El síndrome del ángel

de Franco Vaccarini

(Sudamericana, Joven Novela, Buenos Aires, 2015, 128 páginas)



Vaccarini urde una intriga audaz y original: monstruosos pájaros secuestran gatos, incluso los del Jardín Botánico. Además, aparentemente la humanidad entera está en serio peligro por las terribles consecuencias de un insólito experimento científico. Y surge hacia el final una explicación creíble e inesperada a este amplio planteo.

Por momentos, evoca la atmósfera del famoso filme Los pájaros (1963), de Alfred Hitchcock, ya que la narración mantiene un ámbito de misterio en todo su recorrido.

El protagonista es Chico Scorza, un joven que pierde su trabajo y decide ser detective privado, el peor del mundo según su opinión. Asimismo, aclara que una pequeña cavidad que tiene en la espalda, derivada de una anomalía en el crecimiento de sus huesos, “se conoce en términos médicos como ´síndrome del ángel`, por el hueco y por eso de que los ángeles no tienen espalda”. Este tono humorístico que adopta Chico, que es el narrador de la historia, se mantiene en toda la novela frente a los sucesos extraños que se le van presentando como desafío, y que atrapan porque el lector se encuentra de sorpresa en sorpresa a medida que avanza el libro. Un hallazgo notable son los personajes secundarios, sumamente pintorescos y extravagantes (Lo Curto, su ex jefe; la inefable Luisa Bornia; su novia Malala, una traidora; Luciano Mental, el campeón de los detectives; la malvada doctora Lafinur y, finalmente, su amigo, el actor Diego Lovizio).

La escritura es de impecable soltura y de relevante calidad literaria. Por otra parte, El síndrome del ángel se lee con agrado, se pasa así un buen momento: el autor demuestra haber desarrollado un oficio sólido y seguro.

Franco Vaccarini (Lincoln, Provincia. de Buenos Aires, 1963) se radicó en Buenos Aires a los veinte años. Estudió periodismo y concurrió a varios talleres literarios. Su primer libro para chicos fue Ganas de tener miedo (2001), y partir de entonces no cesó de publicar numerosos títulos. Obtuvo en 2006 el premio Barco de Vapor con La noche del meteorito. Entres sus libros figuran Algo que domina el mundo, El centinela del jardín, La isla de las mil vidas.


Germán Cáceres