"Azul" y otros poemas

Poemas de Julián Ferreira, alumno del Taller Literario de Carlos Penelas.

Foto: Emiliano Penelas

El cielo de las cuatro de la tarde

Camino entre dos mantos de tierra fértil y plana.

A un lado del camino

hay una casa abandonada.

Contrasta con el cielo de las cuatro de la tarde.

Azul intenso,

con nubes blancas,

amontonadas y tumultuosas.

Siento una gran curiosidad por esa casa.

No puedo dejar de mirarla.

Parado en medio del prado.

¿Cómo será vivir ahí?

Entre los escombros.

Como será perderme para siempre

en una casita abandonada,

al costado del camino,

con un cuaderno y un lápiz.

Pasar todos los días describiendo ese cielo

y esas nubes,

tan blancas,

como grandes y lejanas ciudades. 


**************


Implacable

Entre mis vértebras.

Entre mis pulmones y mi corazón.

En las venas.

Por mi sangre.

Por mi aire.

En mi espacio.

En mis ideas.

Entre las costuras de mis recuerdos.

En cada mañana,

en las noches,

en mis sueños.

En la música.

En las calles de mi ciudad.

En algún cuadro.

En los libros que leo,

en mis poemas,

en el vino.

Inundándolo todo, todo el tiempo.

Me gustaría dejarte,

pero no me basto a mí mismo,

no entro en mi,

no me alcanza el tiempo.

Y no sé cómo construirte.

Sólo encuentro retazos,

por todas partes, en todos lados.


**************


Inconsciente

Yo, solo,

tirándole piedras a un tanque de guerra

en un plaza sin árboles.


**************


Azul

El río está tranquilo.

Las pocas personas que andan por el pasto,

entre bancos y árboles,

lo hacen en silencio.

Me permiten leer y pensar.

Descansar, por un rato, del caos porteño.

Sé que en algún momento voy a tener que subirme a mi bici,

atravesar la costanera, pasar la manifestación, esquivar el tránsito,

escuchar las noticias incendiarias, ocuparme de mis cosas.

Lo haré.

Llegaré a mi casa, oscura.

Me sentaré frente a la computadora,

trataré de conquistarlo todo

con la ingenua ilusión

de encontrar en ello el amor que reclamo.

Lo haré.

Escribiré mil páginas, viajaré por el mundo,

conoceré a tantas personas como pueda.

Las amaré con la mayor intensidad que haya en mi.

Lo haré.

Aunque pierda la vida intentándolo.

Aunque sea un afán estúpido, sin sentido.

Aunque me aterre el ridículo.

Lo haré y volveré acá,

siempre.

Con mi bici, mi cuaderno, mi mochila.

A éste banco.

A escuchar el oleaje lamiendo las piedras negras.

A mirar este río de aguas ocres, éste cielo azul intenso.

El tiempo dirá quién soy.

En este momento poco me importa.



Julián Ferreira. Poeta y escritor argentino. Miembro del taller de Carlos Penelas. Estudió en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini. Luego de algunos años, viajando por el exterior, se residenció en la capital argentina, donde estudió en la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Estuvo un año en la carrera de Letras y tres años en la de Filosofía. En 2014 empezó a asistir al taller de cuento y novela dictado por Pablo Gaiano. Colaboró en talleres de lectura y realizó estudios con Inés kreplak, en un taller grupal por el tiempo de un año. Finalmente, empezó a estudiar con el reconocido poeta Carlos Pénelas, con quien descubrió la poesía y se volcó completamente en ella. Actualmente sigue estudiando en el taller de este destacado escritor argentino. Ha publicado poemas en revistas y blogs en Argentina y en España. Este año el poema “Hijos de las Maquinas” será publicado en una antología por la editorial Dunken, de Argentina. En su blog https://julianferreirapoesias.blogspot.com/ se pueden ver sus poemas publicados recientemente.