Nuestra historia

A continuación, un breve resumen de la historia de nuestra Biblioteca.


El edificio de la Casa del Pueblo de Recoleta, Austria 2154/56, constituye un testimonio de la cultura obrera porteña en el siglo XX. Esta casa, que fue construida, ladrillo a ladrillo, por modestos trabajadores entre fines de la década del 20' y comienzos del 30', miembros de la S. A. La Vanguardia, compañía editorial que a la par de la consecución de su objeto comercial apoyaba con sus inmuebles a distintas experiencias sociales del movimiento obrero. Este solar de la calle Austria fue sede de los Recreos Infantiles, iniciativa de las socialistas Fenia Chertkoff de Repetto y María C. de Espada, fundados en 1931 como asociación "Bibliotecas y Recreos Infantiles".



Constituye una de las primeras experiencias de guarderías para los hijos de las madres trabajadoras, asistidos por pedagogas y profesionales ligadas al movimiento obrero de la época. En sus principios la Institución estableció la necesidad de "sustraer a los niños de los barrios populosos de la capital, de la calle y de sus peligros físicos y morales, ofreciéndoles, en cambio bajo la dirección de una persona competente, láminas, juguetes, juegos racionales, y ejercicios físicos, cantos, paseos de estudios y labores manuales".



El local de Austria 2154/56 fue la sede de esos recreos y también se desarrollaron en otros lugares de la ciudad como el de la Biblioteca Mariana Chertkoff del barrio de Caballito, en la Sociedad Luz de Barracas denominado "Bichitos de Luz" y los denominados "Bernandino Rivadavia", "Florentino Ameghino", "Domingo Faustino Sarmiento", "A. Arienti" y "Aurora". Luego fue creada la "Biblioteca y Hogar de Vacaciones Carlos Spada (hijo)" que era un recreo infantil en Justo Daract (Prov. de Buenos Aires).



En la sede central de Austria 2154/56, que llevaba el nombre "Cecilia Grierson", la primera médica argentina, trabajaron, entre otras personalidades, Adela Chertkoff de Dickmann, Rosa B. de Mouchet, Victoria Gucovsky, Amelia Testa, Teresa Raquel Varela, Ángela J. Santa Cruz y María Servini.


Humberto Amado recordó en un memorable testimonio, su paso durante su niñez, por esos recreos. Recordó que allí los niños, bajo la dirección de sus maestras, dieron vida a la revista infantil Yunque, editada a mimeógrafo, los títeres, las visitas a museos artísticos, históricos o de ciencia, las excursiones educativas y recreativas y la Biblioteca infantil, única en aquella época en Buenos Aires ("Los recreos infantiles del Partido Socialista", Anuario Socialista, 1948, págs. 92/99), que fue saqueada durante la dictadura militar de Juan Carlos Onganía.


En el histórico edificio de Austria 2154/56 también funcionó durante la Segunda Guerra Mundial el movimiento antifascista "Acción Argentina" y su órgano de prensa "Argentina Libre", que reunió a dirigentes sindicales, intelectuales, políticos, artistas democráticos que enfrentaron a fines de los años 30' y principios de los 40' a los regímenes totalitarios.


En 1941, el edificio, fue sede de la Unión Feminista Argentina, y su presidenta, la doctora Alicia Moreu de Justo, habló en el acto de las mujeres socialistas en repudio del racismo y del antisemitismo, del cual participaron trescientas mujeres que firmaron un manifiesto contra el nazifascismo.


En la histórica casona se fundó el sindicato de lavanderas que dirigió la socialista Marcelina Rodríguez cuando todavía el Barrio Norte no se había extendido a la zona y estaba habitado por madereros, talabarteros, cocheros, carreros y otras expresiones obreras y gremiales de la época.


Por todo lo expuesto y porque fue sede donde pasaron sus mejores años de militancia política el diputado nacional Silvio L. Ruggieri, coautor con Adolfo Dickmann, de la ley 11.729 estableciendo la indemnización por despidos, la doctora Alicia Moreau de Justo y que contó con el cuidado y el sostenimiento de hombres como el cooperativista Máximo Migliorini.



Por iniciativa de Norberto La Porta, quien tras un lapso en que la biblioteca cayó en un triste momento que casi la lleva a su desaparición, desde fines de 2004 comenzó a gestarse la idea de volver a rescatar del olvido la que había sido una biblioteca y enclave cultural ejemplar y ya en 2005 se establece con su denominación actual, con el reconocimiento de la Inspección General de Justicia y posteriormente de la Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares (CONABIP).


Con gran esfuerzo, en estos años la nueva conducción de la Biblioteca se encargó de refaccionar integralmente toda la casa, fachada, salones y espacios de lectura; adquirir nuevos volúmenes de libros; comenzar la recatalogación digital de su archivo bibliotecológico; incorporar al cine dentro de las temáticas de la Biblioteca; crear el Cineclub La Rosa y una videoteca; organizar charlas, mesas redondas y debates; propiciar talleres literarios, artísticos y de actividades recreativas, visitas culturales y presentaciones.



Todo eso nos convirtió en una casa creciente, pujante y llena de actividades como talleres literario, de italiano, cine, fotografía, yoga, danza, historia, psicoanálisis, entre otros, y nos llevó al reconocimiento de la Legislatura porteña como “Sitio de Interés Cultural de la Ciudad de Buenos Aires”.


Visitantes ilustres
Como Centro Cultural hemos realizado y propiciado espectáculos de música, de carácter cultural, político, educativo y social, con invitados especiales de diferentes ámbitos. Por nuestra casa pasaron en los últimos años Ariel Rotter, Pablo Giorgelli, Marikena Monti, Aldo Sessa, Suma Paz, Norberto La Porta, Enrique Medina, Susana Rinaldi, Horacio Spinetto, Modesto Guerrero, Pedro Cayo, Fermín Rivera, Fernando Finvarb, Raúl Puy, Alberto Farina, Leandro De Sagastizábal, Enrique Avogadro, Víctor García Costa, Ángel Aimetta, Ricardo Monner Sans, Juan D'Alessandro, José Emilio Burucua, Nicolás Breglia, Fanny Mandelbaum, Rafael Ianover, Marcos Gallego, Graciela Maturo, José A. Martínez Suárez, Fernando Sánchez Zinny, Miguel Duré, Germán Cáceres, Ezequiel Fernández Moores, José María Rodríguez Cabarcos, Pablo De Vita, Graciela Muñiz, Alfredo Li Gotti, Roberto A. Gómez, José Ceña, Alejandro Fadel, Alicia Plante, Eduardo Vázquez, Mabel Prelorán, Jesús Moreno Sanz, Alejandro Drewes, Rodolfo Durán, Mario Satz, Rubén Delgado y Xosé Fernández-Naval, entre otros.