El presidente

por César Aira
(Mansalva, Buenos Aires, 2019, 128 páginas)



Su prosa es segura y fluida: sus imágenes se deslizan sin estridencia, casi imperceptiblemente. Utiliza también un rico vocabulario, por momentos exquisito.

La historia –lo advierte la nouvelle– funciona a través del espíritu del cuento de hadas oriental insertado en un Buenos Aires actual casi fantasmal: “Pero en los hechos la realidad estaba toda agujereada, sus anfractuosidades eran innumerables, variables e impredecibles las profundidades de cada pozo.”

El presidente paulatinamente transita hacia el género fantástico y no desaprovecha dar un giro kafkiano a las descripciones: “…sabía mejor que nadie que todo interior contenía otro interior. Nunca se terminaba de entrar a ninguna parte.”

Hay pocos personajes, todos estrafalarios, empezando por el Presidente –vive en un precario y oculto cuarto de la Casa Rosada–, que todas las noches recorre las calles vacías y oscuras de la ciudad como si fuera un ciudadano común; su novia Xenia, que tiene un capacidad superior para resolver los problemas prácticos y atiende una tienda miserable propiedad del mandatario; la Rabina, que fue su amante y lo inició en la vida sexual, y el Pequeño Birrete, por el que sintió un gran cariño y que supuestamente murió, ya que también pudo ser un amigo imaginario propio de la infancia. En definitiva, es una fantasía que gira hacia un absurdo colmado de humor, que a ratos se torna sarcástico: “…pero antes quería terminar de leer el diario. De pronto le encontraba un interés absorbente a esas historias inventadas.”

Pese a su título, El presidente no es una nouvelle política, sino en cierto modo experimental, un anhelo de renovación literaria. En este ámbito logra introducir profundas reflexiones de todo tipo: “Hallarse en el mundo era la experiencia más terrible, la fragilidad inmensa del ser vivo lo condenaba al miedo, a la ignorancia de todo, y la boca, vuelta un hocico bestial, se le abría en un alarido de dolor.”

César Aira (Coronel Pringles, provincia de Buenos Aires, 1949) es traductor, dramaturgo y escritor de ficción (tiene más de cien novelas cortas publicadas). Recibió Diplomas al Mérito de los Premios Konex a las Letras: en 1994 por Traducción y en 2004 por Novela. Fue galardonado con la Beca Guggenheim en 1996. Obtuvo en 2013 el Premio Trayectoria Artística del Fondo Nacional de las Artes en la categoría Letras. En 2014 recibió de Francia el Premio Roger Callois para autores latinoamericanos y de Chile el Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas en 2016.

Germán Cáceres

Este libro forma parte del catálogo de la BibliotecaSiendo socio puede retirarlo para su lectura.