Cómo seguir nuestras actividades

La Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte tiene varias vías en donde publicita sus actividades. Aquí, un repaso a todas ellas.


- Página de la Biblioteca: www.carlossviamonte.com.ar
- Página de Facebook: https://www.facebook.com/csviamonte/
- Blog del Cineclub: www.cineclublarosa.blogspot.com
- Grupo de Facebook: Cineclub La Rosa
- Twitter: @CSViamonte
- Suscribirse al mailing de la Biblioteca: escribiendo a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar
- Recibiendo las actualizaciones de página: dejando su mail en la ventana que aparece en la barra lateral.
- Cartelera: en Austria 2154.

Todos los cursos

Un repaso a todos los cursos y talleres vigentes en la Biblioteca, a los que podés sumarte.



Los talleres tienen aranceles especiales para socios de la Biblioteca. Para informes e inscripción llame al 4802-8211 (de lunes a viernes de 16 a 20) o escriba a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar



TALLER LITERARIO 
Prof. Carlos Penelas
Jueves de 20 a 21:30 horas

Brindar una visión global de la poesía y la narrativa haciendo una referencia a géneros, autores (nacionales y extranjeros), las raíces, relaciones que se establecen en una literatura comparada y su vinculación con las demás artes.

El taller está pensado para que se obtenga una visión desde la breve historia de la Estética, el análisis de la lectura, el estudio de recursos expresivos, tanto en poesía como en narrativa e introducir al alumno en un ámbito de reflexión. En años anteriores los alumnos publicaron trabajos en El libro de los talleres de Editorial Dunken.


HISTORIA DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
Por el Lic. Leonel Contreras.
Lunes de 19 a 20:30 hs.

Desde Pedro de Mendoza hasta nuestros días, Leonel Contreras repasa la historia de nuestra ciudad en un taller dividido en unidades temáticas cronológicas.

Contreras es Licenciado en Historia de la Universidad del Salvador y trabaja en la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico de la Ciudad de Buenos Aires. Ha publicado diversos libros sobre la historia y los personajes porteños.


ITALIANO
Por la Prof. Stella Maris Scuderi
Miércoles de 18 a 19 hs.
 
El taller, pensado para un nivel inicial y de conversación, incluye la comprensión y producción de textos orales y escritos, fijación de aspectos comunicativos y gramaticales mediante actividades orales y escritas, ejercicios interactivos. Canciones, juegos y videos. Conversación. Propuestas de ejercitación online.

La Profesora Stella Maris Scuderi es Dottore in Lingua e Cultura Italiana de ICoN - Università di Pisa.


FRANCÉS DEL VIAJERO
Por el Prof. Sebastián Barvié
Martes de 16:30 a 18 horas. Comienza el 3 de octubre.

Destinado a toda persona de nivel principiante que desee adquirir los conocimientos lingüísticos esenciales para poder desenvolverse durante un viaje a un destino francófono. Comprensión y la expresión escrita y oral, simulando situaciones típicas a las que se enfrenta cualquier turista.

El Profesor Sebastián Barvié es Licenciado en Lenguas Extranjeras Aplicadas a la Empresa de la Universidad de Montpellier 3. Actualmente, dicta cursos de FLE (Francés Lengua Extranjera) en la Alianza Francesa de Buenos Aires, Francés de la empresa en Total Austral y Moët Hennessy, y participa del Programa de Lenguas de la Universidad de San Martin (UNSAM).


DANZA CLÁSICA PARA NIÑAS
Prof. Cristina Bartolomé
Lunes y/o jueves 17:30 horas

Nuevo taller de Danza Clásica para niñas de entre 6 y 9 años dictado por Cristina Bartolomé, quien estudió en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y la Escuela Nacional de Danzas. Se formó, además, en danza clásica con maestros como O. Kirowa, M. Ruanova, A. Mastrazzi, G. Kazda y otros. Hizo talleres de Danza de Carácter, Perfeccionamiento en yuntas, Barra á terre, Danza Moderna, Española y Técnicas Teatrales. Además, fue coreógrafa.

BIOMECÁNICA CORPORAL Y ELONGACIÓN 
Por Cristina Bartolomé
Lunes y/o jueves 18:30 horas

Combinación de ejercicios de yoga, pilates, kinesiología, elongación y relajación. La propuesta de trabajo parte de una serie de ejercicios de piso y elevación que mejoran la circulación y tonifican el cuerpo. Desarrollan la fuerza flexibilidad y resistencia, alarga y fortalecen los músculos, mejoran la postura y respiración, logrando un alto grado de relajación y disminuyendo el estrés. Tu cuerpo es único, cuídalo y querelo, pues no tiene repuesto.

La profesora se formó en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón y la Escuela Nacional de Danzas, y con distintos maestros. Fue artista y coreógrafa.Como docente trabajó en el Conservatorio "Beethoven", "Studio O. Kirowa", Estudio "Gurkel - Lederer" y la Escuela de Arte “Cecilia Maresca”.



CLASES DE CANTO
Por Inés Maurel
Viernes entre las 16 y las 19 horas

Técnica vocal, respiración, vocalización y repertorio adaptado. Las clases podrán individuales o grupales, a coordinar con la docente.

Inés Maurel estudió canto en el Conservatorio López Buchardo, Manuel de Falla y Teatro Colón. Realizó estudios en Técnica Vocal, Repertorio, música Argentina y Latinoamericana, piano y técnicas teatrales. Ha realizado conciertos de Música de Cámara, Opera y Zarzuela.

Certificados de asistencia y beneficio para socios
Todos los cursos y talleres que se brindan en la Biblioteca otorgan certificado de asistencia y descuentos para socios.

Feliz día de la madre

Sobre todo, para las que nos hicieron amar los libros.


Jorge Acha: una eztetyka sudaka

A.A.V.V.
Compilación y prólogo Gustavo Bernstein
(Ítaca Ediciones, Buenos Aires, 2017, 164 páginas)



En «Taxonomía de un sudaca», Gustavo Bernstein encara un prólogo sagaz y erudito, no solo en materia cinematográfica, sino en toda la amplia temática que abarca la obra fílmica de Jorge Acha (Miramar, 1946-1996). Corresponde aclarar que el cineasta fue también escritor y acuarelista (se graduó como profesor de pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón). Realizó tres largometrajes: Hábeas Corpus (1986), Standard (1989) y Mburucuyá, cuadros de la naturaleza (1996), y varios cortos, entre ellos, Juan y Pedro (1964), No se culpe a nadie (1967), Impasse (1969) y Producciones Arena (1977).

El compilador comenta que el realizador durante el rodaje de Mburucuyá le mostró un dibujo de una serpiente al lado de una frase que decía “Cine Sudaka”, y extrae la conclusión de que su filmografía hizo de esa condición sudaca una bandera, pues no encaja en los cánones aceptados pero suscita el elogio de los que navegan por fuera de esos parámetros. Luego emprende un análisis de las notas de los críticos cinematográficos que colaboran en este libro y opina que Acha “… entendía que su obra, tributaria de su `estética del sueño´, alentaba una fuga de la tiranía de la razón”.

Así, en «A contracorriente», Pablo Piedras señala la marginación de Acha de las instituciones públicas, su personal puesta en escena y su fusión simbólica de lo más profundo del arte culto con las formas espurias del arte popular. Y respecto a Hábeas corpus comenta que pareciera haber encontrado “…una forma alternativa de mostrar la inenarrable experiencia del encierro, de la tortura, pero también de la resistencia y de la rebelión personal frente a estos castigos”.

«La escritura de los sueños» es un lúcido trabajo de Jorge Sala. En él afirma que “sus películas parecerían estar construidas a partir de una lógica que hace de lo onírico su principio esencial”. En Standard, sobre la pretensión de José López Rega de construir un altar de la patria, elige a Libertad Leblanc como principal intérprete porque Acha siempre defendió el estilo kitsch de la dupla Armando Bo-Isabel Sarli.

Luciana Caresani remite a Brecht en «Jorge Acha o la poética de una representación develada», en la cual aborda Mburucuyá, cuadros de la naturaleza, que trata acerca de la expedición de Alexander von Humboldt y Aimé Bonpland a las cuencas del Orinoco en los comienzos del siglo XIX. Y aprovecha para definir a sus tres largometrajes como un registro sobre el “…catolicismo y sus incrustaciones en el sincretismo religioso latinoamericano (…) y la cosmovisión de los pueblos precolombinos arrasados en nombre de la `civilización´”.

Juan Pablo Bertazza expone que la concepción estética de Acha traza un simbolismo sugerente dotado de ambigüedad. Respecto a «El pez y los pecados en Hábeas Corpus» opina que dentro de la amplia gama de símbolos el filme denuncia “…la clara y concreta complicidad entre la Iglesia Católica argentina –por supuesto, con honrosas excepciones– y el Proceso de Reorganización Nacional”.

«El erotismo acuático de Hábeas Corpus», por Lucas Sebastián Martinelli, remarca que en el binomio torturador-cautivo: “El morbo erótico de guardián/voyeur también se proyecta en el cuerpo de su víctima, sobre quien ejerce un control visual y físico”. Asimismo menciona que en Acha la imagen marina funciona como una alegoría de la belleza.

«La carne y el espíritu», del compilador y prologuista, cita a Jean Genet para indagar el erotismo subterráneo de Hábeas Corpus, y manifiesta, acerca del vínculo homosexual, que “En esos cuerpos retumba un grito emancipador. Son potencias que se revelan y rebelan contra la opresión de un statu quo que los sojuzga para aplastar los fantasmas que agitan.”

Magalí Mariano en «Standard: la patria revisitada» hace una asociación entre el filme de Acha y el documental de Werner Schroeter (De l´Argentine, 1985, conocido en nuestro país recién en 2013) porque en ambas aparece Libertad Leblanc. Refiere textos de Maeterlinck y se pregunta “¿Existe una forma más original y acabada de poner en jaque todos los discursos aprehendidos históricamente sobre nuestra argentinísima identidad, que la de presentar a obreros (…) intentando construir algo en el medio de un espacio en ruinas (….)?”.

María Alba Bovisio y Marta Penhos exponen sobre la vida y la obra de Alexander von Humboldt (1769-1859) en «Mburucuyá o los artificios de la representación». Citan varias películas que exhiben el choque entre el hombre europeo y el continente americano y sus habitantes. Y declaran que “…Acha nos muestra que el dibujo y los textos científicos, la fotografía, el cine, las crónicas (…) son construcciones de carácter ficcional.”

«El tercer continente», por Ezequiel Iván Duarte, se detiene en los rasgos racionales de la civilización europea y en el animismo contemplativo de los aborígenes de América, en este caso los yaruros. Sobre Humboldt señala: “Queda extasiado por la belleza que lo rodea y abrumado por la impenetrabilidad última de aquello que pretende conocer”. Además subraya que en su cosmovisión el indígena Salcaghua termina atrapado en el sueño del científico y pide ayuda a un jaguar.

Eduardo A. Russo en «La espesura del otro: Mbucuruyá y el barroco americano» incursiona en una veta poco difundida y abordada de Jorge Acha: la plástica y la escritura, especialmente la crítica cinematográfica. Respecto a su pintura de la flor llamada mbucuruyá dice: “Sospecho, luego de la reiterada contemplación de esa imagen, que podría existir allí cierta vinculación propicia para una lectura de (…) la película”. Y opta por una apreciación del filme a través de una mirada yarura.

Jorge Acha/ Una eztetyka sudaka es un ensayo importante: sus autores exhiben una extraordinaria versación cinematográfica, exponen agudas opiniones sobre arte y literatura, y comentan las ramificaciones del pensamiento científico de Humboldt y de su colega Bonpland. En síntesis, el libro incita a la reflexión y a disfrutar del placer de la lectura.

Germán Cáceres

Presentación
El libro se presentará el lunes 6 de noviembre a las 19 horas en la ENERC, Moreno 1199. Disertarán Gustavo Bernstein, Marta Penhos, Pablo Piedras y Jorge Sala

Escrituras del goce femenino. Místicos: ¿magia o religión?

El próximo encuentro del Seminario “Las escrituras del goce femenino -psicoanálisis y literatura-” se realizará el sábado 14 de octubre a las 11 horas en nuestra Biblioteca, Austria 2154. Será invitada Daniela Ward.


Despues de las jaculatorias místicas de Santa Teresa y los balbuceos de San Juan, ¿cómo entender la espiritualidad indigena en nuestros amerindios? El Shaman y sus dioses se situa entre Magia y Religión con la escritura de un Otro goce.

Se pueden ver los comentarios de clases anteriores en www.seminarioacunia2017.wordpress.com

Marcel y Celeste

"Los paraísos perdidos de la infancia quedan solo en la memoria de cada uno", le dice Marcel Proust a Céleste Albaret en el film de Percy Adlon que proyectamos en 16mm en el Cineclub La Rosa.


El ama de llaves que luego escribiría sus memorias cuida del escritor mientras dedica sus últimos días a su obra maestra, En busca del tiempo perdido.



Percy Adlon (conocido luego mundialmente por Bagdad Café) retrata esta historia que protagonizan Eva Mattes y Jurgen Ardnt.


Proyectada en 16mm gracias al Goethe-Institut Buenos Aires, con muy buena respuesta del público.



Proust en el Cineclub La Rosa

A poco de cumplirse 95 años de la muerte de Marcel Proust, el Cineclub La Rosa proyectará en 16mm Céleste, basado en la biografía de quien lo acompañara durante sus últimos años, mientras escribía En busca del tiempo perdido. La función de la ópera prima de Percy Adlon (conocido mundialmente por Bagdad Café) será el miércoles 11 de octubre a las 20:30 horas, en Austria 2154, con entrada libre y colaboración voluntaria.



Miércoles 11 de octubre - 20:30 horas
CÉLESTE
(Idem, Alemania, 1980, color, 106 minutos)
Dirección: Percy Adlon
Guión: Percy Adlon, sobre el libro “Monsieur Proust”, de Céleste Albaret.
Elenco: Eva Mattes, Juergen Arndt, Norbert Wartha y Wolf Euba.


París en torno a 1920, dos personas viven solitarias en un apartamento. Son Marcel Proust, que yace en la cama donde también escribe, y su ama de llaves Celeste, que en la esquina más apartada de la cocina espera con paciencia la llamada del señor con el timbre. Tiene veinte años y es originaria de provincias, él anda por los cincuenta y morirá pronto. Ella vive sólo para él, él vive sólo para su libro, En busca del tiempo perdido. Dos prisioneros en el mundo aislado de un apartamento.  


"El libro Monsieur Proust de Céleste Albaret, aparecido en 1973, ha sido el material temático de esta película. Albaret trabajó como ama de llaves desde 1914 hasta la muerte del escritor en 1922, y sólo ya muy tarde se decidió a grabar en cinta magnetofónica sus experiencias con el gran escritor. La película es muy fiel al libro, manteniendo la perspectiva de Céleste y ciñéndose fielmente a los recuerdos aún en los más pequeños detalles. Sólo con la perspectiva del narrador ha actuado más libremente Percy Adlon - Céleste fue su primera película para el cine, siendo conocido anteriormente sólo por sus ensayos radiofónicos y televisivos. Su versión cinematográfica abandona el distanciamiento temporal de "50 años después", ofreciendo una acción que abarca los últimos meses de la vida del poeta. Todo lo que ocurre tiene lugar en el recuerdo, y parte de la mesa de cocina de Céleste. De esta forma se entremezclan los tiempos felices, cuando Proust salía con su pañuelo de cuello blanco y sombrero de copa, con las fases finales de su grave enfermedad" (Marli Feldvoß).




Eva Mattes, que recibió el premio cinematográfica de Baviera por su interpretación, actúa de forma muy retraída; ella es la entrega completa, la espera, inmersa en el ritual diario, cuidadosa y a la vez decidida, ganándose con su fiabilidad y comprensión la confianza del introvertido maestro. Jürgen Arndt, maquillado como cadáver viviente, es mucho más excéntrico, sin romper el carácter retraído, exento de dramatismo, de la película, refugiándose en una concepción que componen conjuntamente el movimiento de la cámara, la técnica de imágenes retrospectivas, la adecuada iluminación (a cargo de Jürgen Martin) y el trabajo de los actores.

"La película se desarrolla casi exclusivamente en la vivienda de Proust, tenuamente iluminada con luz artificial, y sólo en la cocina, el dominio de Céleste, penetra levemente la luz del día. Unas pocas tomas exteriores favorecen el contraste: rótulos de las calles parisinas y rebuscados adornos en los portales de las mansiones de la ciudad evocan el refinamiento de la gran ciudad, las escuetas casas de piedra en el lugar natal de Céleste, la naturaleza desnuda... En lo aparentemente secundario de las tomas exteriores se vislumbra el núcleo de la relación entre Proust y Céleste: su encuentro bajo el signo de arte y naturaleza" (Neue Zürcher Zeitung)



Proyección en 16mm gracias al Goethe-Institut Buenos Aires.

Más información: www.cineclublarosa.blogspot.com

Francés del viajero

Comienza un nuevo seminario en la Biblioteca, Austria 2154: Francés del viajero, dictado por el Profesor Sebastián Barvié. Será durante diez clases, los martes de 16:30 a 18 horas. Comienza el 3 de octubre.



El Profesor Sebastián Barvié -Licenciado en Lenguas Extranjeras Aplicadas a la Empresa de la Universidad de Montpellier 3- dictará en la Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte, Austria 2154, el seminario "Francés del viajero", los martes de 16.30 a 18 horas, del 3 de octubre al 5 de diciembre.

Este taller (10 clases, 15 horas en total) está destinado a toda persona de nivel principiante que desee adquirir los conocimientos lingüísticos esenciales para poder desenvolverse durante un viaje a un destino francófono. Desarrollaremos la comprensión y la expresión escrita y oral, estimulando al alumno a aplicar los conocimientos adquiridos simulando situaciones típicas a las que se enfrenta cualquier turista. El aprendizaje grupal lo ayudará a perder el miedo y la inhibición, presentes en todo viaje, ya sea turístico o corporativo. 

El taller es dictado por Sebastián Barvié Guaglianone, Licenciado en Lenguas Extranjeras Aplicadas a la empresa de la Universidad de Montpellier 3. Actualmente, dicta cursos de FLE (Francés Lengua Extranjera) en la Alianza Francesa de Buenos Aires, Francés de la empresa en Total Austral y Moët Hennessy, y participa del Programa de Lenguas de la Universidad de San Martin (UNSAM).

Anteriormente, trabajó sucesivamente en el rubro Traducción, como Project Manager de proyectos multilingües; en Turismo, como Tour Leader de senderismo en Patagonia argentina y chilena; y como docente en el Centro Universitario de Idiomas de la UBA, en Peugeot Citroën, y en Sudáfrica, en el marco de un programa de capacitación a personal de turismo, agentes de tráfico y bomberos para el Mundial de fútbol de 2010. Residió en Francia durante los años 2000 – 2007 y en Sudáfrica durante el año 2009.

Informes e inscripción
Personalmente, en Austria 2154, de lunes a viernes de 16 a 20 horas. Por teléfono, en los mismos horarios llamando al 4802-8211. Por correo electrónico a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar.

El grupo es reducido, y se aplican descuentos para socios de la Biblioteca y quienes se inscriban a más de un taller. 

Dibujos y pinturas de Roberto Pisani

Hasta el 16 de octubre se puede visitar la exposición de dibujos y pinturas de Roberto Pisani en la Biblioteca, Austria 2154, de lunes a viernes de 16 a 20 hs.

La literatura de Don Segundo Sombra

Ricardo Güiraldes, a noventa años de su fallecimiento.



Para el primer Centenario, nuestros mayores intelectuales trataron de encontrar y definir la identidad nacional, las huellas de una tradición. En este enrarecido presente, cuando los contornos aparecen menos nítidos, más complejos, más abiertos y aluvionales, y por todo ello más enriquecidos, recogemos aquella herencia, pero también la problematizamos, intentando descubrir otras líneas y conformaciones, poner de manifiesto lo que falta remediar todavía en la sociedad argentina para que el tercer siglo de vida independiente llegue a ser el de la realización de nuestras posibilidades nacionales, culturales.

En este proceso de reconocimiento, que en todas las civilizaciones suele ser poco menos que constante, mucho tiene que ver la literatura y, en nuestro caso, esa parte que llamamos “la gauchesca”, como la fijó don Ricardo Rojas y lo continuaron después críticos e historiadores, por su justeza o tal vez porque fuera un acierto poético y nominal: un cuerpo considerable y heterogéneo, cuyos componentes no son todos similares, y cuyos límites temporales son bastante imprecisos. Parece iniciarse con los primeros y patrióticos poemas de la Independencia, contener luego todo aquello que en la literatura argentina aludió al campo, a sus habitantes (para un concepto general, ciertamente lábil y algo tautológico, “los gauchos”), a sus costumbres y sus modos; engrandecerse, consagrarse, y hasta criticarse y trascenderse con El gaucho Martín Fierro, y prolongarse bajo distintas formas por buen tiempo más. En lo que es conforme la doctrina es en el cierre del ciclo de la literatura de la pampa: casi todos coinciden en asignar ese papel a Don Segundo Sombra.

Admitiendo que, como se dijo, ya no se trata aquí del género sino del “uso del género” (Ludmer) ¿de dónde le viene a esta novela el acuerdo en tal asignación? Sin duda que, en primer lugar, y sorteando razones históricas y sociales, que importan, de las virtudes del texto mismo; de que este sea ya, en 1926, una mirada melancólica hacia el pasado y, sobre todo, de que sea escrito en un lenguaje, en una lengua poética (“ha hecho un idioma propio”: Valéry Larbaud), que pertenece a su porvenir.

No podía alcanzar otra cosa, con su gran talento literario, Ricardo Güiraldes, desde el lugar donde la vida, el estamento social y familiar, y la evolución de las letras europeas y nacionales, seguidas por él con tanta atención, lo habían ubicado, que a crear el canto del cisne de la vieja estancia en desaparición, “una elegía emocionada al gaucho sobreviviente” (Jitrik). Y hacerlo con las armas que su extensa formación literaria y lingüística, sus contactos con los movimientos de la vanguardia europea, y la metáfora ultraísta, española y porteña, le estaban ofreciendo.

Para algunos, Don Segundo Sombra fue el epítome de la novela reaccionaria, en su sometimiento a las leyes eternas del patrón, en su tendencia a la consolidación de jerarquías sociales; para otros, una endecha acentuadamente metafísica a la tierra y a la nación profunda, muy lejos de todo lo urbano, y en particular a las virtudes del gaucho, su poblador cabal y entero aunque un tanto literario; para Borges, “Don Segundo es, como el undécimo libro de la Odisea, una evocación ritual de los muertos, una necromancia”; para no pocos, la consagración del espíritu de libertad, solo obtenida por ese retorno dorado de “la pastoral bárbara” (Sarlo) al señorío sin feudo, a la naturaleza y a la pampa.

Me inclino a sostener que el pensamiento íntimo y la ideología de un escritor y de un texto residen y se exhiben en su escritura; suele verse en esta novela un modelo de representación realista, cuando en verdad dista bastante de ello. Por el contrario, desde su idealismo y su vanguardismo, está mucho más vinculada a la huida crítica de la representación que a su dócil seguimiento; más cerca, como pregonaron desde el Creacionismo hasta el Surrealismo, de “la cosa creada” que de “la cosa cantada”, es decir, copiada; más ligada al arte y la literatura que no incorporan a sus obras objetos parecidos a los de la supuesta realidad sino que los crean allí, los hacen ser una realidad y desde la obra incorporarse a aquélla (como ha sucedido a lo largo de la historia en tantos casos y, Macedonio dixit, en el del gaucho mismo).

Quizás por primera vez en una obra narrativa nacional, un texto que no deja de sospecharse que es texto, aunque no se lo oiga por la impronta de los personajes y del espacio, esté señalando, en su construcción, en su elaboración poética, que es ni más ni menos que literatura. De ahí, probablemente, su perduración.

Por Mario Goloboff 
Escritor, docente universitario
Página/12, 7 de octubre de 2017

Sumisión

de Michel Houllebecq
(Editorial Anagrama, Buenos Aires, 2015, 288 páginas)



Este libro, ya antes de su aparición en enero de 2015, generó una fuerte polémica en Francia.

Su protagonista, François, un profesor universitario de literatura, piensa que después de la etapa juvenil, en la que concluyen los estudios, la vida profesional viene acompañada de la soledad y la decadencia vital: “La totalidad de los animales y una aplastante mayoría de los hombres (…) Viven porque viven y eso es todo, así es como razonan; luego supongo que mueren porque mueren, y con eso, a sus ojos acaba el análisis”. Padece de un hastío permanente que lo hace pensar continuamente en la muerte y en un posible suicidio. Por si no fuera suficiente, cuenta en su haber con una fuerte carga de misoginia.

Los demás personajes son también colegas universitarios, hecho que ocasiona que hablen de temas literarios, sobre todo del escritor francés Joris-Karl Huysmans (1848-1907), ya que François escribió la tesis sobre su obra y vida, en especial acerca de su conversión al catolicismo. Por sus citas históricas, literarias y artísticas, Houllebecq revela poseer una vastísima cultura.

En todo momento el erudito profesor expone una visión pesimista sobre la sociedad francesa (“… el creciente distanciamiento, ya abismal, entre la población y quienes hablaban en su nombre, políticos y periodistas, conducirían necesariamente a algo caótico, violento e imprevisible”.) Menciona a los políticos actuales de su país, aquellos que los argentinos conocemos por la televisión, los periódicos o las redes sociales.

Aunque se trata de una novela densa y plena de reflexiones profundas, se lee rápidamente, como si se quisiera devorar las páginas: el autor, sin ninguna duda, es un gran escritor, sabe narrar. Su prosa resulta bella, elegante y singular. Espléndida la traducción de Joan Riambau.

La novela transcurre en 2022, cuando, en elecciones libres y democráticas, un partido político de orientación musulmana accede al gobierno. En la contratapa se considera a Sumisión como una novela de «política ficción», al estilo de 1984 y Un mundo feliz. La comparación es acertada, pero el año 2022 resulta tan cercano que por su espíritu puede también considerarse una ucronía, al estilo de El hombre en el castillo (1962), de Philip K. Dick, que imagina que los ejércitos del Eje derrotaron a los aliados en la Segunda Guerra Mundial y dividieron a los Estados Unidos en tres sectores. En Sumisión, el lector puede vislumbrar la evolución que podría tener el mundo occidental, o más precisamente Francia. “He condesado en el libro una evolución que me parece plausible”, sostuvo Houellebeq, según Luisa Corradini (La Nación del 5/01/2015). “La idea asombrosa y simple, jamás expresada hasta entonces con esa fuerza, de que la cumbre de la felicidad reside en la sumisión más absoluta.”, afirma con convicción el rector de la Universidad de París-Sorbona, uno de los personajes que dialoga con François. Algo similar se aseguraba en la novela Legajo para el futuro (1975), de Lawrence Sanders, sobre la «píldora del Supremo Placer», aquella que acentuaba en el ser humano la tendencia al sometimiento, es decir, y según el libro, a la felicidad.

La duda que mantiene en vilo al lector es sí finalmente François se convertirá al islam, de manera de obtener una cátedra bien remunerada y, además, una esposa joven, bella y sumisa.

Michel Houllebcq (Isla de La Reunión, Francia, 1958) ha obtenido numerosos premios, como el Flores por su primera novela, Ampliación del campo de batalla (1994); el Novembre, el Mejor libro del año según la revista Lire y el de los Lectores de Les Inrockuptibles por Las partículas elementales (1998); el Goncourt por El mapa y el territorio (2011) ). Además, recibió el Premio Nacional de las Letras (1998), el IMPAC (2002), el Schopenhauer (2004) y el Leteo (España, 2005).

Germán Cáceres

Este libro forma parte del catálogo de la Biblioteca. Siendo socio puede retirarlo para su lectura.  

Kazuo Ishiguro, Premio Nobel de Literatura 2017

El escritor, británico nacido en Japón, es autor de novelas como Lo que queda del día.


El británico Kazuo Ishiguro, de 62 años, ha sido galardonado este jueves con el Premio Nobel de Literatura 2017. Es el segundo autor en lengua inglesa consecutivo que consigue el Nobel, después de Bob Dylan el año pasado. Pero el reconocimiento al autor de Lo que queda del día (1989) será, sin duda, menos controvertido y, a la vez, más previsible, al tratarse de un autor de amplio reconocimiento que cuenta ya con prestigiosos galardones como el Booker.

El jurado ha destacado "sus novelas de gran fuerza emocional que han descubierto el abismo bajo nuestro nuestro ilusorio sentido de conexión con el mundo". Su obra más celebrada es Lo que queda del día (1989), su tercera novela, que ganó el premio Booker y en cuya adaptación cinematográfica Anthony Hopkins reprentó al mayordomo Stevens. También Nunca me abadones (2005) fue llevada a la gran pantalla. Su última obra, de fantasía, lleva por título El gigante enterrado y explora cómo la memoria se relaciona con el olvido, la historia con el presente y la fantasía con la realidad. Todas sus obras han sido publicadas en español por Anagrama.

“Es un escritor de una gran integridad. No mira hacia un lado, ha desarrollado un universo estético propio”, ha destacado Sara Danius, secretaria de la Academia Sueca. La literatura de Ishiguro aborda temas como la memoria, el tiempo o la autoilusión. Toma el relevo de Bob Dylan, galardonado en 2016 "por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción". Tras el revuelo causado el año pasado por la concesión del premio a un músico, Danius ha confiado en que la elección de Ishiguro “hará al mundo feliz”.

Nacido el 8 de noviembre de 1954 en Nagasaki (Japón), Kazuo Ishiguro se trasladó a los cinco años con su familia a Surrey, Inglaterra, donde a su padre le ofrecieron un trabajo como oceanógrafo. Estudió literatura inglesa y filosofía en la universidad de Kent. Después cursó un posgrado de escritura creativa en la universidad de East Anglia, donde tuvo de profesores a Malcolm Bradbury y Angela Carter. Su tesis se convirtió en 1982 en su primera novela, Pálida luz en las colinas, recibida con elogios por la crítica. Es autor de siete novelas, que escribe en inglés, además de diversos libros de relatos y guiones para cine y televisión. Junto a Martin Amis, Ian McEwan Hanif Kureishi, Salman Rushdie o Julian Barnes, Ishiguro pertenece a la generación de novelistas que renovaron la narrativa británica en los años 80 de siglo pasado.

A pesar de su alabada trayectoria, la elección de Ishiguro ha sido recibida en el mundo editorial como una sorpresa, en la medida en que no era un habitual en las quinielas. En los últimos días, casas de apuestas como Ladbrokes habían desvelado los nombres de los favoritos para recibir el Nobel de 2017. Autores como el keniano Ngugi Wa Thiong'o o el japonés Haruki Murakami habían sido las principales apuestas para alzarse con el galardón más importante de las letras, pero no es la primera vez que sus nombres aparecen entre los candidatos. La canadiense Margaret Atwood, el poeta surcoreano Ko Un o el chino Yan lianke también habían entrado en esa lista.
 
Desde su creación en 1901 el Nobel de Literatura ha distinguido a 113 autores, 14 de ellos mujeres, y en cuatro ocasiones ha sido compartido, la última vez en 1974. La Academia ha afrontado este año un galardón que en 2016 contó con polémica al premiar al músico Bob Dylan. Se mantuvo la incertidumbre de si recogería el galardón y la compensación económica del Nobel. Finalmente, optó por enviar un discurso de agradecimiento a la Academia, lo que le permitió cobrar los alrededor de 820.000 euros. El también poeta no acudió a la ceremonia de entrega de los premios y en su lugar asistió la artista Patti Smith. Posteriormente, en abril, Dylan asistió a un acto privada en Estocolmo donde recibió, con casi cuatro meses de retraso, el premio más importante de literatura.

Pablo Guimón
Diario El País, Madrid, 5 de octubre de 2017

En nuestro catálogo
Pálida luz en las colinas es la única novela de Ishiguro en nuestro catálogo. También puede leer la reseña de Nocturnos, por Germán Cáceres, aquí.