F Expiación - Carlos Sánchez Viamonte

Expiación

por Ian McEwan
(Anagrama/Compacto 50, Barcelona, 2019, 440 páginas)


McEwan luce su brillante estilo literario por un amplio vocabulario que le permite concretar descripciones increíbles en su precisión y belleza: o sea, en un orfebre de la palabra. A la apreciación de semejante esplendor contribuye la excelente traducción de Jaime Zulaika, un auténtico trabajo profesional. (“Al atardecer, nubes altas en el cielo del oeste formaron una fina capa amarrilla que se fue adensando según avanzaba la hora y luego se espesó, hasta que su fulgor filtrado de color naranja se cernió sobre las frondas gigantescas de los árboles del parque; las hojas se tornaron de un tono pardo de almendra,…”). 

Trata sobre la familia Tallis (compuesta por el matrimonio y sus tres hijos: Cecilia, Briony y León) que un día de 1935 recibe en su residencia la visita de tres sobrinos y de un amigo de León. Completan los personajes la criada, su hijo Robbie, y la sirvienta de la casa. 

La hija menor, Briony, la protagonista, al comienzo es una chica de unos diez años, que, sin embargo, no vive del todo en la realidad porque está acosada por fantasías interiores. Asimismo, McEwan bucea en los demás personajes, revela que también sufren perturbaciones psicológicas y describe con maestría el acercamiento sexual entre Cecilia y Robbie. 

La versación del autor es impresionante, una verdadera enciclopedia sobre grandes escritores (especialmente ingleses) y de citas de historia. 

McEwan no deja procedimiento narrativo sin emplear para enriquecer su escritura. Como Patrick Modiano, numerosas escenas no se describen totalmente sino que solo se brindan ciertos datos y el lector se entera de lo que sucedió a medida que el texto avanza. 

A Briony, Cecilia y Robbie los acosa un hecho innoble ocurrido en aquella visita, el que termina por destrozar sus vidas. Sin embargo, abrigan esperanzas sobre un futuro venturoso, mientras se van sumergiendo en un presente que los humilla y degrada. Robbie debe padecer los horrores de la retirada de Dunkerque durante la Segunda Guerra Mundial, mientras Cecilia lo espera angustiada para concretar su demorado amor. En tanto, Briony está estudiando enfermería en un hospital dirigido por monjas, que, pese a su autoritarismo y el atraso de su metodología, atiende a los heridos y moribundos que llegan de Dunkerque. 

El epílogo de esta gran novela es amargo y melancólico; en definitiva, Expiación es una tristísima historia de amor. En los agradecimiento hay un reconocimiento especial a Lucila Andrews por su libro No Time for Romance, en el cual se inspiró el autor. 

Ian McEwan (Inglaterra, Reino Unido, 1948) es uno de los más reconocidos escritores británicos de la actualidad. Es autor de varias novelas, entre ellas: Los perros negros, Amor perdurable, Sábado y Ámsterdam (que recibió el premio Booker), y de la colección de relatos Primer amor, últimos ritos, por la cual obtuvo el premio Somerset Maugham. 

Germán Cáceres 

Este libro forma parte del catálogo de la BibliotecaSiendo socio puede retirarlo para su lectura.

CONVERSATION

Suscríbase

* indicates required