"Los salvajes" cierra el año del Cineclub La Rosa

Función de lujo para el final de una temporada que también lo ha sido en el Cineclub La Rosa. Presentada por su director, Alejandro Fadel, veremos Los salvajes, quizás la mejor película argentina del último año. Será el sábado 14 de diciembre a las 20 horas, con entrada libre y colaboración voluntaria, en Austria 2154.



Sábado 14 de diciembre - 20 horas
LOS SALVAJES
(Idem, Argentina, 2012, color, 119 minutos)
Guión y dirección: Alejandro Fadel.
Elenco: Leonel Arancibia, Roberto Cowal, Sofía Brito, Martín Cotari, César Roldán y Ricardo Soulé.


Como en un western, todo empieza con una fuga. Cinco adolescentes escapan violentamente de un instituto de menores del interior argentino. Deben peregrinar cien kilómetros a pie, atravesando las sierras, ante la promesa de un hogar donde continuar sus días. Llevan unas pocas provisiones y una pistola. Cazan animales para alimentarse, roban las casas que encuentran a su paso, consumen drogas, se bañan en un río, pelean, hacen el amor: un viaje progresivo hacia el corazón de la naturaleza que pronto se convierte en una fabula mística sobre el coraje y la gracia.

La película compitió por la Cámara de Oro a la mejor ópera prima durante la Semana de la Crítica del Festival de Cannes, donde se alzó con el Premio ACID / CCAS otorgado conjuntamente por la Asociación del Cine Independiente (ACID) y la Caja Central de Actividades Sociales (CCAS).


“Lo que más nos impacta de Los salvajes es su fuerza estética, su constante búsqueda de belleza, nunca en vano (una belleza que Fadel caza en los rostros de los adolescentes fugitivos, en el paisaje de un mundo apaleado por el caos de su propia civilización, en la naturaleza animal que yace dormida en el corazón profundo de la humanidad). Algunos planos tocan lo sublime, conteniendo siempre su propia contradicción: la fragilidad y fuerza que constituyen el gran estilo de Fadel. Los salvajes es un western bárbaro que parece recordarnos que nuestras sociedades actuales están destinadas a desaparecer… y eso nos da escalofríos” (Fabien Gaffez, catálogo Semaine de la Critique, Cannes 2012).

 
"Se dijo, se escribió, repetidas veces, que Los salvajes es una película ambiciosa. Lo es, porque en su complejidad se adivina –y se festeja– la intención de incluir al cine todo, de devorarlo. Esto, que en pocas palabras parece tan vago, se vuelve deliberado si se hace el ejercicio de elegir cualquier fotograma al azar, a lo largo de los ciento treinta minutos que dura la película. Alejandro Fadel parte del western y su iconografía para utilizar luego, a lo largo de su travesía, una serie de elementos que atraviesan diferentes géneros, tonos, formas y referencias. Y el éxito de la película consiste en poner en jaque tanta información, hacer de la aventura una experiencia contemplativa, desarrollar y darle cuerpo a una gran cantidad de personajes –y plantear, de paso, la relación del hombre con la naturaleza–, y hasta en el hecho de jugar con el realismo para animarse a quebrarlo en el resbaladizo terreno del misticismo, sin que por ello la película pierda cohesión. Esa apuesta, enorme, valiente, impresionante, hace de la ópera prima de Fadel una película que no se parece a nada de lo que se produce en el cine argentino." (Javier Diz, catálogo BAFICI 2012, donde obtuvo el premio a la Mejor Fotografía).


Alejandro Fadel
Nació en Tunuyán, Mendoza, en 1981. En la Universidad del Cine, donde cursó sus estudios, filmó los cortos ¿Qué hacemos con Pablito? (2000) y Felipe (premiado en el BAFICI 2003), entre otros.

Fue guionista de los largometrajes Carancho (2010) Leonera (2008) y Elefante blanco (2012), todas de Pablo Trapero, y de La vida nueva (2011), de Santiago Palavecino.

Codirigió el largometraje El amor (primera parte) (2004), junto a Martín Mauregui, Santiago Mitre y Juan Schnitman.La película fue presentada por Fadel en la Función 48 (Temporada IV) del Cineclub La Rosa.