Reapertura al público

Luego del receso estival, la Biblioteca reabre sus puertas al público desde el lunes 10 de febrero de 2020, en nuestro horario habitual de lunes a viernes de 16 a 20 horas. Les recordamos que en marzo estarán comenzando nuevamente nuestro cursos y talleres. ¡Los esperamos!


De Ronde / Retrato de un apátrida

Por Gustavo Bernstein
(Ítaca ediciones, Buenos Aires, 2019, 250 páginas)


Recién en la página 29 se aclara que Christian Frans de Ronde (1913-1996) fue una ajedrecista que formó parte del equipo holandés en la Olimpíada de 1939 desarrollada en Buenos Aires. En este torneo intervinieron figuras relevantes como Capablanca, Alekhine, Keres y Tartakower. A raíz del estallido de la Segunda Guerra Mundial en ese mismo año, tanto De Ronde como otros maestros europeos (Erich Eliskases, Gideon Stahlberg, Miguel Najdorf y Moshe Czerniak) se radicaron en nuestro país. De Ronde fue declarado desertor por Holanda en 1942. Es oportuno mencionar el agudo análisis que Bernstein realiza sobre la famosa Novela de ajedrez, de Stefan Swieg.

A tramos el libro da la impresión de que la figura del ajedrecista fue una excusa para mostrar la realidad social y política que vivió la Argentina a partir de su exilio. Así se asemeja a un diario íntimo en el que tienen lugar cartas, entrevistas, diálogos y citas de libros y de diarios, siempre a través de una escritura cuidada, plena de períodos, de símbolos y de innumerables referencias culturales. Entre ellas varias opiniones profundas de De Ronde: “Puro no hay nada en este mundo. Todo en el hombre es materia espuria. Una cruzada por la pureza acabaría en un suicidio colectivo”, y otras propias de su personalidad introvertida: “Nadie sabe sobre mi vida. Es como quiero que sea. Elegí ser un paria”. En su solitaria existencia –aunque se casó y tuvo un hijo–soportó muchos sufrimientos: al respecto su esposa argentina opinaba de él que “…le intrigaba este caballero hermético, tan distante y al mismo tiempo tan ceremonioso en sus modales”. Además de un gran jugador, De Ronde era un erudito muy versado en diferentes cuestiones artísticas, literarias, científicas y filosóficas. Al comentarlas Gustavo Bernstein demuestra que él también lo es.

En De Ronde/Retrato de un apátrida aparecen varios personalidades interesantes, entre ellas Raúl Santana, crítico de arte, pintor y curador, y Jorge Acha, al que el autor dedicó numerosos trabajos (compilador de Escritos Póstumos y de Jorge Acha: una eztetyka sudaka; director y guionista del filme Thálassa, un autorretrato de Jorge Acha).

A partir de la página 71 el texto se convierte en un original ensayo político sobre el peronismo, que parece no tomar partido definitivo sino enarbolar sus grandes méritos y sus inmensos defectos, pero no puede dejar de deslizar un fuerte escepticismo. Todo este período de la historia nacional (desde el ingreso de De Ronde al país) es sinuoso y desconcertante por la violencia que termina desatándose entre la guerrilla y los grupos paramilitares organizados por las fuerzas armadas. La valiosa documentación a que recurre Bernstein asombra y apabulla. Una jovencita –sobrina política del ajedrecista– afirma: “Para mí, el mundo adulto se había ido a la mierda, estaban todos locos…” Y resulta espeluznante y desgarrador el relato de su madre, que estuvo prisionera y sometida a torturas en los sótanos del Batallón 601 de Inteligencia del Ejército.

Ante la posible interpretación de De Ronde/Retrato de un apátrida como una novela dispersa que participa de distintos registros, el mismo autor se encarga de definirla: “Una novela concentrada responde a la estructura cerrada del cuento. Es un cuento, pero largo. A mí me gustan rizomáticas. Me gustan las fugas, el divague. Las veo más parecidas a la vida.”

También el libro reproduce las manifestaciones del hijo, Christian de Ronde, que se doctoró en Física en Utrech (Holanda). “No sé qué decir de mi viejo. Todos lo han querido catalogar un ácrata, un ajedrecista, un desertor solitario. Son clasificaciones engañosas. Si hubiera que elegir una palabra, yo diría que fue un asceta”.

En el diálogo que mantiene Bernstein con Marcela Alba, una terapeuta especializada en niños –y ex esposa–, hay varios hallazgos brillantes de la psicóloga al analizar los vínculos de la familia De Ronde y, además, confesiones de parte del escritor sobre sus debilidades y defectos personales.

El libro intenta en los últimos tramos encerrar en una amplia definición del personaje. Pero Bernstein prefiere en el capítulo final, el 64 –como la totalidad de casilleros del juego–, una definición sencilla y pragmática: “Si alguna esquirla de eternidad había estallado en su vida tenía que haber acontecido en una partida. ¿En cuál? No tuve dudas. Tim Krabbé, en su artículo, ya la había calificado: «Una partida inmortal». Lo que De Ronde fue había quedado inmortalizado en ese instante de su vida. Ahí debía buscar la impronta de su temperamento (…) Sencillamente genial. No por nada había quedado en los anales del ajedrez como una partida mítica.” Se refiere a Chris De Ronde vs. Hendrik Kamstra (Amsterdam, 1938). (Ver en https://www.youtube.com/watch?v=NkPXTsOXViM).

Gustavo Bernstein (Buenos Aires, 1966) es arquitecto, periodista, escritor y cineasta. Ha publicado, además de los títulos ya nombrados, Maradona, iconografía de la patria, Diez relatos cinematográficos, Sarrasani, entre la fábula y la epopeya, La patria peregrina, Ejercicios de fe, Mutatis Mutandis y El rostro de Cristo en el cine. Una lectura cinematográfica del Evangelio. En cuanto a director debe agregarse su película Sudacas. Como periodista ha colaborado en los diarios La Nación, Clarín, Página/12, Ámbito Financiero, La Gaceta de Tucumán y la Agencia Télam. Fue profesor de cine en el Centro Cultural Ricardo Rojas de la U.B.A.

Germán Cáceres

Avanza la remodelación del baño

Cuando falta poco para la reapertura al público, continuamos las obras de remodelación del baño de la Biblioteca.





Colocación de azulejos

Este sábado se colocaron los primeros azulejos sobre las paredes del baño de la Biblioteca, avanzando en la refacción.





25 noches de insomnio 3

Historias que te quitarán el sueño por Marcelo di Marco
(Editorial Bärenhaus, Buenos Aires, 2019. 176 páginas)


El libro comienza con una cita maravillosa y finaliza con una nota que capta en profundidad el espíritu de estas nuevas veinticinco noches de insomnio (y van setenta y cinco). La cita es de Stephen King y dice: “El miedo es la emoción que nos ciega. ¿A cuántas cosas tememos? (…) experimentamos la emoción que nos ciega, la emoción que reduce el proceso intelectual a una piltrafa”. Y en la contratapa Rubén Tizziani asegura: “Valió la pena disfrutar de una prosa ajustada y entretenida, que suena según la necesidad del sujeto y deriva de la procacidad más chabacana a un lenguaje terso y cuidado que introduce al lector en infinitos e inesperados universos.” Entre ambas referencia hay cuentos que encandilan al lector y una Marginalia que los comenta y explica: a esta altura de la trilogía se la puede considerar como un complemento narrativo, como si los cuentos además del propio suspenso crearan otro adicional que reclamara las acotaciones de Marcelo di Marco. Si este llegara a escribir un cuarto volumen – ¡ojalá!–, que no se le ocurra prescindir de esta sección porque se encontrará con tantas protestas de lectores como las que tuvo que enfrentar Conan Doyle cuando intentó matar a Sherlock Holmes.

«Helga: THE BODIES XXX SHOW» inicia el libro y presenta un final tan rotundo como inesperado. Además, ilustra sobre la existencia de exposiciones macabras con cadáveres plastinados cuyos seres vivos originarios dieron el consentimiento para ser expuestos y manipulados. Este procedimiento revela que autor está al corriente de lo que está sucediendo en el mundo contemporáneo, al que contempla con bastante escepticismo. Ese mismo recelo aparece en «Preppers» (o preparacionistas), quienes estudian los métodos que usarán cuando llegue el distópico caos final, a la manera de la serie televisiva The Walking Dead, pero no será una guerra contra los zombis sino entre grupos humanos de ideas irreconciliables. Añadamos que por algo a esta época geológica se la denomina Antropoceno (que atribuye los problemas del cambio climático a la acción del hombre) y que un simbólico Reloj del Apocalipsis, situado en Chicago desde 1947, va marcando el acercamiento hacia nuestra destrucción total.

«El pedito místico» se sumerge en el ámbito fantástico hasta desembocar como un rayo en un final donde aparece el tema del doble (Doppelgänger), que también repite sutilmente en «La pregunta del millón» y en «El Enano Preguntón» (que “todos hospedamos en algún hediondo sótano del cerebro”).

Di Marco está muy bien informado sobre todos los aspectos de nuestro complicado siglo XXI (neologismos, modas, armas, costumbres, ideas y los ejemplos continúan). Emplea un vocabulario amplísimo sobre todos los temas que se puedan imaginar. Es un observador de la vida cotidiana, también de sus propias experiencias y un frecuentador de internet y de YouTube, de cuyos universos informáticos extrae material para sus ficciones. Y también es un cinéfilo que devora películas y las cita: por ejemplo Huracán (1937), de John Ford, en «Del espantoso final de la isla Endura: habla el único sobreviviente» o Drácula (1931), de Tod Browning, en «Niños de la noche», título que repite una frase del famoso vampiro. Esta última es una historia de licantropía y la otra un homenaje a Howard Phillips Lovecraft, cuya obra completa parece conocer prácticamente de memoria.

«Más allá del ventanal» presenta un desenlace desgarrador, que en «El patio del vecino nuevo» se convierte en sorpresa macabra. También «Cachorro de loba» tiene una resolución perturbadora cuando sale a luz la verdadera identidad del narrador.

El análisis psicológico está presente en la perspicaz captación del hombre genuflexo y sometido de «En la alegría de la liberación».

Alusiones y pequeños detalles revelan que la presunta e indefensa víctima es el cruel y monstruoso culpable: «El devenir chongo» se erige así en un cuento formidable. Otra lograda inversión de roles se da en «Una vida perdida»: durante un viaje en tren después de practicar un ajuste de cuentas, el narrador descubre por la ventanilla, tirado en un terraplén, a un muerto y resulta que es él (aprovecha para señalar una escena de Apenas un delincuente, 1949, de Hugo Fregonese).

“Y el beso había sido inolvidable. Invitaba a la veneración, a la noche, a la más degradante dulzura.” Este comienzo con toques románticos, sin embargo conduce, en «El tipo», a un desenlace fatal: “Y el suelo le tiembla bajo los pies, el suelo se le abre más y más en un vértigo de grieta y alarido y salto hacia la nada”. Sin duda, un cuento muy bello.

En «El caso Vicky», una niña tan mala como el famoso Chucky protagoniza una narración aterradora, como la calificó Alejandro Baravalle, mientras que Vicente Battista y Fernando Sorrentino optaron por considerar al cuento como ¡Diabólico!

«La chica trans» se caracteriza por su truculencia, que remite –como aclara Di Marco– a las antológicas historietas de la célebre revista norteamericana Creepy.

Nada está dicho, todo está sobreentendido en «Ladrillos», una espléndida historia de fantasmas.

«Anatomía del fracaso» es una estupenda recreación de una tormenta arrolladora que azota un bosque y aporta una concepción literaria intertextual en la que aparece el doctor Frankenstein. Finales impensados deparan los brevísimos relatos «La oscura magia del amor» y «Morir en casa, morir despacio». En el comentario de este último el autor aprovecha para criticar la microficción por no considerarla “un hacer creador”.

Un infierno de crueldad y aberraciones tiene lugar en un instituto docente pese a que se escucha música sublime. A este «Finale Classico» se le añade la explicación de un procedimiento narrativo que hace evocar el famoso Macguffin de Hitchcock.

«El Globo de de la Muerte» es un original cuento sobre un suicidio.

Hay profundas reflexiones en Marginalia sobre el final abierto, tomando como punto de partida el imprevisto y brillante de «Amante esposo».

Un atrayente cuento de brujas es «Mabel, la actriz novicia» y por la convicción que exhibe puede llegarse a la conclusión de que tiene razón el dicho popular: “…que las hay, las hay”.

Un final contundente que implica una venganza de la víctima se encuentra en «Fin de curso».

Marcelo di Marco (Buenos Aires, 1957) ha publicado seis libros de poesía, cinco de ensayo, y los siguientes títulos de terror fantástico: El fantasma del Reich (relatos, 1995), Victoria entre las sombras (novela, 2011), La mayor astucia del demonio (relatos, 2016) y la trilogía 25 noches de insomnio (relatos, 2017, 2018 y 2019). Según J.R. Fernández de Cano es “…uno de los intelectuales argentinos más destacados de la segunda mitad del siglo XX.” En la actualidad dirige la colección Biblioteca Elegida, proyecto lanzado en 2019 por la Editorial Bärenhaus y el Taller de Corte y Corrección. Este último lo conduce Di Marco junto con su esposa Nomi Pendzik y sus hijas Florencia y Marina, y desde 2013 a través del canal You Tube informa acerca de esta actividad. Fundó en 2005 el círculo de escritores de terror y fantasía La Abadía de Carfax.

Germán Cáceres

Continúan los trabajos en los baños

Se picaron las paredes de los baños y sacaron los sanitarios. La idea es ampliar el espacio y construir un baño más cómodo y accesible para los asistentes.





Donación de Carlos Solero

Agradecemos a Carlos A. Solero por la donación de su último libro, Letras en la tormenta, que incluye algunos artículos que fueron publicados en esta página.


El ejemplar, que está dedicado para la Biblioteca, estará disponible pronto en nuestro catálogo.


Sasturain en nuestro catálogo

Estos son los libros disponibles en nuestro catálogo del recientemente nombrado director de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, Juan Sasturain.


Se encuentran disponibles Arena en los zapatos (Sudamericana 2008), La patria transpirada (Sudamericana 2010) y Dudoso Noriega (Sudamericana 2013).

Baños a nuevo

En pleno receso en la atención al público, aprovechamos para comenzar las obras de refacción de los baños de la Biblioteca.





Saludamos a los nuevos nombramientos en Cultura

Desde la Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte enviamos nuestros saludos y deseos de éxito en su gestión a los recientes nombramientos en el área de cultura referidos al ámbito bibliotecario.


Nos referimos a María del Carmen Bianchi, nueva presidenta de la CONABIP, Comisión Nacional de Bibliotecas Populares, quien ya estuvo en el cargo en el período 2003-2011; y a Juan Sasturain al frente de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno.


A ambos los esperamos pronto en nuestra Biblioteca, recientemente declarada "Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires".

La edad de la duda

por Andrea Camilleri
(Salamandra, Barcelona, 2012, 222 páginas)


Su escritura sin fisuras ofrece símiles sencillos, de lectura atrapante y diálogos irónicos. Soberbia la traducción del italiano de Teresa Clavel Lledó.

Se inicia con una crítica al maltrato que reciben los inmigrantes que huyen de la pobreza y la guerra buscando refugio en Italia.

Un cadáver aparece misteriosamente en un bote solitario en el puerto de Vigàta (una ciudad imaginaria de Sicilia concebida por el escritor), y es localizado por un velero sospechoso llamado Vanna. Y a partir de este hecho se suceden numerosos interrogantes y un nuevo asesinato, hasta que se descubre que es un asunto relacionado con el tráfico de diamantes provenientes de Sierra Leona (África).

Y el comisario Salvo Montalbano se ocupa de la investigación. Pero el famoso personaje de cincuenta y ocho años creado por el exitoso Camilleri, se enamora perdidamente de una mujer joven y bella, Laura, comportándose como un adolescente, además de sufrir remordimientos porque de alguna manera le está siendo infiel a Livia, su eterna novia, con la cual sostiene conversaciones telefónicas muy divertidas. También son desopilantes las discusiones que se originan entre él y el forense, un excéntrico doctor Pasquano.

Son atractivas las resoluciones previas sobre el caso que especula Montalbano, como también sus monólogos interiores que intentan analizar su propia psicología. En cierta manera conversa con la voz de su conciencia.

Como es habitual en Camilleri, el humor siempre está presente: “Dicen que en muchos casos la muerte es una liberación. Para quienes mueren, naturalmente, porque para quien sigue vivo casi siempre es una complicación de cojones.”

La intriga que se va gestando es astuta e inteligente porque no se sabe hacia dónde va la historia y, de esta manera, se produce tensión y suspenso durante su lectura. Además, el autor juega con las sorpresas y los numerosos personajes que aparecen a lo largo del libro (”Pero de ese modo la investigación, en vez de empezar a reducirse, se ampliaría aún más al implicar a otras personas. Y eso es lo peor que puede suceder…”, opina el comisario).

La edad de la duda mantiene permanentemente un tono agradable y un clima humorístico (“¡Maldita la hora en que había decidido comer en aquel restaurante asqueroso! ¡Y encima carísimo! En la cocina debía haber un drogadicto en fase terminal o un criminal sádico con vocación de exterminador.”) La resolución del enigma por parte del protagonista resulta convincente.

Andrea Camilleri (Porto Empedocle, Sicilia, 1925-Roma, 2019) fue poeta, narrador, guionista y director de cine, teatro y televisión. Guionó y dirigió y la serie del inspector Maigret, de Simenon, y la de las aventuras del teniente Sheridan. Realizó montajes teatrales de obras de Pirandello, Ionesco, Eliot y Beckett. En 1994 se publicó La forma del agua, primera novela de las dieciocho protagonizadas por el comisario Montalbano (bautizado así en homenaje al escritor Manuel Vásquez Montalbán), de gran suceso mundial. El personaje dio lugar a una serie de televisión que supervisó el propio autor.

Germán Cáceres

Este libro forma parte del catálogo de la BibliotecaSiendo socio puede retirarlo para su lectura.

Comision Directiva 2019-2021

Presidente: Carolina Orsi

Vicepresidente: Rocío Danussi

Secretario: Emiliano Penelas

Tesorero: Atilio Francisco Orsi

1º Vocal Titular: Mabel Leonor Salas

2º Vocal Titular: Juan Pablo Orsi


Órgano de Fiscalización

Revisor Titular: Guillermo Fuentes Rey

-------------------------------------------------------------

Período 2017-2019


Presidente: Carolina Orsi
Vicepresidente: Rocío Danussi
Secretario: Emiliano Penelas
Tesorero: Atilio Francisco Orsi
1º Vocal Titular: Mabel Leonor Salas
2º Vocal Titular: Juan Pablo Orsi

Órgano de FiscalizaciónRevisor Titular: Guillermo Fuentes Rey

-------------------------------------------------------------

Período 2015-2017
Presidente: Emiliano Penelas
Vicepresidente: Ana Rodríguez Marcó
Secretario: Atilio Francisco Orsi
Tesorera: Carolina Orsi
1º Vocal Titular: Juan Pablo Orsi
1º Vocal Suplente: Arnaldo Juan Manuel Marrero

Integrantes del Órgano de Fiscalización
Revisor Titular: Rafael Ianover
1º Revisor Suplente: Pablo Carlos Arias

-------------------------------------------------------------

Período 2013-2015
Presidente: Emiliano Penelas
Vicepresidente: Ana Rodríguez Marcó
Secretario: Atilio Francisco Orsi
Tesorera: Carolina Orsi
1° Vocal Titular: Juan Pablo Orsi
1º Vocal Suplente: Arnaldo Juan Manuel Marrero

Integrantes del Órgano de Fiscalización
Revisor Titular: Rafael Ianover
1º Revisor Suplente: Pablo Carlos Arias

-------------------------------------------------------------

Período 2011-2013
Presidente: Emiliano Penelas
Vicepresidente: Ana Rodríguez Marcó
Secretario: Atilio Francisco Orsi
Tesorera: Carolina Orsi
1º Vocal Titular: Juan Pablo Orsi
2º Vocal Titular: Arnaldo Juan Manuel Marrero
1º Vocal Suplente: Carlos Palacios
2º Vocal Suplente: Guillermo Fuentes Rey

Integrantes del Órgano de Fiscalización
Revisor Titular: Rafael Ianover
1º Revisor Suplente: Raúl Horacio Megy

-------------------------------------------------------------

Período 2009-2011

Presidente: Emiliano Penelas
Vicepresidente: Guillermo Fuentes Rey
Secretario: Atilio Francisco Orsi
Tesorera: Carolina Orsi
1º Vocal Titular: Juan Pablo Orsi
2º Vocal Titular: Arnaldo Juan Manuel Marrero
3º Vocal Titular: Celina Benfield
1º Vocal Suplente: Ana Rodríguez Marcó
2º Vocal Suplente: Carlos Palacios

Integrantes del Órgano de Fiscalización
Revisor Titular: Rafael Ianover
1º Revisor Suplente: Raúl Horacio Megy

-------------------------------------------------------------

Período 2007-2009
Presidente: Atilio Francisco Orsi
Vicepresidente: Emiliano Penelas
Secretario: Guillermo Fuentes Rey
Tesorera: Guillermina Lopes
1º Vocal Titular: Arnaldo Juan Manuel Marrero
2º Vocal Titular: Carolina Orsi
3º Vocal Titular: Carlos Palacios
1º Vocal Suplente: Juan Pablo Orsi
2º Vocal Suplente: Celina Benfield
3º Vocal Suplente: Elsa Falcó

Integrantes del Órgano de Fiscalización
Revisor Titular: Rafael Ianover
1º Revisor Suplente: Pablo Carlos Arias

-------------------------------------------------------------

Período 2005-2007
Presidente: Atilio Francisco Orsi
Vicepresidente: Pablo Carlos Arias
Secretario: Rafael Ianover
Tesorera: Carolina Orsi
Vocales Titulares: Christian Raúl Chaves López, Guillermo Fuentes Rey, Guillermina Lópes, Emiliano Penelas y Néstor Jorge Zakim.
Vocales Suplentes: Pablo Luis Belemlinsky, Susana Haydee Bromberg, Jorge Karstulovich y Antonio Nieves Arias.

Comisión revisora de cuentas
Titular: Claudia Ianover
Suplentes: Arnaldo Juan Manuel Marrero y Marta Teresa Repetto.

Socios fundadores: Juan Pablo Orsi.

Actividades 2020

Marzo
Por razones de público conocimiento, la Biblioteca permanecerá cerrada al público hasta el 12 de abril. El comienzo o reinicio de los talleres quedará condicionado al avance de las circunstancias en torno al Coronavirus y las directivas de los organismos nacionales.

Lunes 2 
Comenzó el taller de Actividad física para adultos mayores, por Cristina Bartolomé

Comenzó el taller de Biomecánica corporal y elongación, por Cristina Bartolomé

Febrero
Lunes 10 - 16 horas
Reapertura al público

Enero
La Biblioteca permanece cerrada al público

Lunes 13
Obras: comienzo de la refacción de los baños de la Biblioteca