Papeles en el viento

de Eduardo Sacheri
(Alfaguara, Buenos Aires, 2020, 448 páginas)


Como es habitual en su narrativa, la pasión por el fútbol está presente y no pierde ocasión de mostrar los vastos conocimientos que posee sobre el tema.

Los cuatro protagonistas (el Mono, Fernando, el Ruso y Mauricio) son típicos hombres de barrio, en este caso Castelar. La trama de la novela es de un realismo incuestionable y está estructurada como un montaje paralelo, con numerosos raccontos y elipsis, de allí que en 2015 dio origen a una película dirigida por Juan Taratuto y con guión de ambos (tener en cuenta que Papeles en el viento ya había sido publicada en 2011). Se disfruta en ella un sabor popular, que demuestra que Sacheri tiene “calle” y por ello penetra en la psicología de los personajes y los pinta tan vívidos.

Todo gira en el intento de vender un jugador poco dotado a través de un marketing que no elude las fake news ni los videos falsos. Después que el Mono fallece, ese dinero se utilizará para que su hija Guadalupe pueda cursar buenos estudios hasta que cumpla la mayoría de edad.

En varios episodios, el novelista oculta información para producir una inesperada sorpresa como también aumentar el suspenso sobre esa complicada venta. Pero el recurso no resulta cuestionable porque es verosímil y además el autor deslizó anteriormente pistas y guiños al lector.

La escritura de Papeles en el viento es moderna, cálida, de extraordinaria solidez y entretenida lectura. Está muy dialogada, y allí descuella su talento de escritor. Algunos de los parlamentos son violentos e implacables como los sostenidos entre Fernando y la viuda del Mono.

Tanto en los diálogos como en la prosa aparecen comentarios que demuestran mucha sabiduría de la vida (“El Polaco los saluda como si fueran viejos amigos pero, como no lo son, sus gestos y sus frases son aparatosos”) e imágenes muy originales (”…la afeitada perfecta si no fuera porque se cortó en dos o tres sitios, tal vez por la angustia o la tensión. Un náufrago que enciende la última fogata al paso del último barco”/ “La conversación se desliza como esos patines de franela que a Mauricio lo obligaban a usar, de chico, para no marcar el parquet encerado de la casa de su abuela”).

Eduardo Sacheri nació en Buenos Aires en 1967. Es profesor y licenciado en Historia, guionista y escritor. En 2016 obtuvo el Premio Alfaguara de Novela por La noche de la Usina, que Sebastián Boresztein llevó al cine con el título de La odisea de los giles (2019), ganadora del Premio Goya a la mejor película iberoamericana. Su novela La pregunta de sus ojos (2005) también fue filmada por Juan José Campanella con guión de ambos (El secreto de sus ojos, 2009), que recibió el Oscar a la mejor película extranjera. Escribió libros de relatos y varias novelas, entre las cuales Aráoz y la verdad (2008) fue adaptada el teatro. Su obra fue traducida a más de veinte idiomas.

Germán Cáceres

Este libro forma parte del catálogo de la BibliotecaSiendo socio puede retirarlo para su lectura.