horas
EL APRENDIZ
(Work, Estados Unidos, 1915, blanco y negro, 17 minutos)
Dirección y guión: Charles Chaplin
Elenco: Charles Chaplin, Charles Inslee, Edna Purviance, Billy Armstrong, Marta Golden, Leo White, Paddy McGuire


Carlitos y su jefe tienen dificultades para empapelar la casa en la que están trabajando. Y el dueño está enojado porque no puede desayunar en paz.


CARLITOS BOMBERO
(The Fireman, Estados Unidos, 1916, blanco y negro, 21 minutos)
Dirección: Charles Chaplin
Elenco: Charles Chaplin, Edna Purviance, Lloyd Bacon, Eric Campbell, Leo White, Albert Austin, John Rand, James T. Kelley, Frank J. Coleman

Carlitos es un bombero que siempre hace todo mal. De pronto aparece un hombre en el cuartel para pedirle al jefe de la brigada que deje incendiar su casa para así poder cobrar el seguro. A cambio, le concederá la mano de su hija, Edna.


DÍA DE PAGO
(Pay Day, Estados Unidos, 1922, blanco y negro, 22 minutos)
Dirección, guión y música original: Charles Chaplin.
Elenco: Charles Chaplin, Phyllis Allen, Mack Swain, Edna Purviance, Syd Chaplin.

Carlitos trabaja como albañil en una obra en construcción, donde sufre diversas peripecias y discute con su capataz porque en algunas tareas va muy rápido y en otras muy lento, y además no le reconocen las horas extras. Está casado con una mujer gruñona y fea a la que siempre le oculta el dinero de su jornal, y cuando aparece la hija del capataz perderá su cabeza.


CHARLIE ON THE OCEAN
(Idem, Estados Unidos, 1921, blanco y negro, 3 minutos)
Producción: Topical Budget.


Documento extraordinario que muestra a Chaplin en su primer regreso a Inglaterra luego de triunfar en los Estados Unidos. Recibe los saludos de Mary Pickford y Douglas Fairbanks, luego es recibido por sus compañeros de navegación entre Nueva York y Southampton en el barco Olympic de la White Star Line. Luego, Chaplin ayuda a organizar un concurso de imitadores suyos y un "circo chaplinesco". En su arribo a Inglaterra, es aclamado por la gente que lo recibe.


CHARLIE EN EL MOLINO
(Charlie on the windmill, Estados Unidos, 1921, blanco y negro, 2 minutos)
Dirección: Pat Sullivan.

Único fragmento conservado de la animación de 1915, atribuida a los responsables del Gato Félix, con Chaplin, Mabel Normand y Fatty Arbuckle como personajes reconocibles.


CHAPLINIANA
(Idem, Estados Unidos, 1932?, blanco y negro, 4 minutos)

Fragmentos de noticieros y tomas de y sobre Chaplin. Incluye descartes de un proyecto cinematográfico no realizado, imágenes durante la filmación de El pibe en 1921, con Douglas Fairbanks, Mary Pickford y D.W. Griffith en la ocasión de la formación de United Artist Corporation y de cuando recibió a Winston Churchill durante la filmación de Luces de la ciudad, en 1929.

Además, se lo ve a Chaplin asistiendo al funeral de Rodolfo Valentino, en 1926, y en el castillo de William Hearst, alrededor de 1932. También se incluyen imágenes de la inauguración del Teatro Chino con Norma Talmadge, Walter Hiers y Lon Chaney.


La función será el Súper 8.

Más información: www.cineclublarosa.blogspot.com

Alex

de Pierre Lemaitre
(Alfaguara, Buenos Aires, 2016, 392 páginas)



Aparece nuevamente el Comandante Camille Verhoeven, cuyo carácter se ha agriado desde la muerte de su esposa, ocurrida cuatro años atrás. Se basa en muchos tramos de esta novela (Irène, 2015) para describir la psicología del protagonista y de los policías que lo acompañan. Como es habitual en su producción, el autor elige asesinos psicópatas, generalmente seriales, que comenten crímenes monstruosos, hasta espeluznantes.

La historia avanza por senderos inesperados y cambia continuamente de dirección. En el fondo hay dos novelas paralelas: en unos capítulos se desarrolla la lucha por sobrevivir que mantiene Alex y en otros la investigación de Verhoeven para encontrarla y resolver el caso, que comienza a transitar rumbos inesperados, como si Lemaitre fuera un mago que sacase ideas de la galera. Su enfoque omnisciente le permite ocultar datos que luego al ser revelados sorprenden al lector.

Es prodigiosa la soltura de su escritura. Usa elipsis para crear un suspenso electrizante, en cuya concepción y ritmo se nota que es guionista de series televisivas. Su obra aborda el género policial con un estilo pulido (“Camille conoce la música triste y lenta de las pistas, esa guerra de desgaste que lleva una eternidad y que destroza los nervios.”/ “Es una sensación furtiva, pero siente realmente una emoción dolorosa al verlo dirigirle esa mirada de deseo que le remueve las entrañas, como si fuera un augurio de penas venideras.”) Sus diálogos son precisos y convincentes, se adaptan a los perfiles de los distintos personajes: uno de los más logrados es el de Thomas Vasseur por sus brillantes réplicas. La traducción del francés de Artur Jordà es magnífica y muy literaria.

Pierre Lemaitre (París, 1951) ha sido traducido a dieciocho idiomas. Ganó con Alex el Crime Writers Association International Dagger Award 2013 junto a Fred Vargas y el Premio de Lectores de Novela Negra de Livre de Poche 2012. Fue seleccionado para el RUSA Reading List Horror Award y considerado uno de los libros del año según el Financial Times. Con guión del propio autor será adaptado al cine bajo la dirección de James B. Harris.

Germán Cáceres

Hasta siempre, Rafael

Lamentamos comunicar el fallecimiento de Rafael Ianover, Socio Honorario de nuestra Biblioteca y amigo desde siempre de quienes supimos compartir con él encuentros, anécdotas, charlas, vida.


Ianover nació en la ciudad de Buenos Aires en 1925. Estudió y se recibió de Contador Público Nacional en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires en 1950. Trabajó durante varios años en su profesión, y luego tuvo la posibilidad de actuar en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires como agente corredor de comercialización ganadera.

Fue vicepresidente del Centro de Corredores, síndico del Mercado de Futuros y Opciones y Secretario Honorario, todos cargos desempeñados en la Bolsa de Cereales en diversos períodos.

Fue asesor del Legislador por la Ciudad de Buenos Aires Norberto La Porta, del Partido Socialista.

Actualmente era nuestro Revisor Titular del Órgano de Fiscalización, cargo que ocupaba desde la conformación del Centro Cultural y Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte, en 2005.

El sábado 30 de julio de 2016 fue declarado Socio Honorario de la Biblioteca, cuando presentó en nuestra casa su libro Una historia oscura. Papel Prensa y la conspiración mediática de 1976.

Libro de la memoria

A 23 años del atentado del 18 de julio de 1994, más de 60 actores de diferentes generaciones, estilos y pensamientos fueron convocados por AMIA para interpretar un guión teatral que integra frases de 25 escritores locales.



Se trata de "Libro de la Memoria", el nuevo proyecto que conjuga arte y memoria para seguir exigiendo justicia y recordar a las 85 víctimas fatales del ataque terrorista.

Nuevo "Rincón infantil"

Comienzan las vacaciones de invierno y en la Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte inauguramos un espacio para que los chicos también se acerquen y compartan el placer de la lectura en un ambiente que sientan propio. ¡Los esperamos!






Día de la Independencia


Taller literario 2017

Carlos Penelas continúa dictando el Taller Literario en nuestra Biblioteca, Austria 2154. Puede cursarse todos los jueves, de 20 a 21:30 horas. Para inscribirse, llame al 4802-8211 o escriba a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar. Los cupos son limitados, y los socios de la Biblioteca cuentan con aranceles especiales.


Carlos Penelas ha publicado más de treinta libros de poesía y veinte de prosa, en una extensa carrera que ya lleva más de cuarenta años desde la aparición de su primer poemario, y sigue vigente habiendo editado recientemente su último libro, El huésped y el olvido. Aquí, algunos de los lineamientos que seguirá el Taller, y una breve síntesis biográfica de Penelas.

Propósito
Brindar una visión global de la poesía y la narrativa haciendo una referencia a géneros, autores (nacionales y extranjeros), las raíces, relaciones que se establecen en una literatura comparada y su vinculación con las demás artes.

El taller está pensado para que se obtenga una visión desde la breve historia de la Estética, el análisis de la lectura, el estudio de recursos expresivos, tanto en poesía como en narrativa e introducir al alumno en un ámbito de reflexión.

Objetivos
Conocer elementos prácticos en el análisis literario, claves en el hecho literario, el proceso de creación y de escritura. El participante podrá obtener una mayor formación en la redacción de textos poéticos, narrativos, etc.

El misterio de la creación -autor y lector- irá develando una forma de bucear el alma humana. El taller se enriquecerá a partir de propuestas y lecturas paralelas, no sólo en el campo literario, si no también en una visión social.

Se trata de indagar caminos hacia la convergencia de pensamiento y la literatura. Se recorrerán senderos con una idea de la crítica textual que comprenda una diversidad de actitudes dentro del corpus clásico y contemporáneo.

Ejes temáticos
La sensibilidad creadora - El acto literario, la educación de la sensibilidad - El poder de la escritura - Las raíces en la creación - El intelectual y su medio - La estética y la ética en el proceso creador. Ejemplos en cine, en música, en pintura.

Alumnos publicados
Los talleristas que cursaron en 20102011 y 2013 fueron convocados por la Editorial Dunken para publicar en las ediciones respectivas de El libro de los talleres.

Sobre Carlos Penelas
Cursó estudios en la Escuela Normal de Profesores Mariano Acosta, donde siguió el profesorado en Letras. En la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Buenos Aires cursó Historia del Arte y Literatura. Como estudiante obtuvo en 1968 el Primer Premio de Poesía y Primer Premio de Ensayo en la Escuela Normal de Profesores. Su obra ha obtenido a lo largo de los años el reconocimiento de numerosos autores y prestigiosos críticos.

En 1977 obtuvo el premio "Arturo Marasso" otorgado por el Mariano Acosta; en 1981 logra la Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE); en 1986 el premio "Accésit" otorgado por la XII Exposición Feria Internacional de Buenos Aires "El libro (del autor al lector)" por la mejor cobertura como cronista de Radio Nacional; en 1988 el premio a la Mejor Cobertura como cronista de Radio Nacional otorgado por la XIV Feria Internacional del Libro; en 1988 el Primer Premio de Poesía "Alfonsina Storni" otorgado por Gente de Letras; en 1992 la Mención Especial de Poesía en el Concurso Latinoamericano "Carlos Sábat Ercasty", Montevideo, Uruguay.

Coordina talleres literarios desde 1984, cuando fue Director de los dictados en la SADE. Actualmente mantiene un taller particular en su domicilio.

Fue crítico literario desde 1983 hasta 1989 de LS1 Radio Municipal y LRA Radio Nacional, donde condujo distintos programas culturales. Colaboró durante años con el suplemento literario del diario La Prensa, y fue columnista de medios gráficos del país y el exterior.

Dictó conferencias en la Universidad de La Coruña, Cátedra de Literatura Latinoamericana y la Universidad Autónoma de Madrid. La Fundación Internacional Jorge Luis Borges lo hizo participar entre los diez poetas vivientes más importantes. En los últimos años ha realizado extensas giras de conferencias por Europa, Sudamérica y el interior del país.

Más información en http://www.carlospenelas.com/

Informes e inscripción
Personalmente, en Austria 2154, de lunes a viernes de 16 a 20 horas. Por teléfono, en los mismos horarios llamando al 4802-8211. Por correo electrónico a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar.

El grupo es reducido, y se aplican descuentos para socios de la Biblioteca y quienes se inscriban a más de un taller.  

Tres días y una vida

de Pierre Lemaitre
(Salamandra, Barcelona, 2016, 224 páginas)



Pierre Lemaitre nació en París en 1951 y es uno de los más prestigiosos escritores de su país. Comenzó su carrera en 2006, a los cincuenta y cinco años, con su novela Irène, que fue premiada en el Festival de Cognac, en la que debutó el detective Camille Verhoeven, que luego intervendrá también en Alex (2011), Rosy ⱸ John (2011) y Camille (2012). Por Nos vemos allá arriba recibió varios premios, entre los más destacados el Goncourt 2013 y a la mejor novela del año según los libreros franceses (revista Livres Hebdo).

Ni bien comienza Tres días y una vida, se gesta un suspenso que deja sin aliento. Como es habitual en las obras de Lemaitre, se respira angustia y opresión. Ante el acoso que padecen los personajes se percibe algo de los climas de William Irish y de Patricia Highsmith. Su lectura resulta turbadora, no se puede transitar con serenidad.

La historia de la extraña desaparición del niño Rémi Desmedt en el pequeño pueblo de Beauval da giros inesperados. Se está ante una variante original de la crook-story, y el lector se pone incondicionalmente del lado del culpable, que padece una paranoia insoportable. Juan Pablo Bertazza en Radar (26.2.17) se pregunta “… hasta qué punto el victimario puede volverse víctima de su propia culpabilidad”. Como se comenta en la contratapa es una “Conjugación perfecta entre el Lemaitre literario y el Lemaitre policíaco…”. Aunque sus libros son de género, tienen un desenlace trágico, una atmósfera de desasosiego, con personajes perturbados por un malestar derivado de los peligros que afrontan. Le bastan al autor pocas palabras para fijar su perfil psicológico, así como su problemática.

En el capítulo 12 Pierre Lemaitre describe una tormenta feroz que azota a la población con una maestría admirable. Consigue que parezca que se está viendo en una pantalla cinematográfica o televisiva (“…los truenos estallaban en sus cabezas como si estuvieran dentro de la casa, los relámpagos culebreaban en las ventanas con una luz blanca y cruda, cegadora.”). El mismo talento se observan en la descripción de los destrozos que dejó esa tempestad.

Hay oficio y un impresionante ritmo narrativo. Ayuda a su apreciación la excelente traducción del francés de José Antonio Soriano Marco.

Germán Cáceres