Nueva jornada "Bibliotecas Abiertas"

El domingo 10 de junio se realizará una nueva edición de la jornada "Bibliotecas Abiertas".

En Carlos Sánchez Viamonte tendremos, desde las 16, una nueva visita del Bibliomóvil de la CONABIP y una función especial del Cineclub La Rosa con el auspicio de la Embajada de Francia. Todo, con entrada libre, en Austria 2154.

La jornada "Bibliotecas a Puertas Abiertas" es organizada por la Dirección General del Libro de la Ciudad de Buenos Aires y permite que durante el segundo domingo de junio todas las bibliotecas porteñas abran sus puertas con actividades especiales. En esta ocasión en el Centro Cultural y Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte tendremos nuevamente la visita del Bibliomovil de la CONABIP, que con promueve la lectura a través de la difusión de las bibliotecas y sus actividades. Estacionará en nuestra puerta de Austria 2154 desde las 16 horas.
Además, en el Cineclub La Rosa proyectaremos desde las 17 los cortometrajes Toda la memoria del mundo, un fantástico homenaje a la Biblioteca Nacional de París de Alain Resnais y Las estatuas también mueren, de Resnais y Chris Marker, en copias facilitadas por la Embajada de Francia y el Institut Français.
TODA LA MEMORIA DEL MUNDO
(Toute la mémoire du monde, Francia, 1956, blanco y negro, 21 minutos)
Dirección: Alain Resnais.

De su cúpula a sus sótanos, de su sala de catálogos a su sala de lectura, una visita guiada de los bastidores de esa institución del saber que es la Biblioteca Nacional francesa. Este cortometraje fascinante tiene el doble valor de hacer honor a la literatura y las bibliotecas que guardan esa información, en tiempos en los que internet no era siquiera un sueño. Apenas ventiún minutos le alcanzan a Resnais (Hiroshima, mon amour, El año pasado en Marienbad, Noche y niebla) para dar un panorama extraordinario.

LAS ESTATUAS TAMBIÉN MUEREN
(Les statues meurent aussi, Francia, 1953, blanco y negro, 30 minutos)
Dirección: Alain Resnais y Chris Marker.

Alain Resnais y Chris Marker celebran la belleza y el misterio de los objetos africanos defendiendo la idea de una íntima fraternidad entre la civilización africana y europea. "Cuando los hombres están muertos, entran en la historia. Cuando las estatuas están muertas, entran en el arte. Esta botánica de la muerte, es lo que nosotros llamamos la cultura”, dice el comienzo de este pequeño relato construido por dos maestros del género documental, que les sirve para denunciar el colonialismo francés, el racismo y el declive de un arte que, por culpa de la demanda de los coleccionistas europeos, se convirtió en una artesanía sometida a exigencias comerciales.







Las copias son gentileza de la Embajada de Francia en la Argentina y el Institut Français.