F Gutenberg, en Google - Carlos Sánchez Viamonte

Gutenberg, en Google

El buscador más famoso de Internet recuerda hoy la figura del padre de la imprenta moderna. En el siglo XVI, se estimaba que 200 millones de libros estaban impresos gracias a su invención, que dio origen a una nueva era de comunicación.


Este 14 de abril de 2021 Google dedica su doodle a Johannes Gutenberg, padre de la prensa de imprenta con tipos móviles moderna, en el aniversario de la exposición retrospectiva que hizo en su honor el Museo Gutenberg en 2000.

Gutenberg, cuyo nombre real era Johannes Gensfleisch, nació alrededor de 1400 en Mainz, Alemania. Se cree que estudió en Erfurt, según los registros hallados. Hacia1434 emigró a Estrasburgo, donde se desempeñó como orfebre. A fines de la década de 1430, los historiadores creen que Gutenberg comenzó a desarrollar un dispositivo de impresión de texto más eficiente en un intento por pagar las deudas de un negocio de espejos fallido.

La máquina que inventó reemplazó los bloques de letras y gráficos de madera tallados a mano de las impresoras tradicionales por tipos de metal fácilmente fundidos, que luego se sumergieron en tinta patentada para imprimir páginas enteras a la vez.

Una de las grandes ventajas de este sistema es que permitía reproducir textos a gran escala y con una rapidez nunca antes vista. Esto, sin dudas, implicó una gran revolución del conocimiento.

En 1450 Gutenberg logró la primera impresión exitosa de su invento: un libro en latín sobre cómo pronunciar discursos. De allí en adelante, Gutenberg siguió avanzando y apostó a contratar un equipo de línea de montaje para producir libros más rápido que nunca. Otro de los hitos en su historia se da en 1452, cuando da comienzo a la edición de la Biblia de 42 líneas, también conocida como Biblia de Gutenberg.

En 1455, el inventor, que no había calculado bien el costo y tiempo que le llevaría imprimir las 150 biblias que se había propuesto, carecía de solvencia económica para devolver el préstamo que le había concedido Johann Fust, con quien se había asociado previamente y quien había puesto a su yerno, Peter Schöffer a supervisar el trabajo de Gutenberg.

Como resultado de esta situación económica que atravesaba el inventor, que le impedía devolver el dinero prestado, la sociedad se disolvió y Fust, junto con su yerno, continuaron adelante con la impresión de las biblias que rápidamente fueron vendidas. Fue el comienzo de un próspero negocio para ambos y el inicio de un cambio que marcó un antes y un después en la producción y distribución de textos.

La imprenta de este gran inventor imprimió hasta 3.600 páginas en un día laboral promedio, lo que impulsó la primera producción de libros a gran escala en Europa. Sin embargo y a pesar de este gran aporte, sus últimos años atravesó penurias económicas. Murió, endeudado y sin poder disfrutar de los beneficios económicos de su invento, el 3 de febrero de 1468.

En el siglo XVI, se estimaba que 200 millones de libros estaban impresos gracias a su invención, que dio origen a una nueva era de comunicación de masas y una nueva rama de los medios: la prensa. Hoy en día, el legado de Gutenberg sigue vivo con Project Gutenberg, una biblioteca online con más de 60.000 libros gratuitos.

El doodle se puede ver desde Argentina, Chile, Perú, Estados Unidos, gran parte de Europa y Oceanía.

Fuente: Infobae

CONVERSATION

Suscríbase

* indicates required