A buen ritmo, avanzan las obras

La Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte sigue cambiando su aspecto, manteniendo el buen ritmo de las obras. Con la instalación de los artefactos eléctricos definitivos, se han terminado los baños, que fueron refaccionados por completo.

También concluyó el pulido al natural de las puertas de madera, quitándoles la vieja pintura. Algunas maderas necesitaron ser restauradas, y se las ha puesto en valor. Las celosías, en tanto, también fueron trabajadas por separado, para luego pintalas de negro, así como la puerta principal, Austria 2154.

Ya se aplicaron las primeras manos de pintura en el patio, salón de la biblioteca principal, secretaría y pasillo de acceso secundario, por Austria 2156. Allí, esta semana comenzará a construirse la nueva rampa para personas con movilidad reducida, que incluirá la colocación de una puerta con traba antipánico, según normativas de seguridad.