El Cineclub La Rosa proyecta "Hadewijch", de Bruno Dumont

El miércoles 25 de noviembre a las 20 horas proyectaremos Hadewijch, de Bruno Dumont, en la que retrata el mundo de la fe y el sacrificio en medio de una Francia atormentada por los extremismos. Cualquier semejanza con la realidad es parte de la ficción. Con entrada libre y colaboración voluntaria en Austria 2154.


Miércoles 25 de noviembre - 20 horas
HADEWIJCH: ENTRE LA FE Y LA PASIÓN
(Hadewijch, Francia, 2009, color, 105 minutos)
Dirección y guión: Bruno Dumont.
Elenco: Julie Sokolowski, David Dewaele, Yassine Salim, Brigitte Mayeux-Clerget, Karl Sarafidis.


Céline es una joven que estudia teología y tiene un profundo amor por Cristo, al estar en un convento y comportarse con una fe desmedida, la madre superiora toma le decisión de expulsarla del convento y mandarla de vuelta al mundo real, en su París natal, donde descubrirá que no todo es tan sencillo como en el convento y que hay mucho más que lo que se muestra a simple vista.

Al verse atrapada en una maraña de sentimientos e ideas en intenso choque, conoce a dos hermanos de origen musulmán, el mayor de ellos le muestra propiamente la posibilidad musulmana de la religión, el instrumento de lucha, la espada que castiga y de esa manera perpetra su intención milenaria de lucha. La violencia abstracta del acto de fe; siendo este el principal lazo entre dos humanos que en ella buscan un camino, una solución, un discurso que como ellos citan en la película: “La presencia de Dios se percibe con mayor fuerza en su ausencia”. Sin duda ambos personajes comparten la idea y el sentimiento de lo que significa el acto de fe en una profundidad insólita y descabellada".


Dirigida con garra, con los recursos habituales del director (cortes drásticos con fundido a negro, largos planos secuencia) Hadewijch encuentra en su historia, un valiente análisis de la fe cristiana -o más bien, en la realidad en torno a casi cualquier religión-, la magia que la hace alzarse por encima de las demás obras del director y de casi cualquier otro film centrado en este concepto. Su última media hora es excepcional, presentando un final tan crudo como lírico, tan apasionante como imposible de olvidar.

"Más allá de identificar un caso singular de fe, podemos encontrar en este trabajo un íntimo acercamiento a la condición humana de nuestro tiempo, es decir, el ser  humano sólo y terriblemente ensimismado, que en contrario de resolver sus problemas existenciales a través de la fe, lo observamos terriblemente volcado en un desencuentro con su contexto, en una lucha constante por identificar su razón en este vida" (Salvador Cañas).

Premio de la crítica FIPRESCI en el Festival de Toronto. Nominada al Cóndor de Plata como Mejor película extranjera.


Más información en www.cineclublarosa.blogspot.com