Norberto La Porta: Ética y conducta socialista

Norberto La Porta nació en Parque Chacabuco el 22 de junio de 1938. Se recibió de maestro normal nacional y luego estudió Derecho en la Universidad de Buenos Aires. Abandonó en tercer año, absorbido por su militancia política y gremial. Tuvo una activa participación en las organizaciones juveniles partidarias y universitarias. Fue fundador de la revista Futuro y director periodístico de La Vanguardia en dos ocasiones, una de ellas en ocasión de cumplirse el centenario de la publicación, en 1994.

Con su elección, en 1989, como concejal porteño, el socialismo puso fin a 23 años sin presencia en el cuerpo deliberativo local. La Porta se destacó por sus denuncias contra el entonces intendente Carlos Grosso. De hecho, renunció a la vicepresidencia de la Comisión de Servicios Públicos en disidencia por el dictamen en favor de la llamada "escuela shopping".
Su actuación más destacada a nivel nacional ocurrió en 1994, cuando participó como convencional constituyente de la reforma de la Constitución. Presidió el bloque de convencionales de la Unidad Socialista.
Residente en el barrio de Coghlan desde hacía 30 años, el legislador pasó por casi todas las etapas que puede atravesar la carrera de un político en la comuna. En 1996 fue candidato por el Frepaso -coalición que ayudó a fundar- en la primeras elecciones a jefe de gobierno porteño. Quedó segundo detrás del postulante radical, Fernando de la Rúa.
También se desempeñó como Secretario de Medio Ambiente de la Ciudad de Buenos Aires.
Desde el 24 de agosto de 2003, se desempeñaba como diputado de la Ciudad, donde presidía la Comisión de Cultura de la Legislatura.
Entre otros reconocimientos, fue designado miembro de número de la Fundación Raoul Wallenberg y recibió la Orden del Porteño de manos del juez Víctor Sasson, en representación de la Asociación Gardeliana, y la Orden del Buzón de parte del Museo Mano Blanca del Barrio de Pompeya.
Además, fue reconocido por el Arzobispado de Buenos Aires, por intermedio de la Vicaría Episcopal de Educación, con el premio Juntos Educar 2006.
La Porta estaba casado con Silvia Inés Foster y tenía tres hijos: María Florencia, Natalia y Nicolás.
Falleció, a los 68 años, el 1 de abril de 2007.

La Porta y la BibliotecaLa Porta fue eje y mentor de la actual Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte. Fue él quien puso el empuje necesario para que un histórico centro socialista que estaba perdido recuperara sus actividades y de a poco volviera a ser lo que fue.
Además, a La Porta le debemos el recuerdo de Carlos Sánchez Viamonte, olvidado por la política nacional y desconocido por la mayoría. De La Porta fue la idea de que el nuevo Centro Cultural y Biblioteca Popular que se formaba en la calle Austria lleve el nombre de "Carloncho".
Por todo eso, y por lo que representa para el ideario socialista, es que le brindamos nuestro homenaje.