La parte por el todo

(Argentina, 2015) / Guión y dirección: Gato Martínez Cantó, Santiago Nacif Cabrera y Roberto Persano/ Dirección de Fotografía: Emiliano Penelas / Dibujos y Animación: MaXi BearZi/ Música original: Teresa Parodi/ Dirección musical y Arreglos: Nora Sarmoria/ Dirección de Sonido: Lucho Corti/ Montaje: Omar Neri/ Una producción de Martínez Cantó-Nacif Cabrera-Persano.


Es un documental que trata sobre el problema de la apropiación de menores y el funcionamiento de maternidades clandestinas durante la última dictadura militar. Pero aunque los directores se posicionan en contra del Proceso y a favor de los derechos humanos, esa actitud está regida por un inteligente distanciamiento brechtiano, es decir, en ningún momento el filme asume una actitud declamatoria y mucho menos panfletaria. Asimismo, los directores han realizado un meritorio y exhaustivo trabajo de investigación.

En el set de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, son entrevistados tres nietos recuperados (María Belén Altamiranda Taranto, Carlos D´Elía y Guillermo Pérez Roisinblit). A través de la espontaneidad de sus relatos el espectador no puede menos que sentir un desgarramiento interior por el sufrimiento de estas tres víctimas que no llegaron a conocer a sus auténticos padres y que debieron separarse de los que creían que lo eran en cuanto supieron la verdad. Sin embargo, ellos siguieron adelante y formaron sus propias familias porque estaban y están convencidos de que la democracia es posible y que el bien siempre triunfa (como decía Gandhi).

A esos testimonios se agregan los lúcidos y reveladores de la periodista Miriam Lewin (que fue detenida-desaparecida, debió exiliarse y luego pudo regresar al país) y de la jueza María del Carmen Roqueta, que tuvo a su cargo el juicio por el plan sistemático de robos de bebés (del que se proyectan imágenes), y que dictó sentencia condenatoria a fines de 2012.La Parte por el Todo informa sobre tres de esas maternidades: la del Pozo de Banfield, la del Hospital Militar de Campo de Mayo y la de la ESMA. La película aclara que una vez que las embarazadas parían, se las separaban de sus hijos con la promesa de entregarlos a sus familiares. Pero, en cambio, los represores se los daban a otras personas relacionadas con ellos en tanto las madres que dieron a luz eran asesinadas.

Es elocuente cómo la cámara principal y la fotografía de Emiliano Penelas registran los ámbitos –la mayoría de las veces silenciosos- de esas maternidades: las texturas de las paredes parecen querer salirse de la pantalla. Es imposible no imaginar los gritos de los torturados y los lamentos de las mamás que ya sospechaban su destino, el de sus parejas y el de sus hijos, ni tampoco dejar de evocar el cortometraje Noche y niebla (1955), de Alain Resnais, que expuso registros fotográficos y fílmicos del exterminio nazi.

Los dibujos de MaXi BearZi constituyen un aporte fundamental. En el citado set, y mediante una computadora, realiza bocetos mientras los tres nietos transmiten sus conmovedoras vivencias, para luego volcase a la animación cuando acompaña gráficamente los brillantes travellings o los testimonios de los otros testigos.

Maravillosa la música de Teresa Parodi, muy profesional el montaje de Omar Neri, como así también la direcciones de Nora Sarmoria (música) y de Lucho Corti (sonido).

Un filme imprescindible para el que cree en el arte cinematográfico y en los valores humanos. Citando a Malraux, en La Parte por el Todo se podrá escuchar “las voces del silencio”, pero lamentablemente no las de excelsas obras plásticas, sino las del horror y el espanto.

Germán Cáceres

---

Cine Gaumont (Espacio INCAA)-Avda. Rivadavia 1635 - Durante la primera semana se proyectará (hasta el miércoles 14 inclusive) a las 14.20 y 20.05 horas.