Las palabras ocupan mucho espacio

Con motivo de un nuevo aniversario del golpe militar del 24 de marzo de 1976, la Universidad de San Martín publicó un informe con libros infantiles y juveniles prohibidos.


“Que un elefante ocupa mucho espacio lo sabemos todos. Pero que Víctor, un elefante de circo, se decidió a pensar “en elefante”, esto es, a tener una idea tan enorme como su cuerpo… ah … eso algunos no lo saben, y por eso se los cuento…”


Así empieza "Un elefante ocupa mucho espacio", uno de los libros icónicos prohibidos por la última dictadura militar en la Argentina.


¿Qué es la censura? ¿Por qué algunos libros se vuelven “peligrosos”? ¿Las imágenes hablan?
¿Cuál fue la mirada del censor acerca de la infancia y la juventud en tiempos de violencia institucional y de silenciamiento político?


La Asociación La Nube Infancia y Cultura recopiló más de cien libros infantiles y juveniles prohibidos por la dictadura, que fueron catalogados y digitalizados por la Escuela de Humanidades y la Biblioteca Central de la UNSAM. Son más de 25 escritores e ilustradores argentinos y extranjeros, reunidos en 111 obras.


En su mayoría, se trata de primeras ediciones publicadas por editoriales censuradas entre 1976 y 1984 por la Junta Militar, que prohibió su circulación por decreto.