Murió a los 90 años el dramaturgo italiano Dario Fo, premio Nobel de Literatura

El actor y escritor falleció por problemas respiratorios. Había ganado el prestigioso reconocimiento en 1997 por “burlarse del poder al devolverle la dignidad a los oprimidos”.


El dramaturgo y actor italiano Dario Fo, premio Nobel de Literatura en 1997, falleció este jueves a los 90 años en un hospital de Milán, donde se encontraba ingresado desde hacía unos días por problemas respiratorios, según los medios de comunicación italianos.

Fo nació el 24 marzo del 1926 en el pequeño pueblo de Sangiano, en Lombardía, a orillas del lago Maggiore, en el norte de Italia.

Además de escritor y actor, Fo en su vida fue muchas otras cosas:activista político, escenógrafo, pintor, director de teatro y dueño, según la definición del diario italiano La Repubblica, de un "talento renacentista", gracias al cual se convirtió en el más grande y famoso artista italiano de la época moderna.

"Italia pierde a uno de los grandes protagonistas del teatro, de la cultura, de la vida civil de nuestro país", dijo el jefe de gobierno italianoMatteo Renzi al rendir homenaje al escritor, según la agencia AGI.

"Su obra satírica, su búsqueda, su trabajo escénico, su actividad artística de múltiples facetas son la herencia de un gran italiano del mundo", agregó Renzi.

Durante su carrera estuvo acompañado por su esposa, la actriz Franca Rame, quien murió en 2013, con la que conformó un binomio intelectual consagrado, esencialmente, a un teatro político y satírico con el que narraron los problemas de la sociedad de su tiempo. La pareja se casó en 1954 y tuvo un hijo poco después.

Fo y Rame estuvieron juntos casi 60 años, compartiendo también la militancia política en las filas de la izquierda. Su activismo político fue especialmente relevante en los convulsos años de plomo, entre los setenta y los ochenta, cuando crearon la organización Soccorso Rosso Militante para proporcionar asistencia legal a los militantes de la izquierda encarcelados.

"Con Franca vivimos tres veces más que los demás", decía el escritor recordando su vida en común.

Fo y Rame comenzaron a trabajar juntos en 1958, cuando fundaron la Compañía Dario Fo-Franca Rame: él era el director y dramaturgo, mientras que ella era la primera actriz y administradora.

Después de las convulsiones sociales y políticas de 1968 fundaron otro grupo teatral, La Comune, con el que Fo creó algunas de sus obras de sátira y crítica política más conocidas, como Muerte accidental de un anarquista (sobre la extraña muerte del partisano Giuseppe Pinelli, que en 1969 se precipitó desde una ventana de la Jefatura de Policía de Milán, donde estaba detenido), Pareja abierta y Aquí no paga nadie (sobre la defensa de la desobediencia civil).

Durante su larga trayectoria, ha publicado más de cien obras teatrales, que él mismo interpretaba, y numerosos libros.

El último que publicó en septiembre trataba sobre la figura del científico Charles Robert Darwin, Darwin ma siamo scimmie da parte di padre o di madre? (Darwin, ¿somos monos por parte de padre o de madre?), que contenía preguntas sobre el origen de la vida y estaba ilustrado con sus dibujos.

También en el libro que publicó poco antes de cumplir 90 años, Dario e Dio (Darío y Dios, Ed. Guanda), en el que dialoga con la periodista Giuseppina Manin, el premio Nobel se interrogaba sobre la religión y la espiritualidad desde un punto de visa irónico y satírico, características que siempre han definido sus obras.

Inconformista y observador de su época, Fo saltó a la fama en 1969 con su obra Mistero Buffo (Misterio Bufo), una epopeya sobre los oprimidos inspirada en la cultura medieval, en la que el héroe, un malabarista, estimula la rebelión con la risa.

Se trataba de un unipersonal en el que Fo recitaba textos antiguos en un lenguaje teatral que mezclaba idiomas y dialectos del norte italiano -creando una lengua inventada que llamó grammelot-, en una manera a la vez desopilante y profunda.

En la década de los noventa volvió a abordar los temas religiosos con Il papa e la strega (El Papa y la bruja), obra en la que representa a un pontífice autor de una encíclica inverosímil en la que defendía la liberación de la droga, el control de la natalidad o el regreso de la Iglesia a la pobreza.

El llamado a la rebelión contra los poderosos y los hipócritas, mediante una lengua inventada, es un tema constante de la obra Dario Fo.

Y de hecho, la Academia sueca le entregó el Nobel "porque, siguiendo la tradición de los bufones medievales, se burla del poder a la vez que le devuelve la dignidad a los oprimidos", según se lee en la motivación.

En los años de los Gobiernos de Silvio Berlusconi, sus espectáculos y monólogos estaban dirigidos a ridiculizar al mandatario, con su habitual sarcasmo.

Fo también se destacó por su pintura, sobre todo en la última etapa, con sus "falso Picasso" o, de nuevo, causando polémica por el retrato que hizo de la actual ministra para las Reformas, Maria Elena Boschi, y que se subastó para financiar al Movimiento Cinco Estrellas (M5S), de Beppe Grillo, al que el dramaturgo apoyaba con fuerza.

"El dolor más grande" de su vida fue, según sus proprias palabras, la muerte de su esposa en 2013.

En los últimos años, Fo solía decir que podía sentir la presencia cercana de la mujer. Pero si alguien le preguntaba si se trataba de una tardía conversión a los misterios del sobrenatural, contestaba: "Yo creo en la lógica. Pero una vez en el otro lado, espero ser sorprendido".

Con información de EFE y AFP.