"El poder de los sentimientos"

Segunda función del ciclo dedicado a Alexander Kluge en el Cineclub La Rosa, con la proyección en 16mm de El poder de los sentimientos. Será el miércoles 23 de agosto a las 20:30. Como siempre, con entrada libre y colaboración voluntaria en Austria 2154.


Miércoles 23 de agosto - 20:30 horas
EL PODER DE LOS SENTIMIENTOS
(Die Macht der Gefühle, Alemania, 1983, color/blanco y negro, 115 minutos)
Dirección y guión: Alexander Kluge
Elenco: Hannelore Hoger, Alexandra Kluge, Edgar Boehlke, Klaus Wennemann, Erwin Scherschel, Beate Holle, Uwe-Karsten Koch, Suzanne von Borsody, Paulus Manker.


Un niño muere en la guerra; un niño es apaleado hasta la muerte; entierro de gala para un político asesinado; despedida; salida de un tren; Guiseppe Verdi, Rigoletto, último acto. Cinco saltos en el tiempo, cinco cambios de ubicación; numerosos fragmentos y una cinematografía acelerada que proporciona una experiencia distinta a la del instante vivido en realidad.

"Un niño muere en la guerra. Muerte en el campo de batalla. ¡Traición! Un niño es muerto a golpes. La vengaza mortal de la madre. Eso ocurrió hace 5000 años.- Duelo oficial por un político muerto a tiros. La muerte heroica por la patria, en la película. Despedida, salida del tren. La estrella del Ufa Rudolf Forster: "Sí, pero el hombre nota siempre un minuto después de haber salido el tren que ha olvidado lo más importante". Giuseppe Verdi. Rigoletto. Final de acto.- ¿Por qué trae el cantante S. en el primer acto "una chispa de esperanza en el rostro" si después de 84 reprsentaciones tiene que conocer el horrible desenlace en el quinto acto? Cinco cambios de tiempo, cinco cambios de lugar. Siempre la misma pregunta." (Alexander Kluge)


Proyección en 16mm gracias al Goethe-Institut Buenos Aires. 

Más información: www.cineclublarosa.blogspot.com

Kluge, escritor

Alexander Kluge no sólo destaca por su amplia filmografia o ser uno de los padres del Nuevo Cine Alemán, sino que es además un referente literario en su país. En el marco del ciclo que programa el Cineclub La Rosa los invitamos a conocer dos de sus libros traducidos al castellano recientemente, que forman parte del catálogo de la Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte.


Kluge se doctoró en derecho en 1956, y fue amigo del filósofo Theodor Adorno, que había vuelto a Alemania procedente de Estados Unidos y era profesor en el Instituto de Investigación Social, institución central de la llamada Escuela de Fráncfort.

Antes de ser cineasta fue asesor legal para el instituto, y comenzó a escribir sus primeros relatos durante este período. Por consejo de Adorno, Kluge empezó también a investigar sobre el cine, y en 1958 fue el filósofo quien le presentó a Fritz Lang.

Más allá de su notable carrera como cineasta, Kluge ha obtenido casi todos los grandes premios literarios, como el Georg Büchner, que recibió en 2003, considerado el galardón literario más importante en lengua alemana.

El contexto de un jardín y 120 historias de cine, publicadas recientemente en nuestro país por Caja Negra Editora, forman parte de nuestro catálogo. Siendo socio puede retirarlos para su lectura.

Próximas funciones
El ciclo "Alexander Kluge, arqueólogo y visionario" continúa el miércoles 23 de agosto con El poder de los sentimientos y finaliza el miércoles 30, también a las 20.30 horas, con El ataque del presente al resto del tiempo. Ambas proyecciones son en 16mm gracias al Goethe-Institut Buenos Aires.

En bici a la Biblioteca

Nuestra Biblioteca es también "amiga de las bicicletas", no importa la edad de los asistentes. Prueba de ello, los muchos que se acercan en dos ruedas a participar de las actividades, incluso en en nuevo rincón infantil.



Kluge en el Diario del Viajero

Agradecemos nuevamente a los amigos del Diario del Viajero por la difusión del ciclo dedicado a Alexander Kluge en el Cineclub La Rosa.


Relevante trabajo

Evocando viñetas 3, por Germán Cáceres
(La Duendes, Comodoro Rivadavia, 2017, 100 páginas)



Un seleccionado repertorio de notas y entrevistas complementas dos entregas anteriores sobre la historieta internacional, del pasado y el presente. El argentino Germán Cáceres enfoca variados aspectos de esa manifestación creativa, con el agregado de ilustraciones que traducen la multiplicidad de acciones y personajes que continúan despertando un mayúsculo interés. Cabe acotar que Cáceres ha publicado cinco ensayos con otros temas, así como tres libros de cuentos, ocho de literatura infantil y juvenil, dos novelas, ocho piezas de teatros y dos compilaciones que identifican su distinguida labor.

Enrique Sureda

Comenzó el ciclo de Alexander Kluge

Con la proyección en 16mm de Trabajo ocasional de una esclava dimos inicio al ciclo "Alexander Kluge, arqueológo y visionario" en el Cineclub La Rosa.


Gracias a la gente que nuevamente hizo ver llena nuestra sala, y acompañó la propuesta de un nuevo recorrido por la cinematografía del prolífico realizador alemán.



La presentación estuvo a cargo del programador del Cineclub, Emiliano Penelas.




El ciclo, proyectado íntegramente en 16mm, cuenta con el apoyo del Goethe-Institut Buenos Aires. 


Jornada Red AAPP: Inconsciente-vidas pulsionales

El sábado 2 a las 9:30 horas se llevará a cabo en nuestra Biblioteca, Austria 2154, la 1º Jornada de la Red de Asociaciones Analíticas y Publicaciones Periódicas -AAPP- "Inconsciente - Vidas pulsionales".


Jacques Lacan deseaba que la subjetividad de la época sea el horizonte que observa el psicoanalista para extraer el rasgo de cada uno en la diversidad de la cultura de masas descripta por Freud. Así, cada inconsciente es una vida, y cada vida estaría habitada por la pulsión y el goce. La vida pulsional se presenta como mal vivir, pero sin el goce seria vano el universo, entonces hay una buena fortuna en el encuentro con el Inconsciente.

En el paisaje social, la función del "deseo del analista" encuentra el detalle en cada uno de los sujetos que escucha. Este detenerse en un signo no es demorarse en vano, sino que permite localizar los "signos de goce" (El Uno solo en comunidad). Es también en la enseñanza el arte propio para cada relato clínico. Extraer del mal vivir un bien decir es una oportunidad del psicoanálisis si se alojan en el inconsciente como regla de oro, una medida de ese valor nuevo-. Enrique Acuña (Seminario 2017)

La vida actual está signada por la precariedad. Así lo postulan las ciencias sociales cuando leen la subjetividad contemporánea ligada más bien a lo efímero del consumo, a las múltiples transformaciones de la intimidad y al retorno de los fundamentalismos políticos y/o religiosos, entre otras cosas.

Para el psicoanálisis se trata de la vida pulsional -el mal vivir - en repetición (a la cual Freud dio el estatuto de una pulsión), de la imposibilidad de escribir la proporción adecuada entre los sexos que lleva a modos lábiles de encuentro con el partenaire en la vida amorosa, de lo indisoluble de la cultura con la guerra como efectos de segregación de la diferencia. El inconsciente, un saber no sabido, es la respuesta de Sigmund Freud a lo que llamó la “nerviosidad moderna”: teatro privado de la histeria, religión privada en la obsesión y sistema filosófico en la paranoia.

Para Jacques Lacan se tratará de los efectos de la ciencia en su búsqueda de un saber en lo real vía la fórmula y de su correlato en términos de economía política en los modos de producción del discurso capitalista: rechazo del sujeto del inconsciente y por ende condición de posibilidad para la verificación de la hipótesis freudiana, para lo cual va a oponer al discurso del analista como el reverso de la vida contemporánea. una chance para el bien decir. ¿Cómo se crea, en la ciudad, la autoridad analítica-correlato del inconsciente?

Discutiremos estos temas a partir de 4 ejes que retoman aspectos de la política, la clínica y la episteme abordados en las ciudades donde toma forma la red de Asociaciones Analíticas y Publicaciones Periódicas-que nos fuera propuesta hace dos años por Enrique Acuña:

-Inconsciente respuesta a la ciencia
-Objetos de amor, deseo y goce
-Paradigmas y escrituras del goce
-Las identificaciones en los consumos

*Recepción de propuestas de intervención -resumen-hasta el 21 de agosto al e-mail: enrac@fibertel.com.ar

Christian Gómez - Comisión Organizadora

Nuevo ciclo Alexander Kluge en el Cineclub La Rosa

El Cineclub La Rosa dedica un nuevo ciclo al cineasta alemán Alexander Kluge, con proyecciones en 16mm gracias a la colaboración del Goethe-Institut Buenos Aires. Como siempre, con entrada libre y colaboración voluntaria en Austria 2154, en el nuevo horario de las 20:30.


Luego de haberle dedicado un ciclo al comienzo de nuestra novena temporada, regresamos con Alexander Kluge, uno de los padres del llamado "Nuevo cine alemán".

Nacido el 14 de febrero de 1932 en Halberstadt, el 8 de abril de 1945 una bomba aérea de los aliados explotó a solo diez metros de donde se encontraba Kluge, de 13 años entonces. "Debe ser posible presentar la realidad como la ficción histórica que es", dice.

Estudió derecho, historia y música en las universidades de Marburgo y Fráncfort, y se doctoró en derecho en 1956. Durante su época de estudiante fue amigo del filósofo Theodor Adorno, que había vuelto a Alemania procedente de Estados Unidos y era profesor en el Instituto de Investigación Social, institución central de la llamada Escuela de Fráncfort.

Kluge trabajó como asesor legal para el instituto, y comenzó a escribir sus primeros relatos durante este período. Por consejo de Adorno, Kluge empezó también a investigar sobre el cine, y en 1958 Adorno le presentó al director alemán Fritz Lang. En 1960 rueda su primer cortometraje Brutalidad en piedra (1961), junto a Peter Schamoni, ya proyectado en 2015.


En 1962 es uno de los firmantes del manifiesto de Oberhausen, que declara muerto el cine alemán de los años 1950 y como alternativa propone a los nuevos realizadores del Nuevo Cine Alemán. Junto a Edgar Reitz y Detten Schleiermacher, ese mismo año, asume la dirección del nuevo instituto de Formación Cinematográfica de Ulm (Institut für Filmgestaltung). En 1963 funda su propia productora que sigue funcionando hasta la fecha: Kairos-Film.

"En 1966 Kluge estrena su primer largometraje, Adiós al ayer (Abschied von gestern), y se convierte en el primer realizador alemán que, tras la guerra, gana el León de Plata en el Festival Internacional de Cine de Venecia. En 1968 gana el León de Oro por Artistas bajo la carpa del circo: perplejos (1967, proyectada en nuestro ciclo anterior), y con esto se le reabren al cine alemán las puertas de Europa", reseña Carla Imbrogno en el prólogo de 120 historias de cine, libro de Kluge editado en Buenos Aires por Caja negra, en 2010, que forma parte del catálogo de la Biblioteca.

Desde ahí sus producciones viran hacia un carácter más documental. Profundiza en un estilo analítico y asociativo que se convertirá en una clave personal, como en Trabajo ocasional de una esclava (1973), que proyectaremos en este ciclo.

Luego ganaría en los festivales de Oberhausen, Venecia, Cannes y Berlín, y en 2007 recibió la Gran Orden de Mérito de la República Federal de Alemania, y un año más tarde el Premio de Honor de la Academia de Cine de Alemania.

Además, ha obtenido casi todos los grandes premios literarios, como el Georg Büchner, que recibió en 2003, considerado el galardón literario más importante en lengua alemana. El título del ciclo está tomado del artículo sobre Kluge de Gerhard Midding.

Emiliano Penelas
Programador


Miércoles 9 de agosto - 20:30 horas
TRABAJO OCASIONAL DE UNA ESCLAVA
(Gelegenheitsarbeit einer Sklavin, Alemania, 1973, blanco y negro, 91 minutos)
Dirección y guión: Alexander Kluge
Elenco: Alexandra Kluge, Franz Bronski, Sylvia Gartmann, Traugott Buhre, Ursula Dirichs, Walter Flamme

Roswitha Bronski, casada, con tres hijos, regenta una consulta médica de abortos, con el fin de alimentar a Franz, su marido estudiante, y "poderse permitir algunos niños más". El realizador muestra en el mismo comienzo del filme con chocante exactitud las actividades de Roswitha, pero el problema del aborto no es el tema de la película. Kluge analiza en el caso de Roswitha Bronski el papel de la mujer en la familia, en la sociedad.


Miércoles 23 de agosto - 20:30 horas
EL PODER DE LOS SENTIMIENTOS
(Die Macht der Gefühle, Alemania, 1983, color/blanco y negro, 115 minutos)
Dirección y guión: Alexander Kluge
Elenco: Hannelore Hoger, Alexandra Kluge, Edgar Boehlke, Klaus Wennemann, Erwin Scherschel, Beate Holle, Uwe-Karsten Koch, Suzanne von Borsody, Paulus Manker

Un niño muere en la guerra; un niño es apaleado hasta la muerte; entierro de gala para un político asesinado; despedida; salida de un tren; Guiseppe Verdi, Rigoletto, último acto. Cinco saltos en el tiempo, cinco cambios de ubicación; numerosos fragmentos y una cinematografía acelerada que proporciona una experiencia distinta a la del instante vivido en realidad.


Miércoles 30 de agosto - 20:30 horas
EL ATAQUE DEL PRESENTE AL RESTO DEL TIEMPO 
(Der Angriff der Gegenwart auf die übrige Zeit, Alemania, 1985, color, 106 minutos)
Dirección: Alexander Kluge.
Elenco: Jutta Hoffmann, Armin Müller-Stahl, Michael Rehberg, Peter Roggisch, Rosel Zech, Alfred Edel, Rosemarie Fendel.

Conjunto de relatos cuyos protagonistas se enfrentan a situaciones críticas que los obligan a reflexionar sobre el pasado y a plantearse el futuro. A una joven doctora la atormenta la banalidad de su vida. Una familia se sienta frente a un ordenador como si se tratara del fuego de la chimenea. Una maestra de jardinería debe entregar a un chico a sus tutores legales... Un filme de ensayos en episodios, que "se despide del cine clásico", según el propio director. Trizas de la realidad, que sin embargo se atienen todas estrictamente a una idea, como un único instante puede entrelazar todo el antes y el después.



Ciclo realizado con el apoyo del Goethe-Institut Buenos Aires.

Teatro en la Biblioteca

Les recordamos que ya están abiertas las inscripciones para los talleres de Teatro para adultos y adolescentes en nuestra Biblioteca, Austria 2154.


Desarrollá tu capacidad expresiva, encontrá nuevas formas de decir y comunicar emociones, sensaciones e ideas.

Explorá la percepción y las posibilidades corporales, tus sentidos, y redescubrirte desde otras perspectivas.

Los talleres comenzarán en agosto. El grupo de adultos se dictará los lunes a las 20, mientras que el de adolescentes los martes a las 19 horas.

Informes e inscripción
Personalmente, en Austria 2154, de lunes a viernes de 16 a 20 horas. Por teléfono, en los mismos horarios llamando al 4802-8211. Por correo electrónico a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar.

Los grupos son reducidos, y se aplican descuentos para socios de la Biblioteca y quienes se inscriban a más de un taller.

Lo uno, lo múltiple: lo inconsciente

La clase del 15 de julio de 2017 del Seminario de Enrique Acuña “Las escrituras del goce femenino -psicoanálisis y literatura-" retomó el uso de las referencias al diálogo platónico Parménides y a las Enéadas del neoplatónico Plotino, las cuales son paso obligado para seguir las razones del Seminario 19 de Lacan, en torno a las diversas nociones de lo Uno en su relación con lo múltiple.


Este uso a la vez supone correlacionar términos provenientes de dos filosofías, la griega-occidental clásica de Platón y la derivación de esta en la Roma cristiana por Plotino, con una modificación dentro de la enseñanza de Lacan del concepto del inconsciente, no así de lo inconsciente.

En otras palabras, más allá que la denominada segunda enseñanza de Lacan imprime la modificación del uso de algunos significantes, la creación de otros nuevos, el desplazamiento teórico del registro de lo simbólico al de lo real, no supone el abandono en forma sistemática, descriptiva o tópica del inconsciente. Menos aún que el psicoanálisis se transforme en una psicología individual, un carácter sin represión solapado, sino la de un-dividuo donde hay otra incidencia de lo inconsciente. No siendo pues tampoco un reemplazo meramente semántico de unos neologismos en lugar de la palabra inconsciente, ni de este como concepto.

Así, distinguió Enrique Acuña dos inconscientes que se corresponden a dos articulaciones distintas de los registros del lenguaje por medio del significante. El primero el “Inconsciente del Otro”, cadena donde hay articulación entre dos significantes, preeminencia del sentido, desplazamiento del discurso e intención de significación.

El segundo, el “Inconsciente Uno”, no es un avance en el transcurso de un análisis, una instancia previa que se hace presente, un progreso sobre un pasado, sino un resultado, un detrito, una reducción en la cual los significantes aislados a efectos del recorrido de la experiencia de un análisis precipitan por separado y no hacen cadena; señalan marcas del objeto que indican goce pulsional. La forma en que Lacan denominó al conjunto de esas marcas parciales de goce aisladas fue la de enjambre.

Los distintos desplazamientos semántico-conceptuales entre un inconsciente y otro, según la tesis que plantea, refieren a un Lacan que ya cuenta en la elucubración teórica de su práctica con el recorrido de análisis que han sido llevados hasta cierto límite, en sus confines.

En el primer curso publicado y traducido al español de Jaques-Alain Miller –no el primero de los que dictara- retoma las nociones de lo Uno y lo múltiple con las referencias a la filosofía mencionadas, sitúa Enrique Acuña: “Los signos de goce de Jacques-Alain Miller, en una forma poética titulado Ce quifait insigne, homofónicamente puede ser: eso que hace insignia, un signo, un cisne.”

Otros de los términos propuesto a investigar son el pasaje de la repetición en la cadena – tyche y automaton – a la “iteración de lo uno”, donde va desde la ontología incompleta del inconsciente no realizado, como potencia, a una “henología”.

Se despliegan así una serie de problemas epistémicos, clínicos y políticos en el saldo de la experiencia de un análisis llevado a su fin, del cual sería esperable la deducción por parte del hasta entonces analizante, de aquello que pasa a indicarle lo singular. Lo que no reenvía a un individuo autónomo sin mellas, sino más bien a una nueva objeción razonada de una psicología de la conciencia.

Esta reducción resulta precipitada por un acto que implica conectar el decir –en el lenguaje- con lo imposible de saber –vacío de la estructura-.

Con los significantes unos separados y articulados al objeto a –insignias-, Lacan habla de “lo que hay”, “hay el goce”, sin quedar atrapado a un ser sustancial cerrado a un destino fijo.

Lo que podría mal comprenderse de lo uno y lo múltiple en un uso meramente coloquial, si se tomaran estos términos fuera de los sistemas filosóficos utilizados por Lacan en su Seminario.

Así pues la aproximación a estos dos unos en el neoplatonismo de Plotino, implican un uno previo hypostasiado como condición, como fundamento lógico, del cual por emanación arriba a una idea –acción del lenguaje de descompletamiento- que introduce el equívoco en el Nous –inteligencia-. Este primer paso lógico da la condición de posibilidad para el pasaje a la tercera hypostasis –el alma- donde ya los cuerpos particulares pueden intentar, imaginar conectarse por la vía del amor y lo sensible.

Si acá se detuviera este movimiento estaría fijado un ser a la dialéctica amorosa, aquella que crea entre los puntos suspensivos entre hombres y mujeres un tipo de hay uno “hay uno de a dos”, por la vía del fantasma, de aquí la pertinencia de la función de la carta de almor –escritos también que tienen sus ejemplos en la historia de las civilizaciones-.

Lo innovador del psicoanálisis como discurso, es que tomando el provecho de la estructura del amor –transferencia- en la senda del saber –amor al saber en el artificio del sujeto supuesto al saber- da la posibilidad de la producción del detritus de las marcas de la pulsión –articulación de significantes unos separados con objetos parciales de la pulsión-.

Estas marcas hacen en alguien signos de su goce, con los cuales se separan –no hay proporción sexual- y juntan –aman- soledades.

Este rodeo por las tres hypóstasis plotinianas da con otro uno, el del enjambre de los significantes unos contables y singulares, que no son los rasgos significantes de la condición amorosa, sino modos intransferibles de vivir la pulsión; registro que no está a la entrada como un saldo de saber, sino en el mejor de los casos aunque ignorados, como elementos del síntoma en tanto conflicto pulsional, cuando se hizo analítico.

Con esta reducción llevada por una experiencia de alguien con y por el lenguaje en el marco de un análisis, destacó Enrique Acuña, será preciso discriminar también las acepciones de “letra” en la enseñanza de Lacan, en los pasajes entre: escuchar, leer y la función de lo escrito –distinta a la carta de almor y a la operación del literato- ya que no ha sido homogéneo saber sobre el goce, que localizarlo en fragmentos.

Por Germán Schwindt

Bibliografía
  • Lacan Jacques. El Seminario, Libro 19, …o peor. Editorial Paidós. Buenos Aires 2012
  • Miller Jacques-Alain. Los signos del goce. Editorial Paidós. Buenos Aires. 1998
  • Platon. Diálogos. Parménides. Traducción de María Isabel Santa Cruz. Editorial Gredos. Madrid. 2000.
  • Plotino. Enéadas. Traducción María Isabel Santa Cruz y María Inés Crespo. Editorial Colihue Buenos Aires. 2007.

En la Cinain

El Cineclub La Rosa, a través de la Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte, ha sido empadronado entre las Instituciones Audiovisuales de la Cinemateca y Archivo de la Imagen Nacional (CINAIN).


El Padrón de Instituciones Audiovisuales es un registro en el que constan el conjunto de organismos nacionales, provinciales o municipales como así también universidades y entidades con personería jurídica y gremial a las que la Ley 25.119 y su Decreto reglamentario Nº 1209/2010 reconocen el derecho para elegir a sus representantes en el Consejo Asesor y Comité de Honor de la CINAIN.

El Padrón de Instituciones Audiovisuales contiene así la inscripción de quienes reúnen los requisitos para proponer los miembros que conformarán el órgano político de dicho organismo. Entre ellos, el .

Dichas instituciones son las siguientes: 1. El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA); 2. Las escuelas de cine dependientes de instituciones oficiales o universidades privadas o que tengan personería jurídica o actúen dentro de entidades que tengan personería jurídica; 3. Las asociaciones de críticos de cine reconocidas o que tengan personería jurídica; 4. Los cineclubes y cinematecas representativas que tengan personería jurídica o actúen dentro de entidades que tengan personería jurídica; 5. Las asociaciones de directores de cine representativas que tengan personería jurídica; 6. Las asociaciones de productores de cine representativas que tengan personería jurídica; 7. El Sindicato de la Industria Cinematográfica Argentina (SICA); 8. La Asociación Argentina de Actores (AAA); 9. Fondo Nacional de las Artes; 10. Museo del Cine de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires e instituciones análogas que existieren.