Agenda La Razón

Agradecemos al diario La Razón por la destacada publicación del ciclo "Jorge Prelorán en 16mm" del Cineclub La Rosa en su agenda cultural.


Les recordamos que el ciclo continúa este miércoles 1 de abril a las 20 horas, en Austria 2154, con la proyección de Damacio Caitruz, junto al cortometraje Manos pintadas.

"Poesía, pintura y erotismo", por Carlos Penelas

El lunes 6 de abril a las 17 horas se llevará a cabo el segundo encuentro del año del Centro de Estudios Poéticos "Aletheia" en nuestra Biblioteca, Austria 2154. En esa ocasión, la conferencia quedará a cargo de Carlos Penelas, bajo el título "Poesía, pintura y erotismo".


Carlos Penelas es poeta, ensayista y crítico literario. Lleva publicados más de cincuenta libros por los que ha merecido numerosos reconocimientos. Ha dictado conferencias en el país y el mundo, especialmente en España. Coordina el Taller Literario de la Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte.

Recientemente acaba de editar Homenaje a Vermeer. Más información en http://www.carlospenelas.com/

Nota en el diario La Razón

Diario La Razón, miércoles 25 de marzo de 2015

Mabel Prelorán en el Cineclub La Rosa

Inauguramos el ciclo dedicado a Jorge Prelorán con una doble función de Hermógenes Cayo y Medardo Pantoja, y la visita ilustre de Mabel Prelorán.


Mabel agradeció la invitación del Cineclub La Rosa y la Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte, de la que es Socia Honoraria, y habló con el público sobre la obra de su marido, Jorge Prelorán, y la satisfacción de que esta siga circulando, así como la conservación en el Smithsonian Institute.


Luego, se proyectaron extraordinarias copias en fílmico 16mm de Hermógenes Cayo y Medardo Pantoja.



Lujo en el Cineclub La Rosa: Jorge Prelorán en 16mm

Nos enorgullece organizar un nuevo ciclo sobre uno de los más grandes documentalistas, Jorge Prelorán. La gran novedad es que en esta ocasión contaremos con copias fílmicas en 16mm de sus películas más emblemáticas y contaremos con la presencia de Mabel Prelorán para inaugurar el ciclo. Como siempre, en Austria 2154, con entrada libre y colaboración voluntaria.


Jorge Prelorán es uno de los más grandes documentalistas, no sólo por su aporte a la filmografía argentina, sino a nivel mundial. Autor de más de sesenta películas, su obra fue fundamental para el cine etnobiográfico. Pero lamentablemente, pese a su reconocimiento internacional, la nominación al Oscar, las becas y premios ganados a lo largo de su carrera, su cine ha sido más comentado que visto, por eso cada ocasión de repasar su filmografía merece celebrarse.

Doble festejo en esta ocasión para el Cineclub La Rosa, que en esta ocasión contará con copias fílmicas por primera vez, para poder disfrutar en todo su esplendor sus obras de profundo contenido humanístico, y su extenso trabajo de documentación de fiestas y celebraciones en las diferentes geografías del país. En el ciclo, además, podremos ver una de sus más grandes películas de denuncia pocas veces proyectada, como Los hijos de Zerda, y ver por primera vez Damacio Caitruz o Manos pintadas.

Este será el tercer ciclo que dedicamos a Prelorán en el Cineclub La Rosa, que ha hecho mucho para difundir sus obras, recordando la proyección de su clásico Hermógenes Cayo, en 2007, presentada por su hijo Pedro Cayo, venido especialmente desde Jujuy. O el ciclo "El otro Prelorán", en 2010, que recopiló en tres funciones dieciseis cortometrajes que en muchos casos llevaban décadas sin proyectarse en público y finalizando con una función con música en vivo

Además, en 2012 organizamos el ciclo "El cine etnográfico de Jorge Prelorán", en colaboración con el Smithsonian Institute de Washington, la presencia de Mabel Prelorán y la proyección de la película Huellas y memoria de Jorge Prelorán, presentada por su director, Fermín Rivera, junto a una exposición fotográfica sobre el rodaje.

En esta ocasión volveremos a contar para la función de apertura con la presencia de Mabel Prelorán, quien reside en Los Ángeles, Estados Unidos, desde 1976, cuando tuvo que exiliarse con su marido, Jorge, a raíz de la dictadura militar. Mabel, antropóloga e investigadora de la UCLA, fue declarada Socia Honoraria de la Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte.
Sin más que decir, los esperamos para no perderse una nueva ocasión de descubrir a este maestro.

Emiliano Penelas
Programador


Sábado 28 de marzo - 20 horas
HERMÓGENES CAYO
(Idem, Argentina, 1969, color, 49 minutos)
Dirección: Jorge Prelorán.

La película más emblemática de Prelorán, quien filma a un santero de la Puna jujeña y su espíritu renacentista. Sus sencillas palabras lo muestran como un hombre de profunda fe religiosa; que trasciende lo individual para llegar a la esencia de lo universal. La obra que da estilo definitivo a las etnobiografías.

MEDARDO PANTOJA
(Idem, Argentina, 1969, color, 13 minutos)
Dirección: Jorge Prelorán

Mediante suaves imágenes paisajistas de Tilcara, en la Quebrada de Humahuaca, Jujuy, Medardo Pantoja nos permite el acceso a los misterios de esta región: el arraigo de la tierra y la identidad de su gente con las tradiciones y costumbres ancestrales. Conocido como "el pintor de la Quebrada", don Medardo plasma en su arte el sentir tilcareño.

Función presentada especialmente por Mabel Prelorán.


Miércoles 1 de abril - 20 horas
DAMACIO CAITRUZ 
(Idem, Argentina, 1970, color, 50 minutos)
Dirección: Jorge Prelorán.

Unos 700 araucanos viven a lo largo de 15 kms, en el estrecho valle del río Ruca Choroy. Los meses de verano son tensos en preparativos para el crudo invierno, durante el que permanecen totalmente aislados. Buscan leña, siembran y cosechan pasto para alimentar las pocas ovejas que poseen. Las mujeres tejen su tradicional artesanía y los jóvenes deben emigrar a trabajar en estancias lejanas. Don Damacio Caitruz, mapuche, que mantiene vivas las tradiciones de su tribu, cuenta su vida, sus costumbres, sus penurias y aspiraciones en este retirado valle de los Andes Neuquinos.
 
MANOS PINTADAS
(Idem, Argentina, 1971, color, 20 minutos)
Dirección: Jorge Prelorán

Las pinturas rupestres de la patagonia argentina y su relación con los patagones, analizadas por el Dr. Alberto Rex González a través de una hermosa fotografía de ambientes y lugares.


Miércoles 8 de abril - 20 horas
COCHENGO MIRANDA
(Idem, Argentina, 1975, color, 58 minutos)
Dirección: Jorge Prelorán

Cochengo y su familia son campesinos del oeste de la provincia de La Pampa y combinan el trabajo rural con los placeres de la música. Cada uno comparte sus sueños, aspiraciones, creencias. Los mayores hablan de la importancia y el valor de las tradiciones; los jóvenes presentan estrategias con las que esperan poder adaptarse a una vida marcada inevitablemente por la transculturación. El drama se centra en la separación de los hijos que salen hacia los centros poblados en procura de una mejor educación.


Miércoles 22 de abril - 20 horas
LOS HIJOS DE ZERDA
(Idem, Argentina, 1974, color, 50 minutos)
Dirección: Jorge Prelorán.

"Al hablar Zerda de esa explotación, yo obtuve una nueva visión de la vida", dijo el director sobre una de sus películas más crudas donde denuncia como un hecho concreto la tragedia de un hombre y su familia, en este caso en la pronvincia de La Pampa. El trasfondo es, como en casi toda la obra de Prelorán, la educación como salida, y allí el film trata de encontrar un resquicio salvador.

CHUCALEZNA
(Idem, Argentina, 1966, color, 17 minutos)
Dirección: Jorge Prelorán

Este film muestra a niños de la escuela rural de Chucalezna, en la Quebrada de Humahuaca, usando las paredes del aula como caballete y papel donado por el hijo de la maestra como tela. Estos alumnos aprendieron a expresarse pictóricamente, alcanzando un estilo y dominio del color que les permitió ser reconocidos a nivel internacional por la UNESCO en 1976.

La imprecisa voz que me sueña

de Inés Legarreta
(Grupo Editor Latinoamericano, Buenos Aires, 2014, 128 páginas)


En el prefacio Inés Legarreta declara: “Escribo los sueños mientras desayuno o inmediatamente después, para que no se pierdan (…) es un ejercicio contra reloj porque el día-conciencia borra todo con singular rapidez…”

Los setenta y seis sueños que componen este libro perturbador son relatos colmados de acontecimientos alógicos, en los cuales lo maravilloso y lo extraño aparecen como fenómenos cotidianos.

La prosa es segura y firme; la autora domina la palabra y enumera un sinnúmero de objetos a los que les encuentra precisos adjetivos y originales símiles. Su estilo, de alto vuelo poético, está presidido por un tono singular que festeja la alegría y la plenitud espiritual. Imperan el caos, la libertad total de las palabras y una metralla de imágenes, como si Legarreta hubiera abrevado en el filme Adiós al lenguaje (2014), de Jean-Luc Godard.

Por tramos se tiene la sensación de estar frente a microficciones concebidas por un escritor surrealista, de allí lo acertado del título.

El sueño XXX es un cuento breve más que una microficción: su unidad es absoluta, sin fisuras. En el XXXVII predomina un nonsense sutil. Muy sugestivo el LXXIII con su historia de fantasmas.

Nadie mejor que la narradora para definir el sentido de estos bellísimos textos. En la contratapa sostiene: “Tampoco ninguno de los sueños del libro muestra en espejo lo que yo viví (…) sino lo que quedó flotando de la noche, fragmentos, luz, material de deshecho, la voz de narraciones imposibles”.

Inés Legarreta nació y vive en Chivilcoy, provincia de Buenos Aires. Recibió los siguientes premios: Iniciación (Secretaría de Cultura de la Nación) y Faja de Honor de la SADE por su libro de cuentos En el bosque (1990); Tercer Premio de Literatura y Mención de Honor en el Premio Ricardo Rojas (ambos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires) por Su segundo deseo (cuentos, 1997); y el Premio Único en la Categoría Inéditos (también del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires) por La dama habló (2004). En 1993 ganó la Beca Creación del Fondo Nacional de las Artes, en 2000 recibió la Medalla de Plata como Mujer Destacada Bonaerense, en 1989 y1993 le fue otorgado el Primer Premio Nacional de Los Cuentos de La Granja, Segovia, España.

Germán Cáceres

Cineclubes porteños, la mirada que resiste

Lejos del auge de otros tiempos pero ayudadas por la tecnología, estas pequeñas salas siguen ofreciendo alternativas a una sola forma de consumir películas.


Salas pequeñas, en un centro cultural, una biblioteca o una casona prestada. La luz del proyector, una pequeña pantalla y pocas butacas como única escenografía. Entrada a la gorra, charlas debate. Cualquiera que haya pasado por un cineclub conoce la ecuación, hecha de amor por el cine, esfuerzo desinteresado y ganas de encontrarse.

Buenos Aires está lejos de aquella época de esplendor de los cineclubes que supo vivir durante los 50 y 60. Sin embargo, el fenómeno sigue vigente y se reinventa, con las nuevas tecnologías y, particularmente, las redes sociales como recientes aliadas.

Hoy es difícil saber cuántos espacios de este tipo funcionan en la Ciudad. El vacío legal en el que están y la falta de apoyo que sufre la mayoría hacen que estén a la vista sólo de quienes saben buscar, o bien que vivan poco.

El que más perdura se llama Núcleo: empezó a proyectar en 1953, primero bajo la tutela de Salvador Sammaritano y, tras la muerte de este último en 2008, de su hijo Alejandro. Muchos directores y actores fueron y van a presentar películas. A lo largo de sus más de 60 temporadas, sumó tantos socios que ya no admite más. Funciona en el Malba y, sobre todo, en el Gaumont.

A metros de esa sala, pero al otro extremo en la línea del tiempo, está Cineclub Pasaje 17, uno de los más nuevos. Vio la luz en 2013 de la mano de Juan Herrera, quien conoce el paño: “Viví el auge de los cineclubes de los 60, pero en Francia”, cuenta.

La Rosa también es joven, pero con casi una década de trayectoria, pasó airoso por “la comezón del séptimo año” o, en palabras de Emiliano Penelas, su programador, del tercero: “Los cineclubs andan a pulmón, y a la larga uno se cansa porque demanda dinero y esfuerzo, por lo que al tercer año empiezan a decaer”. Este espacio, ubicado en una biblioteca, proyecta casi todo en el primer formato exitoso para películas amateur, 16 milímetros. “Una verdadera rareza”, resalta Penelas, quien también programa cine clásico y retrospectivas en YMCA, en funcionamiento en el segundo piso de la Asociación Cristiana de Jóvenes desde hace ocho años.

Otro ineludible es Dynamo. Con más de diez años de historia, es el refugio para los amantes de grandes directores, sobre todo franceses y alemanes. Es que, al igual que La Rosa, su programación se nutre especialmente del Institut français d’Argentine (que dispone para préstamo de 300 títulos en DVD, 20 en 35 milímetros y más por Internet) y del Goethe-Institut (800 películas), además de aportes privados y de la Filmoteca Buenos Aires. La cita es en una librería de San Telmo o en una casona del mismo barrio. “Lo que se junta a la gorra va a un fondo común para comprar pelis, proyectores o pantallas”, cuenta su administrador, Carlos Müller.

Como se ve, los cineclubes pueden aparecer en casi cualquier lugar, incluso en un consultorio, como Paradiso, que antes pasó por dos bares y un salón de fiestas. “Siempre me gustó la idea de ver una peli y compartirla”, reconoce el psicoanalista Victorio Spatz. Por eso, se asoció a la crítica Paula Vázquez Prieto y programa los domingos en una sala de espera de Balvanera.

Y aunque el lucro no es lo que mueve estos espacios, a veces los cineclubes dieron pie a un proyecto comercial, como BAMA Cine Arte, que nació como Buenos Aires Mon Amour en 2007. Primero funcionó en el living de uno de sus creadores, Guillermo Cisterna Mansilla, y luego en una sala de San Telmo sin ningún cartel, por lo que era fácil pasarse de largo si no se estaba atento. El microcine del desaparecido hotel Elevage también fue sede. Hasta que en 2013 pasó a ocupar el lugar simbólico y geográfico que tenía el Arteplex de Diagonal Norte. Y aunque el BAMA no es más un cineclub, “mantiene el espíritu original”, dice Cisterna Mansilla, que administra la ahora sala comercial junto a Carlos Affur.

“Los cineclubes ponen al público en contacto con grandes acervos cinematográficos. Y si bien no ocupan el mismo lugar que antes, mantienen una identidad y buscan persistir y reinventarse. Ahora empezaron a usar las redes sociales y eso garantiza que haya gente en la sala sin tener que anunciar la programación en los medios”, resalta el investigador Máximo Eseverri.

En tiempos en que los “tanques” cinematográficos estadounidenses copan las carteleras, los cineclubs mencionados y otros tantos cubren una demanda no menor entre los porteños que buscan alternativas. Son lugares de resistencia o, en palabras de Sammaritano, “permiten que las películas de Hollywood no se coman a las de cine arte”.

Además, como destaca Penelas, “una peli no se ve igual cuando se ve con otro”. Es decir, cuando juntarse a disfrutarla implica intereses compartidos más allá del puro entretenimiento, por más teles LCD y servicios online que haya o estén por venir.

Por Karina Niebla
Diario La Razón, miércoles 25 de marzo de 2015

Última función de Kluge

El miércoles 25 de marzo a las 20 horas proyectaremos, en 16mm, la cuarta y última función del ciclo dedicado al gran cineasta alemán Alexander Kluge, En esta ocasión veremos Artistas bajo la carpa del circo: perplejos. Como siempre, en Austria 2154 con entrada libre y colaboración voluntaria.


Miércoles 25 de marzo - 20 horas
ARTISTAS BAJO LA CARPA DEL CIRCO: PERPLEJOS
(Die Artisten in der Zirkuskuppel: ratlos, Alemania, 1968, blanco y negro, 103 minutos)
Dirección y guión: Alexander Kluge.
Elenco: Hannelore Hoger, Sigi Graue, Alfred Edel, Bernd Höltz, Eva Oertel, Kurt Jürgens,Gilbert Houcke, Wanda Bronska-Pampuch, Herr Jobst, Hans-Ludger Schneider.



La directora de circo Leni Peikert trata de montar el circo del futuro, en el que los animales no aparezcan con ropajes sino completamente al natural y los artistas ya no exhiban artes de magia sino que expliquen las leyes físicas. El desarrollo de esta utopía tropieza, sin embargo, con una cadena interminable de obstáculos... León de Oro en el Festival de Venecia.

Más información: www.cineclublarosa.blogspot.com

Nunca Más

A 39 años del último golpe de Estado en la Argentina, volvemos a reafirmar nuestro compromiso con la democracia, la vida y los derechos humanos, pronunciando nuevamente "Nunca Más".


Travesía

de Ana María Torres
(Editorial Metáfora, Buenos Aires, 2014, 88 páginas)


Los dieciséis cuentos de este libro afrontan varias temáticas. Una de ellas es la de la incertidumbre. Así, “En la señorita Estrella” no se sabe con certeza qué le ocurrió al personaje en caso de que le haya ocurrido algo, “Quemada” también pone en duda si la mujer de al lado fue brutalmente incinerada por un asesino y en “El señor espera” se especula sobre lo que pudo ser (“O no”, como comenta la narradora).

Esa sutil ambigüedad que tan bien domina Ana María Torres incursiona en una interrogación del sentido de la existencia, pues “La resonancia” se compone de incógnitas, vacilaciones, temores y la circunstancia perturbadora de que el individuo cambia permanentemente, siempre es distinto. Y está presente la tortura del insomnio, tan bien reflejada por “Los noctámbulos”, en donde abundan las pesadillas, las visiones de un escritor y su estrujamiento entre las páginas de un ensayo sobre su obra. Tal malestar puede derivar hacia el horror (“El monstruo”).

La difícil tarea de escribir siempre está vigente en el libro, por ejemplo en “Deconstruir”, que vuelca ideas espontáneas, como una frase de Ortega y Gasset que afirma que tres veces es lo máximo que una persona puede enamorarse en la vida. “Ese sábado gris” describe la situación de extrema melancolía que experimenta una escritora al borde la depresión. En cambio, “Divertimento” expone la pelea entre dos mujeres por la autoría de un cuento.

Se nota que el mar ejerce una gran fascinación en la autora, pues hay un canto a su belleza y poder (“Siempre te amé”), ya que a veces es implacable y ocasiona la muerte (“La travesía”).

Torres también demuestra sagacidad psicológica en “Country”, que exhibe las dificultades de inserción que puede sufrir una familia recién instalada en ese ámbito. Y asume dramatismo en “Arriesgarse” ante las vicisitudes que experimenta con su beba un matrimonio en el que el esposo es un militante que corre peligro.

“Ella espera” es un cuento de tono fantástico con un giro humorístico y “El sueño del rey” trata de su decadencia y muerte y de la paulatina desaparición de la ciudad que gobierna.

No falta el relato de amor: “Sahara” evoca poéticamente un posible y circunstancial idilio que no pudo ser, pero que en el recuerdo de la protagonista vibra como el amor que se dejó pasar.

En el prólogo Victorio Veronese se pregunta con lucidez si para la cuentista la literatura es un juego: “¿Es como jugar a la rayuela o dar la vuelta al día en ochenta mundos?”

Ana María Torres publicó doce libros. Entre ellos ¿Qué le hicieron?, cuentos, 1981, recibió la Faja de Honor de la SADE y el Tercer Premio Municipal; El gallo ciego, teatro, 1989, obtuvo también la Faja de Honor de la SADE y Mención Especial de la Asociación de Escritores Argentinos de Mendoza; y Cuentos para Juan Martín, literatura infantil, 1997, Mención de Honor del Premio Nacional.

Germán Cáceres

Los cortos de Alexander Kluge

El miércoles 18 de marzo a las 20 horas proyectaremos los cortometrajes de Alexander Kluge, en la anteúltima función del ciclo que dedicamos al director alemán. Será en Austria 2154, como siempre con entrada libre y colaboración voluntaria. A continuación, los trabajos que veremos, en 16mm, gracias al Goethe-Institut:


BRUTALIDAD EN PIEDRA
(Brutalität in stein, Alemania, 1960, blanco y negro, 12 minutos)
Primer filme de Kluge (realizado junto a Peter Schamoni) intenta ofrecer un análisis del sistema nacionalsocialista, basado en su arquitectura, para lo cual se sirve de imágenes de "la esplanada de los congresos del Reich", en Nuremberg, y de los planos de un gigantesco salón de congresos al estilo romano.

PROFESORES EN CAMBIO
(Lehrer im wandel, Alemania, 1963, blanco y negro, 11 minutos)
Basándose en tres ejemplos concretos, Kluge demuestra la "situación imposible de la educación" (así reza el rótulo intermedio). Son tres ejemplos sobre la forma en que idealismo y educación se frustran al chocar con la historia real. Se trata de un motivo recurrente en los filmes de Alexander Kluge.

RETRATO DE UN TIEMPO DE PRUEBA
(Porträt einer bewährung, Alemania, 1964, blanco y negro, 10 minutos)
Narra la historia del ex policía Karl Müller-Seegeberg. Es el retrato de un oportunista, que sirve a seis gobiernos y con todos ellos ha acreditado su "integridad".

SE FILMA A LA SRA. BLACKBURN, NACIDA EL 5 DE ENERO DE 1872
(Frau blackburn, geb. 5. Jan. 1872, wird gefilmt, Alemania, 1967, blanco y negro, 14 minutos)
La Sra. Blackburn, de 95 años de edad, es la abuela de Kluge, a quien el director deja hablar.

EL MATAFUEGOS E.A. WINTERSTEIN
(Feuerlöscher E.A. Winterstein, Alemania, 1968, blanco y negro, 11 minutos)
Un filme realizado a base de material documental y de restos de película. Es además la primera aparición de la figura del bombero, ese tipo ideal de Kluge, que debe apagar los fuegos de la política y de la historia.

NOTICIAS DE LOS STAUFFERN
(Nachrichten von den Staufern, Alemania, 1977, blanco y negro, 40 minutos)
Realizado con motivo de la gran exposición organizada en Stuttgart sobre la dinastía de los Stauffern.

¡Función extra!
Gracias a la buena repercusión del ciclo, el miércoles 25 a las 20 horas tendremos una función agregada con Artistas bajo la carpa del circo: perplejos.

Noches sin lunas ni soles

de Rubén Tizziani
(Corregidor, Buenos Aires, 2013, 184 páginas)



Publicado inicialmente en 1975, este apasionante thriller posee un ritmo cinematográfico (en 1984 José Martínez Suárez realizó a partir del libro una estupenda película que proyectó el Cineclub La Rosa) y un realismo visceral que expone comportamientos y magníficas escenas de acción.

Cairo, un delincuente, se fuga ayudado por sus cómplices, ya que mantiene oculto el producto de su último robo. Pero Maidana, un comisario tan deshonesto como él, se propone atraparlo a la vez que se cuestiona el haber aceptado ”el papel de guardián de los de la guita, que, además, lo dejaban sistemáticamente fuera del reparto, lo mataban de hambre.” El autor remarca que la policía apela al maltrato para obtener información de los ladrones, además de no respetar leyes y carecer del más mínimo sentido del derecho. Pero tampoco es benévolo con los maleantes: “gente que de tanto leer alegatos había aprendido a echarle la culpa a la sociedad”.

Rubén Tizziani (Vera, Santa Fe, 1937) emplea para narrar el mismo vocabulario que el de los ladrones. Su estilo es duro, acerado, filoso.

A medida que avanza la narración el lector se va enterando de lo sucedido anteriormente y del objetivo de cada personajes. De esta forma surgen una tensión y un suspenso crecientes, que por tramos se tornan opresivos.

Aquí el protagonista es el citado Cairo (una crook story), y lo interesante es que el lector establece una fuerte empatía con él.

La novela respira amargura y pesimismo: “Si al fin y al cabo todos los laburos –hasta el de chorro- eran iguales, porque en todos había que pagar el mismo precio: libertad, sangre, humillación”.

Asimismo, los malhechores también reflexionan sobre la existencia, y piensan en la felicidad, en el amor y en el dolor que acompaña sus vidas hacia un desenlace inevitable.

Noches sin lunas ni soles resulta adictiva por sus continuas sorpresas y sus derivaciones inesperadas.

Rubén Tizziani es escritor, guionista de cine y periodista. Otros libros suyos son Las galerías (1969), Los borrachos en el cementerio (1974), El desquite (1978), Todo es triste al volver (1983), Mar de olvido (1992) y Un tiburón de ojos tristes (2000).

Germán Cáceres
Este libro forma parte del catálogo de la Biblioteca. Siendo socio puede retirarlo para su lectura.

La mitad de los Barceloneses tienen carné de biblioteca

Cada día entran más de 23.000 usuarios en las bibliotecas de la ciudad y se hacen más de 15.700 préstamos de documentos, 4.143.645 al año.


Barcelona. (Redacción) .- Las  bibliotecas de Barcelona  son centros públicos abiertos a todos. Su oferta de servicios garantiza el acceso a la información, la transmisión de conocimientos, la formación, la educación permanente, la autoformación y el ocio. Según un balance de la misma red de bibliotecas, en los estantes de los equipamientos hay un total 2.376.376 documentos. Durante el año 2014 esta colección se incrementó con 162.405 documentos, tras una inversión en adquisición de fondo documental de 1.145.306 euros.

Aparte del servicio de consulta y préstamo, en las bibliotecas de Barcelona el año pasado se realizaron 7.076 actividades culturales, con 41.618 asistentes a las infantiles y 37.707 a las de adultos; Además, las bibliotecas disponen actualmente de 76 clubes de lectura, con 1.900 lectores participantes. También tienen 201 voluntarios para realizar el servicio de préstamo y lectura a más de 1.000 usuarios con dificultades de movilidad, repartidos por residencias, centros de día, ambulatorios, centros cívicos y casas particulares.

Carné de usuario
Un total de 924.178 barceloneses, el 55% del censo total de la ciudad, tienen carné de bibliotecas de Barcelona.  Con el  carné de bibliotecas , gratuito, personal e intransferible, podrá utilizar diversos servicios, como el préstamo, la lectura a domicilio, el acceso a Internet y Wi-Fi, la consulta de fondos especializados y la participación en los clubes de lectura o los cursos específicos que se organizan los espacios multimedia. También puede darse de alta en el boletín de noticias de las bibliotecas de Barcelona, y así recibirá regularmente información sobre actividades de todo tipo y sobre ofertas para exposiciones, cines, teatros, conciertos y libros, entre otras cosas.

Fuente: Diario La Vanguardia, Barcelona

Falleció Oscar Acebedo

Lamentamos informar el fallecimiento de Oscar Acebedo, militante histórico del movimiento socialista, fiel seguidor de las ideas del maestro Juan B. Justo y como tal celoso cuidador de su legado, principalmente como presidente de la Biblioteca Obrera, a la que sirvió hasta el último día de su vida.


Sus restos serán velados en la casa velatoria de la calle Quito 3779 desde las 18 hs. Sumamos la adhesión de la Comisión Directiva de la Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte.

Murió Liber Forti

Gestor cultural y sindicalista minero, Forti fue fundador del grupo teatral Nuevos Horizonte y asesor Cultural de la Federación de Mineros de Bolivia. Figura relevante de la cultura latinoamericana, tenía 95 años.


Libert Forti, fundador del mítico grupo teatral tupiceño Nuevos Horizontes y Asesor Cultural de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB) durante varias décadas, falleció esta mañana en la ciudad de Cochabamba a las edad de 95 años, víctima de un cáncer a la laringe.

Nació el 19 de agosto de 1919 en la ciudad de Tucumán. Su padre, un connotado sindicalista anarquista argentino que buscó refugio en Tupiza huyendo de la persecución política, lo bautizó Germinal Liber Fortti Carrizo, pero todos los conocían simplemente por Liber ("libre”), el nombre del dios de la libertad de la mitología romana.

Cuando era todavía un niño su familia se trasladó a Tupiza, pueblo que había visto nacer la primera organización anarquista de Bolivia, la Unión Obrera Primero de Mayo, en 1906, y el periódico "La Aurora Social”. Su padre, Mario Forti, instaló una imprenta y una librería, "Renacimiento”, donde literalmente tuvo su primer acercamiento a las letras, el manejo de los tipos móviles, del que llegó a ser un experto.

El poeta español León Felipe lo describió como un "luchador amoroso por la justicia”, pero él, un hombre de proverbial humildad, se autodefinía simplemente como un "hombre de alpargatas”. Nunca dudó en proclamarse tupiceño y boliviano. "Todo lo que Bolivia tenga que ver en mi vida o lo que yo tenga que ver con Bolivia no tiene explicación”, le dijo a la periodista Mónica Heinrich. "En Tupiza aprendí a leer”, recordó en la misma entrevista, y en Bolivia, subrayó, "encontré el divino rincón de la fraternidad” y "el amor por una gente trabajadora”.

Liber hizo sus primeras tablas en el teatro en un grupo de la Federación Obrera Regional Argentina (FORA), un influyente sindicato anarquista de la época. Años después, en 1945, decidió radicarse en Tupiza para ayudar a su padre, ocasión en que creó un grupo de radioteatro. Poco después se incorporó al conjunto teatral de la Sección de Arte y Cultural del Club The Strongest de Tupiza, donde trabajó con Alipio Medinaceli, Iván Barrientos y otros jóvenes tupiceños con quienes fundó un año después, el 1 de mayo de 1976, Nuevos Horizontes.

Asesor Cultural de la Federación de Trabajadores Mineros de Bolivia y consejero político de sus principales dirigentes durante las dictaduras militares de los años 70 y 80, Líber Forti sufrió persecución, cárcel, tortura y exilio.

Su compañera, Gisela Derpic, ha escrito su biografía –de próxima publicación- con base a una larga entrevista y la revisión de cientos de cartas que él escribió a sus muchos amigos a lo largo de sus 95 años de vida.

En junio pasado, en vísperas de su 95 cumpleaños, Liber Forti, Gisela Derpic, el empresario Tyrone Heinrich Balcázar y los periodistas tucipeños Humberto Vacaflor y Juan Carlos Salazar firmaron en Cochabamba el acta de fundación de la Fundación y Centro Cultural y Artístico Liber Forti.

Fuente: Diario Página Siete, Bolivia.

Día de la mujer

Como cada año, este 8 de marzo nos invita a la reflexión y a la evocación de aquellas luchadoras por sus derechos de acceder a la educación, a disponer de sus propios cuerpos y libertad sexual, a la participación en cuestiones sociales y políticas, etcétera, pero también para mantener arriba esas consignas y preguntarnos cómo es la situación actual.


El Día Internacional de la Mujer recuerda la realización en 1857 de una marcha convocada en el mes de marzo por el sindicato de costureras de la compañía textil de Lower East Side, de Nueva York, que reclamaban una jornada laboral de sólo diez horas, y también la huelga de marzo de 1867 de las planchadoras de cuellos de Troy, también en Nueva York.

Clara Zetkin, militante socialista alemana, editora del periódico Igualdad y compañera de acciones con Rosa Luxemburgo, fue quien impulsó en un Congreso Internacional la conmemoración del 8 de Marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora. La iniciativa comenzó a llevarse a cabo a partir de 1911 y fue expandiéndose por todo el mundo.

Por supuesto que eso estaba lejos del festejo que se le quiere imponer en nuestros días a la fecha, y en un mundo donde millones de mujeres siguen siendo marginadas de sus derechos por leyes y costumbres hechas a medida del hombre, de los mercados y de regímenes culturales o religiosos, debemos pensar en que se trata de fechas para reivindicar las luchas y sostener las banderas. 

La opresión, la violencia de género, en cualquiera de sus variantes (física, emocional, sexual o económica), los femicidios, murtes por abortos clandestinos, desigualdades laborales y oportunidad de educación son injusticias que deben ser señaladas y puestas sobre la mesa, porque el encubrimiento sólo permite que se legitimen. 

Alexander Kluge en el Cineclub La Rosa

En el primer ciclo de la Temporada 2015 del Cineclub La Rosa repasaremos parte de la extensa filmografía de uno de los padres del Nuevo Cine Alemán, Alexander Kluge, en copias 16mm gentileza del Goethe-Institut Buenos Aires.


Con catorce largometrajes y una treintena de cortometrajes documentales y de ficción, casi tres mil programas culturales para la TV, cerca de cuatro mil páginas literarias y otras tantas en clave de ensayo, la obra de Alexander Kluge constituye el inventario multimedia de un recolector incansable, de un buceador de historias, cuya forma y contenido Kluge transmuta diluyendo las fronteras entre documentación y ficción, entre el reportaje, la narrativa y la poética. Sin embargo, "mi obra principal son mis libros", advierte sobre sí mismo.

Alexander Kluge nació el 14 de febrero de 1932 en la ciudad alemana de Halberstadt. El 8 de abril de 1945 una bomba aérea de los aliados explotó a solo diez metros de donde se encontraba Klugem entonces de 13 años, dejando en ruinas los alrededores. "Debe ser posible presentar la realidad como la ficción histórica que es", dice cuando, recién en los setenta, se siente en condiciones de volver sobre el acontecimiento y narrar el ataque aéreo, la interrupción de una función matutina, la destrucción del cine local Capitol.

(...) En 1966 Kluge estrena su primer largometraje, Adiós al ayer, y se convierte en el primer realizador alemán que, tras la guerra, gana el León de Plata en el Festival Internacional de Cine de Venecia. En 1968 gana el León de Oro por Artistas bajo la carpa de circo: perplejos, y con esto se le reabren al cine alemán las puertas de Europa.

(...) Como realizador de cine ganó premios en los festivales de Oberhausen, Venecia, Cannes y Berlín. Para coronar una serie de homenajes a su persona, recibió en 2007 la Gran Orden de Mérito de la República Federal de Alemania y en 2008 el Premio de Honor de la Academia de Cine de Alemania.

Carla Imbrogno
Prólogo de 120 historias de cine, de Alexander Kluge (Caja negra, Buenos Aires, 2010)
Este libro forma parte del catálogo de la Biblioteca. Siendo socio puede retirarlo para su lectura.


Miércoles 4 de marzo - 20 horas
EN PELIGRO Y MÁXIMO APURO EL COMPROMISO LLEVA A LA MUERTE 
(In Gefahr und größter Not bringt der Mittelweg den Tod, Alemania, 1974, color / blanco y negro, 86 minutos)Dirección: Alexander Kluge y Edgar Reitz.
Elenco: Dagmar Bödderich, Jutta Winkelmann, Norberg Kentrup, Kurt Jürgens, Alfred Edel, Jutta Thomasius.

Alexander Kluge y Edgar Reitz se instalan con su cámara en Francfort durante 10 días. Su película es una mezcla de informe documental con imágenes de la ciudad, manifestaciones, casas okupadas, barullo de carnaval, fuertes controversias en el día del partido socialdemócrata SPD y dos historias. Una trata sobre Inge Maier, una ladrona que se acuesta con hombres para robarles su dinero, y la otra sobre Rita Müller-Eisert, una agente del bloque del este. El filme debe su título a Friedrich Freiherr von Logau, epigramático natural de Silesia que vivió en la primera mitad del siglo XVII.
 

Miércoles 11 de marzo - 20 horas
EL ATAQUE DEL PRESENTE AL RESTO DEL TIEMPO 
(Der Angriff der Gegenwart auf die übrige Zeit, Alemania, 1985, color, 106 minutos)
Dirección: Alexander Kluge.
Elenco: Jutta Hoffmann, Armin Müller-Stahl, Michael Rehberg, Peter Roggisch, Rosel Zech, Alfred Edel, Rosemarie Fendel.

Conjunto de relatos cuyos protagonistas se enfrentan a situaciones críticas que los obligan a reflexionar sobre el pasado y a plantearse el futuro. A una joven doctora la atormenta la banalidad de su vida. Una familia se sienta frente a un ordenador como si se tratara del fuego de la chimenea. Una maestra de jardinería debe entregar a un chico a sus tutores legales... Un filme de ensayos en episodios, que "se despide del cine clásico", según el propio director. Trizas de la realidad, que sin embargo se atienen todas estrictamente a una idea, como un único instante puede entrelazar todo el antes y el después.


Miércoles 18 de marzo - 20 horas
LOS CORTOMETRAJES 
Una función dedicada a los primeros trabajos de Kluge, incluyendo los cortos

BRUTALIDAD EN PIEDRA
(Brutalität in stein, Alemania, 1960, blanco y negro, 12 minutos)
Primer filme de Kluge (realizado junto a Peter Schamoni) intenta ofrecer un análisis del sistema nacionalsocialista, basado en su arquitectura, para lo cual se sirve de imágenes de "la esplanada de los congresos del Reich", en Nuremberg, y de los planos de un gigantesco salón de congresos al estilo romano.

PROFESORES EN CAMBIO
(Lehrer im wandel, Alemania, 1963, blanco y negro, 11 minutos)
Basándose en tres ejemplos concretos, Kluge demuestra la "situación imposible de la educación" (así reza el rótulo intermedio). Son tres ejemplos sobre la forma en que idealismo y educación se frustran al chocar con la historia real. Se trata de un motivo recurrente en los filmes de Alexander Kluge.

RETRATO DE UN TIEMPO DE PRUEBA
(Porträt einer bewährung, Alemania, 1964, blanco y negro, 10 minutos)
Narra la historia del ex policía Karl Müller-Seegeberg. Es el retrato de un oportunista, que sirve a seis gobiernos y con todos ellos ha acreditado su "integridad".

SE FILMA A LA SRA. BLACKBURN, NACIDA EL 5 DE ENERO DE 1872
(Frau blackburn, geb. 5. Jan. 1872, wird gefilmt, Alemania, 1967, blanco y negro, 14 minutos)
La Sra. Blackburn, de 95 años de edad, es la abuela de Kluge, a quien el director deja hablar.

EL MATAFUEGOS E.A. WINTERSTEIN
(Feuerlöscher E.A. Winterstein, Alemania, 1968, blanco y negro, 11 minutos)
Un filme realizado a base de material documental y de restos de película. Es además la primera aparición de la figura del bombero, ese tipo ideal de Kluge, que debe apagar los fuegos de la política y de la historia.

NOTICIAS DE LOS STAUFFERN
(Nachrichten von den Staufern, Alemania, 1977, blanco y negro, 40 minutos)
Realizado con motivo de la gran exposición organizada en Stuttgart sobre la dinastía de los Staufen.


Ciclo realizado con el apoyo del Goethe-Institut Buenos Aires.

Graciela Maturo abre las lecturas del CEP 2015

Comenzando el cuarto año consecutivo en nuestra Biblioteca, el Centro de Estudios Poéticos "Alethéia" tendrá su primera reunión en el nuevo horario de las 17 horas el lunes 9 de marzo, en Austria 2154. La lectura estará a cargo de la Dra. Graciela Maturo, bajo el título “Revisando el revisionismo: Facundo y Martín Fierro”.


Recordemos que el CEP está dirigido por la Dra. Maturo y Alejandro Drewes, y que desde 2012 se reúne periódicamente el primer lunes de cada mes en nuestra Biblioteca. Este primer encuentro del año marcará la excepción a dicha regla.

Comenzó el ciclo sobre Kluge en el Cineclub La Rosa

Con una muy buena concurrencia comenzó el primer ciclo del año en el Cineclub La Rosa: "Alexander Kluge, el cine pensado". En la primera función proyectamos En peligro y máximo apuro el compromiso lleva a la muerte, codirigida con Edgar Reitz.


La proyección fue en 16mm con copia cedida gentilmente por el Goethe-Institut Buenos Aires.


El ciclo continúa el miércoles 11 con El ataque del presente al resto del tiempo, y el 18 con los cortometrajes. Como siempre, con entrada libre y colaboración voluntaria, a las 20 horas en Austria 2154.