Carlos Penelas cenó con sus amigos talleristas

La amistad, la literatura, el buen gusto, la estética y la ética forman parte de la actividad creadora. Y el buen comer, desde luego. Anoche, luego de finalizado el Taller Literario de la Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte, cenaron en un restaurante de la zona con el poeta Carlos Penelas los talleristas Modesta Riesco, Eugenia Satragno, Ariel Introzzi y Julio Mario Scarinci.



Una velada donde el humor, la literatura, los recuerdos, las anécdotas y el afecto rodeó a todos y cada uno de los comensales. Una noche mágica para recordar por su fraternidad y el calor humano.

Regresaron los talleres de danza y elongación

Informamos que la profesora Cristina Bartolome ha retomado los talleres de Danza y Elongación.



El taller de Danza Clásica para niñas de entre 6 y 9 años se dicta en nuestra Biblioteca, Austria 2154, los lunes y/o jueves de 17:30 a 18:30 horas.


El de de Biomecánica Corporal y Elongación, los lunes y jueves a las 18:30 horas.

Para inscribirse, llame al 4802-8211 o escriba a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar. Los cupos son limitados, y los socios de la Biblioteca cuentan con aranceles especiales.

Espigando con Varda

Con muy buena asistencia de público, comenzó el ciclo dedicado a Agnès Varda y sus documentales sobre los recolectores, con la proyección de Los espigadores y la espigadora en el Cineclub La Rosa.


Los espigadores y la espigadora

Primera función del ciclo dedicado a Agnès Varda en el Cineclub La Rosa, donde proyectaremos Los espigadores y la espigadora. Será, como siempre, con entrada libre y gratuita en Austria 2154, el miércoles 26 de octubre a las 20.30 horas.


Miércoles 26 de octubre - 20:30 horas
LOS ESPIGADORES Y LA ESPIGADORA
(Les glaneurs et la glaneuse, Francia, 2000, color, 82 minutos)
Dirección y guión: Agnès Varda.


Varda viaja por los campos y ciudades francesas filmando no sólo espigadores, aquellos que juntan lo que queda después de la cosecha, pero también se extiende a los "recolectores urbanos" y todos aquellos que ven en las "sobras" algo que resulta realmente valioso, por necesidad, placer o azar.

Entre los personajes se encuentran un profesor que recoge vegetales de los mercados callejeros, artistas que incorporan materiales reciclados en su trabajo, varios abogados que estudian legalmente estos fenómenos de recolección y la propia directora, que va juntando objetos durante la filmación (un reloj sin agujas, una papa con forma de corazón).


Más allá de la simpatía característica de Varda, la película traza una visión crítica del capitalismo y de la sociedad de consumo.

Más información: www.cineclublarosa.blogspot.com

El verbo justo

de Liliana Allami
(Vinciguerra, Buenos Aires, 2016, 112 páginas)



En esta novela llama la atención la calidad de su lenguaje (hecho que ya se había advertido en los cuentos de La vuelta del deseo, 2013). La autora evidentemente ama las palabras y logra que ellas se enlacen con armonía y ritmo. Si bien se luce en las frases largas (“Entonces le dio curso a la angustia, hasta allí apretada, reducida a un punto minúsculo, escondida entre los pliegues que imponían las corridas…”), también las oraciones breves – que suelen adoptar el cortante estilo tipo agenda – le otorgan a la historia dramatismo, el que es acentuado, asimismo, por los contundentes diálogos.

Con seguro oficio Allami mantiene el tono melancólico desde el principio al fin, y narra a la vez en tercera, segunda y primera personas, enriqueciendo así los matices psicológicos de los personajes.

El verbo justo trata sobre los inagotables problemas de comunicación y de sentimientos contradictorios que anidan en una familia. El lector se verá reflejado de alguna manera en esta borrasca de odio, amor y envidia que se agita entre sus miembros. Éstos son convincentes, muestran carnadura humana, se puede afirmar que se los ve.

La protagonista es una mujer despechada e insatisfecha que padece la sensación de que no ha logrado nada de valor tanto en su familia paterna como en la propia. Se cuestiona continuamente a sí misma y a los demás, a través de filosas introspecciones (“¿Cómo vestir de fiesta al desasosiego? ¿Con qué corsé armar un cuerpo doblegado?”), que la conducen a la neurosis y al aislamiento, más allá de las actitudes criticables de sus padres y de su hermana. Asimismo, no supo convivir ni con su marido ni con su hijo y provocó que ambos se alejaran de ella.

Se destaca en la novela el cuidado de los detalles, porque una simple alusión da el clima exacto de la situación. Por ejemplo, ante un posible candidato, ella “se desprendió el segundo botón de su chaleco”, para al rato, tras desilusionarse, “…jugó con los bordes del chaleco y se prendió el botón.”

Al final la protagonista realiza una toma de conciencia sin llegar a un cambio superador, sino que adopta algo más creíble y terrenal: cierta serenidad frente al difícil arte de vivir. Y comprende que todos ellos “No habían sabido encontrar la palabra adecuada, el verbo justo”.

El libro obtuvo el Premio Único de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Novela Inédita, bienio 2010-2011. En la contratapa, Fernando Sánchez Sorondo sostiene que “ofrece al lector la mayor virtud que en mi opinión seduce en una ficción: y es que no lo parezca, que opere como si fuera una realidad en la que se sumerge cada lector, como un capítulo de su propia vida.”

Liliana Allami nació en Buenos Aires y publicó el citado La vuelta del deseo y los libros de cuentos Para mí que fue por eso (1997), Un impulso escondido (2001), Eso sin nombre (2004), Novia que te veamos (2008). Sus obras han merecido numerosos premios.

Germán Cáceres

Agnès Varda, la espigadora

El Cineclub La Rosa programa otro ciclo con nuestra querida amiga Agnès Varda, en donde proyectaremos sus dos documentales sobre "espigadores y espigadoras", y un cortometrajes de su vasta producción. Será, como siempre, con entrada libre y gratuita en Austria 2154.


Miércoles 26 de octubre - 20:30 horas
LOS ESPIGADORES Y LA ESPIGADORA
(Les glaneurs et la glaneuse, Francia, 2000, color, 82 minutos)
Dirección y guión: Agnès Varda.

Con el alma inquieta, Varda sale a buscar a los espigadores que a largo de todo Francia recogen lo que para los demás es descarte. Entre sus recolectores encuentra a quienes lo hacen por necesidad, placer o azar. Y con ellos traza una visión de la sociedad de consumo y el capitalismo modernos, del campo a la ciudad ida y vuelta.


Miércoles 9 de noviembre - 20:30 horas
LOS ESPIGADORES Y LA ESPIGADORA... DOS AÑOS DESPUÉS
(Les glaneurs et la glaneuse... deux annes après, Francia, 2002, color, 63 minutos)
Dirección, guión y montaje: Agnès Varda.

Nuevamente Varda va en busca de aquellos personajes y situaciones capturadas dos años atrás, para retratar su devenir en el tiempo transcurrido.

Junto al cortometraje
LA ÓPERA MOUFFE
(L'Opéra-Mouffe, Francia, 1958, blanco y negro, 16 minutos)
Dirección: Agnès Varda.

La libreta de apuntes de Varda -embarazada- sobre el mercado de la Mouffe, sobre la calle Mouffetard de París.

Miércoles negro

Nos sumamos a los reclamos de las mujeres, en contra de los femicidios y la violencia de género, y decinos "Ni una menos".


Talleres en la Biblioteca

Aún puede incorporarse a los cursos y talleres que se dictan en nuestra Biblioteca, Austria 2154. Para informes e inscripción llame al 4802-8211 (de lunes a viernes de 16 a 20) o escriba a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar


TALLER LITERARIO 
Prof. Carlos Penelas
Jueves de 20 a 21:30 horas

Brindar una visión global de la poesía y la narrativa haciendo una referencia a géneros, autores (nacionales y extranjeros), las raíces, relaciones que se establecen en una literatura comparada y su vinculación con las demás artes.

El taller está pensado para que se obtenga una visión desde la breve historia de la Estética, el análisis de la lectura, el estudio de recursos expresivos, tanto en poesía como en narrativa e introducir al alumno en un ámbito de reflexión. En años anteriores los alumnos publicaron trabajos en El libro de los talleres de Editorial Dunken.


HISTORIA DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
Por el Lic. Leonel Contreras.
Lunes de 19 a 20:30 hs.

Desde Pedro de Mendoza hasta nuestros días, Leonel Contreras repasa la historia de nuestra ciudad en un taller dividido en unidades temáticas cronológicas.

Contreras es Licenciado en Historia de la Universidad del Salvador y trabaja en la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico de la Ciudad de Buenos Aires. Ha publicado diversos libros sobre la historia y los personajes porteños.


ITALIANO
Por la Prof. Stella Maris Scuderi
Miércoles de 18 a 19 hs.
El taller, pensado para un nivel inicial y de conversación, incluye la comprensión y producción de textos orales y escritos, fijación de aspectos comunicativos y gramaticales mediante actividades orales y escritas, ejercicios interactivos. Canciones, juegos y videos. Conversación. Propuestas de ejercitación online.

La Profesora Stella Maris Scuderi es Dottore in Lingua e Cultura Italiana de ICoN - Università di Pisa.


PSICOANÁLISIS: SINTHOMA DE LA CULTURA
Por Enrique Acuña E invitados
Segundo y cuarto sábado de cada mes, a las 11 horas

Historia de una palabra hablada: la recepción en el Rio de la Plata / Malestares sociales y detalles solitarios. Lacan a la Argentina / Artes anticipadas. Una filosofía ante el Capitalismo / Clínica de creación literal. Borges, Macedonio, Juan L. Ortiz y otros / Perspectivas del Inconsciente y lo real (entre Ciencia y Religión).
Martes de 19.30 a 20.30 horas (Prof. Santiago Bras Harriott)
Renge Yoga: olvidar lo de afuera y reconocer lo interno.

Desentenderse de lo rutinario y entrar en el mar de las Asanas (posturas) jugando con el cuerpo y dejando que la mente vuele para dar lugar a la creatividad, finalizando las clases con meditación a través de un Mantra.

Feliz día, mamás

Nos enseñaron a leer, a querer los libros, a amar las bibliotecas. Y muchas otras cosas más. En su día, feliz día, mamás.


Alfredo Grondona White

(La Duendes editora, Comodoro Rivadavia, 2016, 110 páginas)



Está integrado por una compilación de trabajos de Alfredo Grondona White (Rosario, 1938 – Buenos Aires, 2015) publicados en las revistas Humor, Súperhumor, El Péndulo, Humi y Berp (Uruguay). Junto con Andrés Cascioli y Tomás Sanz fue el fundador de Humor Registrado –de la cual creó su logotipo –.

El libro se inicia con un emotivo prólogo de Alejandro Aguado –que además coloreó las tapas – y una entrevista subida al blog de La Duendes en febrero de 2010. También hay homenajes de sus colegas de Humor (Meiji, Lar, Tomás Sanz, Julio Parissi, Tabaré, Jorge Barale y Daniel Pancú) y de El Toto, Fer Calvi y Diego Parés. Se debe destacar el aporte que prestó la Licenciada en Artes (UBA) Natividad Marón para el capítulo «El detrás de escena», en el cual se muestra el esforzado trabajo previo que emprendió el maestro (no le gustaba que lo llamaran así) en su obra.

La temática de Grondona White es el costumbrismo, la vida cotidiana –su capacidad de observación es digna de un entomólogo –, como la gente que arroja papeles en la calle, boletos de colectivo, prospectos, cajitas y demás objetos («La calle está sucia»). Sus viñetas están siempre acompañadas de textos explicativos (algunos funcionan como refranes), es decir el chiste está dado por la conjunción de éstos con los dibujos, en los que importa la línea siempre sencilla – como si tomara espontáneamente apuntes –, y a la vez ocurrente y graciosa.

Su humorismo destila ingenuidad, pero ésta puede ser aprovechada para entender la década de los ochenta y ver que algunas situaciones –más allá de los cambios tecnológicos y de costumbres – se siguen repitiendo. Demuestra poseer una impresionante experiencia sobre la sabiduría popular al abordar hobbies como el aeromodelismo, la filatelia y los cursos por correspondencia («Los metejones archivados»).

Las secuencias de historietas son cortas: rara vez pasan de una o dos páginas. A veces utiliza lo que él llama contraataques («Las madres quejonas», «Los viejos babosos»), en los cuales un primer cuadrito presenta una provocación de un personaje y el segundo la correspondiente respuesta del agredido. Lo valioso es que el primer cuadrito es por sí mismo un logrado chiste.

Los bespi (o sea pibes al revés) es una historieta protagonizada por chicos que salió en las revistas Humi y Súperhumor. Registra el costado risueño y disparatado de los juegos que ellos inventan burlándose de la realidad. Detrás de este enfoque humorístico se vislumbran los sinsabores que padecen los padres y la evocación de la frase “no es fácil criar hijos”.

Alfredo Grondona White es un libro imprescindible para todo entusiasta del humor gráfico.


Germán Cáceres

Murió a los 90 años el dramaturgo italiano Dario Fo, premio Nobel de Literatura

El actor y escritor falleció por problemas respiratorios. Había ganado el prestigioso reconocimiento en 1997 por “burlarse del poder al devolverle la dignidad a los oprimidos”.


El dramaturgo y actor italiano Dario Fo, premio Nobel de Literatura en 1997, falleció este jueves a los 90 años en un hospital de Milán, donde se encontraba ingresado desde hacía unos días por problemas respiratorios, según los medios de comunicación italianos.

Fo nació el 24 marzo del 1926 en el pequeño pueblo de Sangiano, en Lombardía, a orillas del lago Maggiore, en el norte de Italia.

Además de escritor y actor, Fo en su vida fue muchas otras cosas:activista político, escenógrafo, pintor, director de teatro y dueño, según la definición del diario italiano La Repubblica, de un "talento renacentista", gracias al cual se convirtió en el más grande y famoso artista italiano de la época moderna.

"Italia pierde a uno de los grandes protagonistas del teatro, de la cultura, de la vida civil de nuestro país", dijo el jefe de gobierno italianoMatteo Renzi al rendir homenaje al escritor, según la agencia AGI.

"Su obra satírica, su búsqueda, su trabajo escénico, su actividad artística de múltiples facetas son la herencia de un gran italiano del mundo", agregó Renzi.

Durante su carrera estuvo acompañado por su esposa, la actriz Franca Rame, quien murió en 2013, con la que conformó un binomio intelectual consagrado, esencialmente, a un teatro político y satírico con el que narraron los problemas de la sociedad de su tiempo. La pareja se casó en 1954 y tuvo un hijo poco después.

Fo y Rame estuvieron juntos casi 60 años, compartiendo también la militancia política en las filas de la izquierda. Su activismo político fue especialmente relevante en los convulsos años de plomo, entre los setenta y los ochenta, cuando crearon la organización Soccorso Rosso Militante para proporcionar asistencia legal a los militantes de la izquierda encarcelados.

"Con Franca vivimos tres veces más que los demás", decía el escritor recordando su vida en común.

Fo y Rame comenzaron a trabajar juntos en 1958, cuando fundaron la Compañía Dario Fo-Franca Rame: él era el director y dramaturgo, mientras que ella era la primera actriz y administradora.

Después de las convulsiones sociales y políticas de 1968 fundaron otro grupo teatral, La Comune, con el que Fo creó algunas de sus obras de sátira y crítica política más conocidas, como Muerte accidental de un anarquista (sobre la extraña muerte del partisano Giuseppe Pinelli, que en 1969 se precipitó desde una ventana de la Jefatura de Policía de Milán, donde estaba detenido), Pareja abierta y Aquí no paga nadie (sobre la defensa de la desobediencia civil).

Durante su larga trayectoria, ha publicado más de cien obras teatrales, que él mismo interpretaba, y numerosos libros.

El último que publicó en septiembre trataba sobre la figura del científico Charles Robert Darwin, Darwin ma siamo scimmie da parte di padre o di madre? (Darwin, ¿somos monos por parte de padre o de madre?), que contenía preguntas sobre el origen de la vida y estaba ilustrado con sus dibujos.

También en el libro que publicó poco antes de cumplir 90 años, Dario e Dio (Darío y Dios, Ed. Guanda), en el que dialoga con la periodista Giuseppina Manin, el premio Nobel se interrogaba sobre la religión y la espiritualidad desde un punto de visa irónico y satírico, características que siempre han definido sus obras.

Inconformista y observador de su época, Fo saltó a la fama en 1969 con su obra Mistero Buffo (Misterio Bufo), una epopeya sobre los oprimidos inspirada en la cultura medieval, en la que el héroe, un malabarista, estimula la rebelión con la risa.

Se trataba de un unipersonal en el que Fo recitaba textos antiguos en un lenguaje teatral que mezclaba idiomas y dialectos del norte italiano -creando una lengua inventada que llamó grammelot-, en una manera a la vez desopilante y profunda.

En la década de los noventa volvió a abordar los temas religiosos con Il papa e la strega (El Papa y la bruja), obra en la que representa a un pontífice autor de una encíclica inverosímil en la que defendía la liberación de la droga, el control de la natalidad o el regreso de la Iglesia a la pobreza.

El llamado a la rebelión contra los poderosos y los hipócritas, mediante una lengua inventada, es un tema constante de la obra Dario Fo.

Y de hecho, la Academia sueca le entregó el Nobel "porque, siguiendo la tradición de los bufones medievales, se burla del poder a la vez que le devuelve la dignidad a los oprimidos", según se lee en la motivación.

En los años de los Gobiernos de Silvio Berlusconi, sus espectáculos y monólogos estaban dirigidos a ridiculizar al mandatario, con su habitual sarcasmo.

Fo también se destacó por su pintura, sobre todo en la última etapa, con sus "falso Picasso" o, de nuevo, causando polémica por el retrato que hizo de la actual ministra para las Reformas, Maria Elena Boschi, y que se subastó para financiar al Movimiento Cinco Estrellas (M5S), de Beppe Grillo, al que el dramaturgo apoyaba con fuerza.

"El dolor más grande" de su vida fue, según sus proprias palabras, la muerte de su esposa en 2013.

En los últimos años, Fo solía decir que podía sentir la presencia cercana de la mujer. Pero si alguien le preguntaba si se trataba de una tardía conversión a los misterios del sobrenatural, contestaba: "Yo creo en la lógica. Pero una vez en el otro lado, espero ser sorprendido".

Con información de EFE y AFP.

Danza y Elongación, suspendidos

Por razones de salud, la profesora Cristina Bartolome no dictará los talleres de Danza y Elongación hasta nuevo aviso. Le deseamos una pronta recuperación.

Bob Dylan ganó el Nobel de Literatura

La Academia Sueca otorga el galardón al músico "por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción"



Cuando la secretaria de la Academia Sueca Sara Daniues ha pronunciado el nombre, han retumbado todos los cimientos. Bob Dylan, premio Nobel de Literatura. La sorpresa en los mundos de las letras y la música solo puede ser comparable a la que seguro ha sido una legendaria, hipnótica, imbatible sonrisita pícara del galardonado al enterarse, perdido como siempre en su gira interminable alrededor del mundo, al margen del mito. Era el eterno aspirante, así como un recurrente chiste entre los más escépticos y, sobre todo, más ortodoxos. ¿Un músico, cuya única obra en prosa fue un fracaso, cosechando el mayor de los premios literarios? Imposible. Pero lo imposible –y vivir a contracorriente- es lo que mejor se le ha dado a este compositor que cambió como nadie el concepto de canción popular en el siglo XX, añadiendo una particular dimensión poética a la música cantada. Y tan importante como ese determinante hecho: su influencia, reconocida por los Beatles, los Rolling Stones, Bruce Springsteen y cualquier icono del rock y el pop que venga a la cabeza, no ha hecho más que crecer a medida que ha pasado el tiempo. Ahora, con este premio, y tras haber recibido antes el Pulitzer o el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, la onda expansiva da para otro siglo.

El bing bang comenzó a principios de los años sesenta, cuando un Dylan chaval abandonó su pueblo de Minnessota para trasladarse a Nueva York con el fin de dedicarse a la música y conocer en persona a su ídolo musical Woody Guthrie. Provisto de una gorra y una guitarra acústica, incluso inventándose parte de su biografía, recaló en Greenwich Village, el bohemio barrio de Manhattan poblado de cafés y clubes donde conoció ya la palabra afilada de los combatientes cantautores Pete Seeger, Ramblin' Jack Elliott o Dave Van Ronk. Componía a partir del contacto con ellos pero también de la poesía de los surrealistas franceses, especialmente de Arthur Rimbaud, y devorando la prensa diaria, que le daba combustible para esas primeras canciones que cambiaron la cara del folk norteamericano y le dieron un carácter contestatario sin renunciar al aspecto poético. Composiciones como Blowin’ in the wind, Masters of War, The Times They Are a Changing, A Hard Rain's a-Gonna Fall, Mr Tambourine Man o Chimes of Freedom llegaron al corazón de la generación de los sesenta, donde se fraguó la contracultura. “Venid senadores, congresistas, por favor oíd la llamada, / y no os quedéis en el umbral, no bloqueéis la entrada, / porque resultará herido el que se oponga, / fuera hay una batalla furibunda, / pronto golpeará vuestras ventanas y crujirán vuestros muros, / porque los tiempos están cambiando”, cantaba en 1964 con su voz nasal en The Times They Are a Changing, anticipándose al revuelo social y político de Norteamérica.

Fueron en esos primeros sesenta, en su tránsito diario de trovador por Greenwich Village, cuando conoció a los poetas beat. Aquello determinó aún más su visión literaria, a la que impregnó de una fuerza contracultural más incisiva, repleta de instinto y mordiente. Se relacionaba con Jack Kerouac, Neal Cassady, William Burroughs, Herbert Huncke, John Clellon Holmes o Allen Ginsberg, pero aún más importante: había vasos comunicantes. Dylan se fijaba en ellos, pero ellos veían en él al portavoz generacional, sorprendiéndose de su capacidad de captar la agitación, la desorientación, los desamparos y los ideales de aquellos convulsos sesenta. Con sus más de seis minutos de canción, rompiendo en 1965 el molde de single y reventando el concepto de radio comercial, Like a Rolling Stone conquistó el territorio de la ruptura generacional de los sesenta, más que cualquier novela, obra de teatro o película. Como dijo el poeta estadounidense David Henderson, no se trataba de una canción, sino de “una epopeya”.

Acababa de empezar la epopeya de Dylan, que abandonó el folk por el pop, maravillado por el ímpetu desenfadado y juvenil de los Beatles, los Rolling Stones y toda la tropa británica que desembarcó con un éxito monumental en EE UU. Con su sonido circense, de folk-blues-rock acelerado, sin olvidar esas baladas al piano, los álbumes Highway 61 Revisited y Blonde on Blonde elevaron a la música popular a lo más alto del universo cultural. Allí donde antes había un chaval folkie lanzando dardos surgía un merodeador que documentaba las emociones de la extraña realidad.

Según ha declarado con exageración el poeta chileno Nicanor Parra, solo por tres versos de la canción Tombstone Blues, incluida en Highway 61 Revisited, se merece el Nobel. Son los versos: “Mamá está en la fábrica / no tiene zapatos / papá está en el callejón / está buscando un fusible / yo estoy en las calles /con el blues de Tombstone”. “Es realismo real, con la fábrica, el callejón y la cocina, donde está el niño solo con los blues", ha dicho Parra. A decir verdad, son muchos más los versos, que abren imágenes como ventanas a otros mundos posibles y que se recogen en esos dos discos esenciales para el desarrollo intelectual del rock. Esas obras, publicadas entre 1965 y 1966, sirvieron de guía fundamental para los Beatles, los Beach Boys y toda esa irrepetible generación del pop y el rock que protagonizó el siglo XX con sus canciones. Y, sin embargo, fue en esos años cuando, aupado por su propio entusiasmo compositivo y su fama, publicó su única novela Tarántula, una pifia de literatura experimental muy por debajo de toda su obra musical. Está claro que el cómite del Nobel no ha tenido en cuenta el aspecto narrativo de Dylan a partir de su único libro, en el que intentó emular en prosa poética a Kerouac, Burroughs o Ginsberg.

El propio Allen Ginsberg fue el que más defendió su obra como un legado literario influyente, que a día de hoy se estudia en algunas universidades y tiene varios ensayos de análisis. De hecho, las primeras noticias acerca de la candidatura de Dylan al Nobel empezaron a llegar en 1996 cuando se organizó en Estocolmo un comité de campaña, apoyado por Ginsberg y Gordon Ball, profesor de la Universidad de Virginia. Ginsberg afirmaba: "Dylan es uno de los más grandes bardos y juglares norteamericanos del siglo XX y sus palabras han influido en varias generaciones de hombres y mujeres de todo el mundo”. Y Ball, por su lado, escribió: “Dylan ha devuelto la poesía de nuestra época a su transmisión primordial a través del cuerpo, revivió la tradición de los trovadores”. Un buen ejemplo de todo esto es un disco como Blood on Tracks. Para explicarse todas las grietas sentimentales del amor, uno puede leer los relatos De qué hablamos cuando hablamos de amor de Raymond Carver, pero también puede coger este álbum de diez composiciones y bucear en sus letras para dar con huellas emocionales que explican los sinsabores del alma humana.

En las últimas dos décadas, Dylan, como siempre pero más que nunca, ha huido de su propio mito, como bien demostró en sus memorias Crónicas, un fabuloso libro lleno de trampas que no tiene nada de autobiografía al uso y sí mucho de literatura, en ese repaso desordenado y fascinante a algunos recuerdos de su vida. En este tiempo, no quiere saber nada de su influencia imponente en la música popular contemporánea o en las letras norteamericanas. No quiere detenerse ni un segundo en preguntarse si es tan valioso para la cultura y el arte como Picasso o John Ford, tal y como no se cansan de decirle. En estas dos últimas décadas, también muchos detractores le han situado en el ocaso de su carrera, lejos de esos años dorados de bardo divino. Pero, en todo este tiempo, realmente, el veterano compositor ha dado frutos conmovedores en discos como Time Out of Mind, Modern Times, Love and Theft o Tempest.

A partir de una melancolía sonora que bucea en las raíces del folk, el góspel o el country, ha creado un universo repleto de símbolos del pasado y evocaciones. La historia norteamericana llegando hasta nuestros días se despliega a través de postales ocres, repletas de personajes anónimos que podrían poblar las novelas de Philip Roth, Richard Ford o Cormac McCarthy en ese retrato espiritual del envés del sueño americano y del imparable paso del tiempo. “Ningún hombre, ninguna mujer sabe / La hora en que llegará el sufrimiento / En la oscuridad escucho la llamada de las aves nocturnas… El sueño es como una muerte temprana”, canta Dylan con voz arrastrada en Workingman’s Blues #2. “Reúnete conmigo al final, no te retrases / Tráeme mis botas y zapatos / Puedes rendirte o luchar lo mejor que puedas en primera línea / Canta un poquito este blues del trabajador”, dice el estribillo.

Esquivo e imprevisible, Dylan hace historia al ser el primer músico que consigue el premio Nobel de Literatura. Ya en 1965, cuando la prensa norteamericana le calificaba del gran poeta de su tiempo, el músico decía: “No me llamo poeta porque no me gusta la palabra. Soy un artista del trapecio”. Durante más de medio siglo, su paso por el trapecio ha sido un irrepetible ejemplo para otros muchos más artistas y personas de todo el mundo que reconocen una deuda con sus letras, con su visión del mundo. Bruce Springsteen dijo una vez: "Si Elvis Presley liberaba tu cuerpo, Bob Dylan liberaba tu mente". Esa capacidad, al alcance de los mejores creadores, es esencia misma de la mejor literatura, de la más trascendente y admirable obra artística.

Bob Dylan, premio Nobel de Literatura. Han retumbado los cimientos, como esa guitarra eléctrica, órgano Hammond, baqueta sobre la caja de la batería y voz punzante acopladas hicieron retumbar el mundo hace más de medio siglo con la arrolladora Like a Rolling Stone, un torrente literario que no deja indiferente. Bob Dylan, premio Nobel de Literatura. Por primera vez en la historia del galardón, la gente no correrá a las librerías. Tendrá que ir a las tiendas de discos. Ahí está el secreto del nuevo premio Nobel de Literatura. En las canciones se guarda el misterio del trapecista Dylan, que ha conseguido lo que parecía imposible: que un músico gane el premio más prestigioso de la literatura mundial. Eso sí, que nadie espere que, a diferencia del resto, esto le va a cambiar la vida. Dylan seguirá a lo suyo, en su trapecio, con su sonrisita épica, intentando contarnos cómo sopla el viento.

Fuente: Diario El País de Madrid.

Wenders y la magia de Lisboa

A sala llena nuevamente, proyectamos en 16mm Lisboa story, preciosa película en la que Win Wenders muestra el casco histórico de Lisboa junto a la poesía de Fernando Pessoa, el homenaje al cine de Manoel de Oliveira y los fados de Madredeus.


Imágenes del encuentro del CEP

El martes se realizó un nuevo encuentro del Centro de Estudios Poéticos "Alétheia", dirigido por la Dra. Graciela Maturo, en nuestra Biblioteca.


En esta ocasión, la poeta María Cristina di Landro expuso sobre "Poesía y budismo zen", refiriéndose al tema desde su experiencia personal en el trato con la palabra.

Lisboa por Wenders

Segunda función del ciclo "Ciudadano Wenders" en el Cineclub La Rosa con la proyección en 16mm de Lisboa story y el espíritu de Fernando Pessoa en las calles portuguesas. Será el miércoles 12 de octubre a las 20.30 horas, con entrada libre y colaboración voluntaria en Austria 2154.


Miércoles 12 de octubre - 20:30 horas
LISBOA STORY
(Lisbon Story, Alemania, 1994, color, 105 minutos)
Dirección y guión: Wim Wenders.
Elenco: Rüdiger Vogler, Patrick Bauchau, Teresa Salgueiro, Vasco Sequeira, Manoel de Oliveira


Phillip Winter, ingeniero de sonido y "ruidista", encuentra en su buzón una nota del director artístico, Friedrich Monroe, rogándole acuda a Lisboa con urgencia. Tras una serie de percances, llega por fin a la capital portuguesa, localiza el domicilio de su amigo y se encuentra con que éste ha desaparecido, dejando tras de sí una vieja cámara de manivela, una mesa de montaje y documentales mudos de Lisboa. El despertador que suena de repente es seguro indicio de que ni siquiera hace un día que Monroe abandonó su residencia.


Phillip se entrega a la búsqueda del desaparecido y encuentra con frecuencia personas que saben que Monroe le estaba esperando. Un joven le pide dinero prometiéndole ponerse en contacto con el director. Phillip le paga pero nunca más volverá a ver al desconocido. Phillip se distrae con los niños del vecindario y les organiza un pequeño teatro de ruidismo pero los chavales le irritan un poco porque le siguen por todas partes con sus videocámaras. Phillip estudia los documentales de Monroe y decide sonorizarlos. A tal efecto, no sólo produce ruidos con su equipamiento técnico sino que se desplaza por la capital, descubriendo y grabando sus ruidos con un magnetofón y un micrófono. Phillip encuentra en casa al grupo "Madredeus" y a su bella cantante, Teresa, de la cual se enamora sin gran convicción. También encuentra poesías de Fernando Pessoa y a medida que las va leyendo descubre en ellas constantes paralelas a su propia situación.


Función realizada con el apoyo del Goethe-Institut Buenos Aires.

Más información: Cineclub La Rosa

La violencia está en nosotros

de James Dickey
(La Bestia Equilátera, Buenos Aires, 2015, 280 páginas)




La contratapa del libro afirma que fue “Elegida por la revista Esquire y la editorial Modern Library como una de las mejores novelas de la historia de la literatura.” Más allá de esta valoración subjetiva y posiblemente exagerada, Deliverance (en inglés: liberación, salvación) es una gran obra.

James Dickey (Georgia, 1923/Carolina del Sur, 1997), Poeta laureado por la Biblioteca del Congreso y ganador de Nacional Book Award debido a su libro de poemas Buckdancer´s Choice, además de La violencia está en nosotros (1970) sólo escribió dos novelas: Alnilam (1987) y To the White Sea (1993).

Aunque aparentemente puede entenderse como una película de acción física (tuvo su versión cinematográfica: Deliverance, 1972, de John Boorman, con John Voigth y Burt Reynolds, y en la que Dickey escribió el guión e hizo un pequeño papel de sheriff), se abre a múltiples interpretaciones. En principio la tediosa cotidianeidad, marcada por trabajos que siempre terminan siendo tediosos .Es tan aplastante ese aburrimiento que cuatro amigos, de los cuales solo uno es soltero (Bobby), resuelven emprender una excursión durante un fin de semana por una región desconocida de Georgia. Pero esta decisión desde un primer momento se vislumbra insensata ya que deben hacerlo en canoas, cuya práctica casi desconocen, como tampoco poseen datos ciertos de cómo llegar al destino programado. Además, no tuvieron en cuenta que la Naturaleza es sabia y hermosa, pero también puede ser fatalmente cruel. Y por si no fuera suficiente, en esa zona desolada deambulan hombres malvados.

Deslumbra cómo el autor describe la marcha de dos canoas entre los rápidos, sorteando rocas, atravesando cataratas inesperadas y siempre surcando el río en medio de bosques impenetrables y acantilados propios de un país de gigantes. Su prosa es precisa, como si se operase una sinestesia: más que describir fotografía los paisajes con las palabras, refiere mínimos detalles, sutilezas, ínfima variaciones de colores, y sus frases son armoniosas, de un ritmo preciso. Además, si se quisiera enumerar las frases bellas habría que acometer un opúsculo que se sirviera como complemento del texto: “Y ya sentía que en ese ambiente tan tranquilo se me aceleraba la respiración y noté durante unos momentos el sonido del río, como quien oye algo detrás de una puerta.” /”Los árboles y las hojas eran tan densos que la vista se perdía en la inútil complicación del follaje y los troncos en la oscuridad creada por tanta vegetación…”

Descomunal la traducción de Rafael Vázquez Zamora, que es en sí misma una pieza literaria.

La novela está protagonizada por hombres (los cuatro exploradores y dos desconocidos) y en sus relaciones se palpita una homosexualidad latente. Es más, uno de los amigos es violado. Asimismo, otro resulta herido pero logra curarse (Ed, el protagonista que narra en primera persona), otro muere asesinado (Drew) y Lewis (el gestor de la descabellada aventura), es víctima de un accidente que lo deja cojo. Dos asesinos desconocidos son muertos por los amigos en defensa propia, pero se encuentran con el dilema de que no podrían demostrarlo y estarían en dificultades ante la policía y la justicia ya que en esa zona ajena no sería raro que los acusaran de asesinato.

Es decir, se encuentran con el horror y la desesperación. Además pueden morir en cualquier recodo del río, y de este modo la narración se va tornando tensa, asfixiante e irrespirable. ¿Los que vieron la película habrán cerrado los ojos para soportar tantas escenas de angustia y suspenso?

Por si no fuera suficiente, la violencia sufrida por Ed lo transforma en un ser brutal, dispuesto a todo y a punto de volverse loco (“Puedo cortarle los genitales que él iba a usar en mí. O cortarle la cabeza sin dejar de mirarlo a sus ojos abiertos. O comérmelo.”). También la culpa acosa a los tres amigos sobrevivientes.

La violencia está en nosotros es una novela imprescindible: un buen lector no puede perdérsela.

Germán Cáceres

Este libro forma parte del catálogo de la Biblioteca. Siendo socio puede retirarlo para su lectura.   

"Poesía y budismo zen" en un nuevo encuentro del CEP

El Centro de Estudios Poéticos "Alétheia", dirigido por la Dra. Graciela Maturo, tendrá el martes 11 de octubre a las 17 horas un nuevo encuentro en el Centro Cultural y Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte, Austria 2154.


En esta ocasión, la poeta María Cristina di Landro dictará la conferencia "Poesía y budismo zen", refiriéndose al tema desde su experiencia personal en el trato con la palabra.

Es necesario tener el coraje de entrar en las peligrosas olas que aterrorizan a los hombres, para hallar el Pez excepcional - Ingen Zenji (Sensei Zen)

La imagen es una pintura sobre papel de Hasegawa Tohaku (Japón, 1539-1610) c.1580. Tinta sobre papel, díptico, cada panel 156.8 × 356 cm, Museo Nacional, Tokio.

Visita de alumnos a la Biblioteca

Celebrando la semana del libro, este lunes por la mañana visitaron la Biblioteca alumnos de tercer grado del Colegio Sagrado Corazón de Barracas.


Agradecemos a los chicos por su visita, y a nuestro bibliotecario Oscar Rodríguez que la coordinó. Es hermoso recibir alumnos de primaria, lograr interesarlos en la lectura y el hábito de concurrir a las bibliotecas.

Conferencia de Carlos Penelas en la Fundación Borges

Carlos Penelas, responsable del Taller Literario en nuestra Biblioteca, dará la conferencia "Visión de lo poético" en la Fundación Internacional Jorge Luis Borges.


Será el miércoles 12 de octubre a las 19 horas, con entrada libre y gratuita, en la sede de la Fundación, Anchorena 1660 Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Otra hermosa función a sala llena en el Cineclub La Rosa

Sin más asientos disponibles, gente sentada en el piso y algunos estoicos aguantando la película de pie, proyectamos Alicia en las ciudades, de Win Wenders.


Proyectada en 16mm gracias al Goethe-Institut Buenos Aires, el sábado 1 de octubre proyectamos la primera función del ciclo "Ciudadano Wenders" y nuevamente nos acompañó muchísima gente que colmó la capacidad de la sala de la Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte, como viene sucediendo en esta décima temporada.

Nuevamente, agradecemos a los amigos que repiten, a los novatos que se suman y a los que se dan una vuelta cada tanto. Todos son parte del Cineclub La Rosa.


Les recordamos que el ciclo continúa el miércoles 12 de octubre a las 20:30 horas, cuando proyectemos Lisboa story.