Un misterio espacial

de Germán Cáceres
e Ilustraciones de Cristian Bernardini
(AZ Editora, Buenos Aires, 2018, 75 páginas)


Menudas complicaciones parpadean en el interior de quien, a los dieciséis años, se atrinchera en sensaciones revestidas de fantasía y realidad. Con su madre fallecida y su padre (un eminente hematólogo) se ha inclinado por el estudio del dibujo en una escuela de historietas, al margen de continuas exploraciones en el espacio de las leyendas, con escritos donde brotan hasta ovnis y extraterrestres.

Germán Cáceres ha enfocado literariamente un atractivo suspenso, en plausible coherencia con las ilustraciones de Cristian Bernardini, robustecido en trazos de superior envergadura. Ambos transmiten variedad de impresiones, que va a llamar la atención del lector (especialmente los jóvenes), ajenos a la estridencia y el convencionalismo.

Enrique Sureda