Un amor doméstico y oscuro

de Inés Legarreta
(Ediciones Ruinas Circulares, Buenos Aires, 2019, 64 páginas)



Se está frente a poemas sugerentes, de moderna versificación, que el lector debe interpretar o simplemente disfrutar (“no contesta/ ningún pensamiento/ montañas cielo/no feliz no triste/nada/nadie/nada/ nadie/ mismidad con la piedra/ paisaje”).

Se puede apreciar en ellos un tono melancólico y nostálgico por la juventud que inexorablemente huye de todo ser viviente: “y el tono de su voz cuando dijo: / ´el tiempo/ tampoco te va a perdonar´”– “si como escribió el Maestro Quevedo/ahí está/ el tiempo que ´ni vuelve ni tropieza´”).

También fluye un desasosiego, un clima de honda tristeza que la poeta canaliza hacia una sensibilidad lírica de lograda belleza y colmada de paz interior.

Y pese a ese estado de languidez un tanto escéptico, la autora cree en el amor: “pero en aquel momento/ sentados a la mesa de un café/ fuimos ángeles.”; –“miraba sin ver/ oía el latido del corazón/ marcaba/ el pulso desacompasado/ propio/ del amor.”

La poesía que da título al libro concluye con una bella imagen: “miró la lluvia anegar el patio y los canteros/ como un mar doméstico y oscuro/ como el fin del mundo.”

Campea por el poemario la idea del fin inexorable de la existencia, que asume una alusión sutil y delicada: “hoy no es más que otro día/ en donde aleteamos/ mariposas frente a la luz.”. O  como expresa de manera contundente: “Cada día/ alguien/ cae/ no como las hojas / que vuelven cuando la primavera/ quiere/ no/ cae/ como el derrumbe/ (…) y la desesperación donde ya nada/ crece.”

Inés Legarreta (Chivilcoy, Pcia. de Buenos Aires) obtuvo las siguientes distinciones: Premio Iniciación de la Secretaria de Cultura de la Nación; la Faja de Honor de la SADE; la Beca Creación del Fondo Nacional de las Artes; Tercer Premio de Literatura, una Mención de Honor en Premio Ricardo Rojas y Premio Único, los tres otorgados por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; recibió la Medalla de Plata y la de Oro como Mujer Destacada Bonaerense; dos veces el Primer Premio Nacional de los Cuentos de la Granja, Segovia, España. Escribió los siguientes libros de cuentos: En el bosque (1990), Su segundo deseo (1997), La dama habló (2004) y La turbulencia del aire (2012), Publicó, además, las nouvelles El abrazo que se va (2008) y Tristeza verse lejos (2010). Tiene escrito un libro de sueños, La imprecisa voz que me sueña (2014), y tres poemarios: La puntada  invisible (2016), El jardín desconocido (2018) y Una gramática para mis sueños (2018).
Germán Cáceres