Esquina de encuentro

Historia del Café “La Poesía”
de Rubén Derlis
(Ediciones La Poesía, Buenos Aires, 2010/ 2013, 272 páginas)


En este libro, el poeta, escritor y periodista Rubén Derlis desborda nostalgia, pero deja de lado la melancolía porque el mítico Bar que funcionó desde el 12 de abril de 1982 hasta el 6 de setiembre de 1988 reabrió sus puestas el 28 de noviembre de 2008 con el mismo espíritu celebratorio de la poesía y el arte. La dirección cultural estuvo a cargo del autor, en la primera época, y del artista plástico, periodista y locutor profesional Leonardo Busquet, en la segunda.

En la parte dedicada a la fundación del Bar, Derlis abunda en detalles, aún los más prácticos y terrenales, como la firma de un contrato de alquiler, la compra de la caja registradora, aspectos vinculados a la remodelación del local (ubicado en Chile 502, esquina Bolívar, San Telmo), la papelería necesaria para habilitarlo y -donde el texto comienza a cobrar vuelo- la descripción de su ornamentación: las dos tulipas art-noveau, los ventiladores de techo fabricados en Chicago en 1908, un reloj de pared de los que se veían en las estaciones de tren.

Y luego se enumeran las múltiples y valiosas actividades que se desarrollaron y marcaron un foco cultural: presentaciones de libros, muestras de artes plásticas, funciones de títeres, exhibición de filmes en Súper 8, música, ciclos de poesía, la gestación de Poesía 83 y 84 en los teatros Bambalinas y en el desaparecido cine Rose Marie, respectivamente, y el lunfardo, cuya más alta expresión estuvo a cargo del inefable y contradictorio Daniel Giribaldi. 

El 7 de noviembre de 1983 se constituye el Grupo de lo 7, que integraron en sus distintas etapas Rubén Chihade, Oscar González, Carlos Massetti, Rubén Derlis, Roberto Selles, María del Carmen Suárez, Rafael Alberto Vásquez, Alicia Dellepiane Rawson, Carlos Penelas, Norma Pérez Martín y Susy Quinternos. En cierta forma, fue el portavoz ideológico del Café, cuyos fundamentos explicitaron en un documento: “...una formación poética vehemente, contestataria, denunciativa, que singularizó la poesía de la década del 60...”


Esquina de encuentro aporta también capítulos valiosos como los “Testimonios” de importantes creadores de distintas ramas, un delicioso “Anecdotario”, pleno de situaciones inesperadas y divertidas que a tramos se tornan desopilantes, una “Addenda”,  de la que sobresale el recuerdo del violinista de jazz Hernán Oliva, el sentido poema “Café y Bar “La Poesía”`, de Rubén Derlis, y el vals “Lulú”, con letra de Horacio Ferrer y música de Raúl Garello, que comienza así: “Te acordás del Café `La Poesía`, / esa mágica noche en San Telmo”. Además, hay dos secciones de “Documentos y fotos”, una del período: 1982-1988, y otra de 2008-2010, y, por último, un “Apéndice” que menciona a los escritores y artistas que pasaron por el lugar.
En su segunda época, el Bar se propuso rescatar lo que fue “un hito en la bohemia creadora de la porteñería andante de los 80”, y lo consiguió con creces ya que el 5 de octubre de 2009 la Legislatura lo declaró Sitio de Interés Cultural de la Ciudad de Buenos Aires y Bar Notable.

Más allá de su incuestionable mérito testimonial, Esquina de encuentro es un hermoso y ameno libro que, mediante su excelente prosa - a la vez fluida y concisa-, permite que su lectura sea altamente placentera.
Como definición de este rincón luminoso que forma parte de la historia cultural de la Ciudad, nada más acertado que las palabras del escritor Otto Carlos Miller: “un lugar para celebrar La Poesía como el acto supremo y salvador”. 

Germán Cáceres