Konrad Wolf en el Cineclub La Rosa

En junio el Cineclub La Rosa dedicará un ciclo al director alemán Konrad Wolf, con dos películas relacionadas con la Guerra, proyectadas en 16mm gracias al Goethe-Institut Buenos Aires.




Konrad Wolf nació el 20 de octubre en 1925 en Hechingen, Württemberg. Hijo del poeta comunista Friedrich Wolf, tras la toma del poder por los nazis pasó su infancia a partir de 1934 en el exilio en Moscú. En 1936 se hizo ciudadano ruso y como tal fue incorporado al Ejército Rojo en 1942. El gobierno de la URSS le concedió numerosas condecoraciones por sus méritos en la Segunda Guerra Mundial, entre ellas, la Orden de la Estrella Roja. En 1970 recibió la Orden de la Guerra Patria de primer grado. En 1975 fue declarado ciudadano de honor de Bernau.

En la RDA no sólo era un cineasta muy atareado, sino que desempeñaba diferentes puestos estatales. Por ejemplo, fue Presidente de la Academia de Bellas Artes desde 1965 hasta su muerte en 1982. Una vez finalizados sus estudios de cine, Wolf entró a formar parte del Consejo Artístico de los estudios cinematográficos DEFA.

Puede que tanto su propia reputación política, así como la de su padre y su hermano Markus Wolf (coronel general del Ministerio de Seguridad), le otorgasen ciertas libertades a la hora de realizar sus películas. El hecho de que él aprovechase estas libertades al máximo demuestra una magnitud de valor cívico que no debe sobrentenderse.


En marzo de 1959 se estrenó Estrellas. La trama transcurre en tres días en una ciudad búlgara en la que los judíos deportados al campo de exterminio de Auschwitz hacían una parada en su viaje. El suboficial de la Wehrmacht Walter (Jürgen Frohriep) conoce a la judía Ruth y ambos se enamoran. Walter entra en conflicto con sus amigos y sus superiores, se transforma, incluso ayuda a los resistentes búlgaros. Pero, llega tarde para evitar que Ruth sea transportada al campo de exterminio. La película recibió varios premios, entre ellos en 1959 un premio especial del jurado del Festival Internacional de Cannes. Aunque para ello tuvo que figurar como una producción exclusivamente búlgara porque los reprentantes de la RFA protestaron con éxito para impedir que se pasara una película de la RDA, que no reconocían. Curiosamente la película fue prohibida inicialmente en Bulgaria porque mostraba una imagen demasiado positiva de los alemanes.

Yo tenía diecinueve (1968) tiene rasgos autobiográficos; es la película más personal dirigida por Wolf, y para muchos su mejor obra. Es la historia de Gregor Hecker, emigrado de niño, que a su vuelta como teniente del ejército rojo, descubre a Alemania y a los alemanes entre el 16 de abril y el 6 de mayo de 1945 en su camino desde el Oder hasta sobrepasar Berlín. La película muestra los horrores de la guerra sin patetismo, idealizaciones ni sentimentalismo. Por su carácter personal, su autenticidad y su sinceridad, y también por la subyugante personalidad de Jaecki Schwarz, el film obtuvo un gran éxito, también internacional.

Wolf desarrolló junto a su trabajo como director de cine una intensa actividad política. Desde 1959 hasta 1966 fue el presidente del comité de dirección del sindicato de artistas. En 1965 fue elegido presidente de la Academia de las Artes de la RDA, cargo que desempeñó hasta su muerte. Desde este cargo defendió una política progresista en el arte y la cultura. Fue socio fundador (1967) y miembro de la dirección de la Unión de Trabajadores de Cine y Televisión de la RDA. Murió el 7 de marzo de 1982 en Berlín, con sólo 57 años. En 1985 se puso su nombre a la Escuela Superior de Cine y Televisión de la RDA en Potsdam-Babelsberg.


Miércoles 13 de junio - 20 horas
ESTRELLAS
(Sterne, Alemania Democrática / Bulgaria, 1959, blanco y negro, 92 minutos)
Dirección: Konrad Wolf.
Elenco: Sasha Krusharska, Jürgen Frohriep, Erik S. Klein, Stefan Pejchev, Georgi Naumov, Ivan Kondov, Milka Tuykova


En un campo de concentración en Bulgaria, durante la II Guerra Mundial, un oficial nazi se enamora de una chica judía de origen griego mientras escolta a un grupo de prisioneros. La tragedia es presentada como un símbolo de pureza humana frente al fascismo y el racismo. La película ganó el Premio Especial del Jurado en el Festival de Cine de Cannes 1959.


Miércoles 27 de junio - 20 horas
YO TENÍA DIECINUEVE
(Ich war neunzehn, Alemania Democrática, 1968, blanco y negro, 115 minutos)
Dirección: Konrad Wolf
Elenco: Jaecki Schwarz, Vasili Livanov, Aleksei Ejbozhenko, Galina Polskikh, Rolf Hoppe, Wolfgang Greese, Dieter Mann, Jenny Gröllmann, Kalmursa Rachmanov, Johannes Wieke

Un joven alemán que había emigrado con sus padres a Moscú en los primeros años de la dictadura nazi, regresa a Alemania durante los últimos días de la guerra como subteniente del Ejército Rojo. De nuevo en su antigua patria, intenta encontrar respuesta a sus preguntas sobre el pasado y el presente.

Se trata de una película bélica ambientada en la segunda guerra mundial, que es también una autobiografía del propio director, Konrad Wolf, puesto que la memoria del cineasta y la del propio personaje protagonista se acostumbran a fundir en una sola.



Ciclo en 16mm realizado con el apoyo del Goethe-Institut Buenos Aires.

Más información en www.cineclublarosa.blogspot.com