Martínez Suárez dio la cara

En una nueva edición de la jornada "Bibliotecas a puertas abiertas", José Martínez Suárez fue el gran protagonista de la noche, presentando Dar la cara, segunda función del ciclo dedicado a su filmografía.


La sorpresa de la noche la dio la presencia en la sala de Pablo Moret, uno de los protagonistas del film.


Sánchez Zinny y la poética de Borges

El lunes 7 de octubre a las 10 horas se llevará a cabo el octavo encuentro del Centro de Estudios Poeticos "Alétheia" en la Biblioteca, Austria 2154. En esta ocasión, el tema de la lectura, a cargo de Fernando Sánchez Zinny, será "Una aproximación a la poética de Borges".


La sirvienta y el luchador

de Horacio Castellanos Moya
(Tusquets, Buenos Aires, 2011, 272 páginas)


La escritura de Horacio Castellanos Moya es brutal y visceral, sin complejos: refleja el salvajismo de estos personajes que forman parte de una sociedad desgarrada y envilecida por la violencia y en la cual la miseria y la sordidez se exhiben descarnadamente.

La novela narra el accionar policial y guerrillero en El Salvador, durante la guerra civil que se extendió desde 1980 a 1992 entre el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y los sucesivos gobiernos de ese período. Resultan impecables las escenas de combates, con un ritmo trepidante, propio del cine.

El autor conoce al dedillo la jerga de ambos bandos –así como sus funcionamientos organizativos- y no concede explicaciones, sólo expone comportamientos y diálogos. Su escritura- hecha de párrafos cortos- posee una fluidez pasmosa y es filosa e incisiva.

Perfila con seguridad y destreza a varios personajes, como María Elena, Belka, Joselito, Rita y, sobre todo, Vikingo, el más logrado por su convincente ferocidad y falta de escrúpulos. Éste es un luchador venido a menos, integrante de un escuadrón parapolicial, que confiesa a la tímida y reprimida María Elena que la desea, y ella lo rechaza, pero permanece en el lector la duda sobre si también se siente atraída.

Y hay más personajes secundarios que la habilidad narrativa de Castellanos Moya va relacionando –incluso con lazos sanguíneos-, como si toda esta historia en definitiva desembocara en un gigantesco incesto.

La sirvienta y el luchador es la cuarta novela de una tetralogía que aborda las vicisitudes de la familia Aragón, compuesta por Donde no estén ustedes (2004), Desmoronamiento (2006) y Tirana memoria (2008). El autor es responsable de relatos y de otras novelas, entre las que se destaca Insensatez, cuya versión en inglés obtuvo en 2009 el Northern California Book Award. Además, ejerce como profesor y periodista.

Nacido en 1957, en Tegucigalpa (Honduras), Castellanos Moya fue criado en El Salvador.

Germán Cáceres

Este libro forma parte del catálogo de la Biblioteca. Siendo socio puede retirarlo para su lectura.

Donación de Fernando Sánchez Zinny

Agradecemos a Fernando Sánchez Zinny por la donación de su Libro de epitafios. Nuestros socios ya pueden consultarlo en el catálogo de la Biblioteca.


Recordemos que Sánchez Zinny será el responsable de la lectura en el próximo encuentro del CEP, en la que se referirá a la poética de Borges, el lunes 7 de octubre a las 10 horas, en nuestra Biblioteca, Austria 2154.

Bibliotecas abiertas

El sábado 28 de septiembre, desde las 18 horas, formaremos parte de la programación de "Bibliotecas Abiertas" de la Ciudad. A las 20 habrá una función especial del Cineclub La Rosa con Dar la cara y la presencia de su director, José Martínez Suárez. Todo, con entrada libre y colaboración voluntaria, en Austria 2154.


Como cada año, la Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte vuelve a participar de la jornada "Bibliotecas a Puertas Abiertas", organizada por la Dirección General del Libro y Promoción de la Lectura del Gobierno de la Ciudad, que se celebrará el sábado 28 de septiembre.

En esta ocasión la Biblioteca estará abierta desde las 18 horas, con la exposición fotográfica "Nuevas miradas", muestra colectiva de alumnos de los cursos de fotografía avanzados de EIDEC / Fundación Panamericana. Participan Mariana Bomba, José Luis Cayo, Ana María Ferreiro, Mariela Gigante, Walter López, Martín Rivas, Ana Sepúlveda, Gustavo Sgro, Graciela Suárez y Sebastián Zapata.


Luego, a las 20 horas tendremos una función especial del Cineclub La Rosa, con la segunda función del ciclo dedicado a José A. Martínez Suárez, con Dar la cara, presentada por el realizador, quien dialogará con el público. Previo al film veremos el homenaje realizado por Sebastián Hermida.

La presencia de José A. Martínez Suárez, amigo del Cineclub La Rosa y Socio Honorario de la Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte, se da en el marco del ciclo que hemos programado para recorrer su filmografía, a poco de comenzar una nueva edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata que él preside.


Dar la cara (Argentina, 1962, blanco y negro, 111 minutos) cuenta con guión del propio Martínez Suárez y David Viñas, y las actuaciones de Leonardo Favio, Lautaro Murúa, Nuria Torray, Luis Medina Castro, Pablo Moret, Ubaldo Martínez, Daniel de Alvarado, Raúl Parini y Dora Baret.

Cuenta la historia de tres muchachos de diversa extracción social que terminan el servicio militar y deben enfrentar la compleja realidad argentina, siempre en crisis. Este film, como quizás ningún otro, supo expresar las complejidades, perspectivas y frustraciones de una generación.


Para conocer la programación completa y todas las bibliotecas que adhieren a la jornada haga click acá.

Edición especial sobre Martínez Suárez

Con motivo del ciclo dedicado a José Martínez Suárez en el Cineclub La Rosa, hemos publicado -a traves de nuestro sello editor- un cuadernillo que incluye los textos especialmente para el ciclo por Mario Gallina y Rafael Valles, mas un texto del propio realizador y el programa completo del ciclo.


El cuadernillo es de distribucion gratuita entre quienes asistan a las funciones. Les recordamos que la colaboración es voluntaria, pero es muy importante su aporte para el sostenimiento de las actividades gratuitas de la Biblioteca.

Martínez Suárez, el crack

Anoche, como una sorpresa muy grata, José Martínez Suárez se apareció en el Cineclub La Rosa y presentó El crack, su primera película y primera del ciclo dedicado a toda su filmografía. Compartimos algunas fotos de la hermosa charla que mantuvo con el público.


Además, les recordamos que el sábado 28 proyectaremos Dar la cara en la Jornada "Bibliotecas abiertas", en donde abriremos nuestras puertas a las 18 y tendremos la función del Cineclub a las 20. Como siempre, en Austria 2154, con entrada libre y colaboración voluntaria.



Donación de Germán Cáceres

Agradecemos a Germán Cáceres, responsable de la sección de críitca literaria en nuestra página, la donación de su novela juvenil El misterio del profesor ausente, con dibujos de Mauro Vargas, que acaba de ser editada por "Del Naranjo". La misma ya está catalogada y a disposición de nuestros socios. 


Bienvenida primavera

En primavera la Biblioteca se pone linda, y tenemos para ofrecerle muchos libros nuevos en nuestro catálogo, además de cursos y talleres, la exposición fotográfica "Nuevas miradas", el ciclo José Martínez Suárez en el Cineclub La Rosa y las salidas históricas por la ciudad.




























Acérquese a Austria 2154 de lunes a viernes de 16 a 20 o escriba a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar y consulte cómo asociarse al Centro Cultural y Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte.

"El crack" abre el ciclo Martínez Suárez

Comenzamos el ciclo dedicado a José A. Martínez Suárez con su ópera prima, una película que no solo habla de fútbol sino que es todo un complejo estudio social que no ha perdido nada de su vigencia crítica. Será el miércoles 25 de septiembre a las 20:30 horas, en Austria 2154. Como siempre, con entrada libre y colaboración voluntaria.



Miércoles 25 de septiembre - 20:30 horas
EL CRACK
(Idem, Argentina, 1960, blanco y negro, 81 minutos)
Dirección: José Martínez Suárez.
Elenco: Jorge Salcedo, Aída Luz, Marcos Zucker, Domingo Sapelli, Carlos Rivas, Enrique Kossi, Fernando Iglesias, Osvaldo Castro, Claudia Laforgue, José Manuel Moreno, Víctor Martucci, Mirko Alvarez, Pedro Desio, José María Muñoz, Pacheco Fernández, Armando Lopardo, Pablo Cumo, André Norevó, Orlando Bohr, Francisco Martino, Paride Grandi, Antonio Pérez Tersol, Juan R. Lizzio, Antonio Salcedo, Cassandra Greys y Pipo Mancera.


La película está ambientada en los entretelones del negocio del fútbol profesional, y los mecanismos ocultos y cuestionables (sobornos, drogas, manipulaciones comerciales y publicitarias) que llevan a la consagración de un “crack”.

Osvaldo es un jugador de tercera que asciende a primera. Entonces el joven jugador comienza a ser objeto de intereses comerciales, muchas veces inmorales o delictivos, para ubicarlo como una estrella del fútbol. De ese modo, Osvaldo comienza a representar los intereses y expectavivas de muchas personas (su novia, su madre, su padre, el representante, los periodistas, los dirigentes del club, los hinchas).


Junto al cortometraje
ESTA NOCHE GRABAN LOS DIXIELANDERS
(Idem, Argentina, 1957, blanco y negro)

El grupo de jazz interpreta el tema Ain't she sweet? en un auténtico videoclip de época.

Más información: www.cineclublarosa.blogspot.com 

Breve consejo de Onetti

"Para escribir bien, no sirve leer, no sirve fumar, no sirve el alcohol, no sirve dormir, no sirve caminar, no sirve hacer el amor, no sirve sufrir. Lo único que sirve es escribir".

Juan Carlos Onetti (Montevideo, Uruguay, 1/71909 - Madrid, España 30/5/94) posee una obra literaria de poderosa originalidad. Admirador de William Faulkner; como él, crea un mundo autónomo, cuyo centro es la inexistente ciudad de Santa María. Su primera novela, El pozo, de 1939, es considerada la primera novela moderna de Sudamérica; el ciclo de Santa María empieza en 1950, cuando aparece La vida breve, que junto con El Astillero y Juntacadáveres conforman una suerte de trilogía.


Recibió numerosos premios a lo largo de su vida, entre los que destacan el Premio Cervantes en 1980, año en que fue propuesto por el Pen Club Latinoamericano como postulante al Premio Nobel de Literatura.

Las Novelas de Santa María, así como sus Cuentos completos y las Novelas breves, entre otros, forman parte del catálogo de la Biblioteca.

El protegido del ciervo

de Graciela Aráoz
(Ediciones Último Reino, Buenos Aires, 2012, 96 páginas)


Graciela Aráoz se pregunta: “¿Qué es la nada?/ Quizás la huida exacta/ donde convergen la sombra y su fuga.” Así da cuenta de una preocupación metafísica sobre el sentido de la vida y el misterio de la muerte. Ésta última adquiere una atmósfera dura y colmada de una sexualidad que conduce a la tragedia: “Un cuerpo en otro cuerpo/ hasta morirse/ hasta morirnos. / Fascinación y asesinato en la cocina.” “Volvimos a amarnos. / En el después/ que en los ojos queda/ me fusiló.”

Su poesía es contenida y tersa, muy personal y de exquisita sensibilidad. Anida en ella un afán feroz de captar más allá de lo que ofrece la limitada percepción. Y se introduce en el amor y en el erotismo para zambullirse en un mar de interrogantes, donde lo sensual emerge poderoso y enigmático:”Me dijo amante/ y la palabra se deshizo en la piel, / resbala intensa en la trama invisible, / imprecisa/ del secreto.” “y el sexo se vuelve río. / Ese hombre escribe mi cuerpo debajo del río, / los sexos son magnolias, / se van escribiendo/ en la línea que dejan/ la unión del cielo y el fuego.”

Graciela Aráoz (Villa Mercedes, San Luis) es la actual presidenta de la SEA (Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina), fue galardonada varias veces en España (Primer Premio Tiflos de Poesía, Primer Premio de Poesía “Vicente Alexandre” y el Segundo Premio “Carmen Conde”), y poemas de su libro Diabla fueron traducidos al japonés, alemán, portugués, francés y turco.

Como comenta Luisa Futoransky en la contratapa de El protegido del ciervo “La singularidad de la poesía de Graciela Aráoz reside en la fuerza de su mirada. Espacio sin concesiones donde transita una rara intensidad; esa, que no se ahorra desolladura alguna”.

Pero, tal vez, la mejor descripción que se puede hacer de este espléndido poemario es resaltar la belleza de sus imágenes, que lo recorren en su totalidad (“Lee el gozne de los labios/ cuando se cierran cuando se abren para atravesar el secreto/ del silencio.”

Germán Cáceres

Diario del Viajero

Agradecemos a los amigos del "Diario del Viajero" por la publicación de la exposición fotográfica "Nuevas miradas", que puede visitarse actualmente en la Biblioteca, en conjunto con EIDEC / Fundación Panamericana. La fotografía publicada corresponde a Mariana Bomba.


Conversaciones entre José Martínez Suárez y Mario Gallina

El jueves 26 de septiembre a las 19 hs., en el Auditorio del MALBA (Av. Figueroa Alcorta 3415) se presentará el libro Estoy hecho de cine. Conversaciones de José Martínez Suárez con Mario Gallina, que lleva prólogo de Juan José Campanella y Fernando Castets. En el acto se proyectará el cortometraje El cine del Maestro, con guión y dirección de Sebastián Hermida, y se referirá a la obra el historiador y crítico de cine Fernando Martín Peña. El miércoles 25 comenzará el ciclo dedicado a Martínez Suárez en el Cineclub La Rosa.


A partir de 1988, Mario Gallina entrevistó a José Martínez Suárez para diversos medios. Desde entonces, ambos fantasearon con la idea de volcar en un libro esas conversaciones. Con una de ellas, rica y extensa, cumplimentada en 2010, la idea comenzó a tomar visos más concretos, concluyendo ante esta realidad palpable que el lector tiene ante sí. En todos esos encuentros se fue descubriendo primero y ratificando después, que José era uno de los mejores anclajes posibles para hablar de lo que ocurrió en la cinematografía argentina en los últimos setenta años.

Lo que hoy se presenta no es una biografía. Es un libro sobre Martínez Suárez, una larga entrevista -tan larga que demandó veinticinco años- más algunos apéndices: su filmografía, sus premios, la reproducción de muchas de sus cartas o mails (su pensamiento, en definitiva) y un capítulo que reúne veintidós testimonios de gente de su entorno (sus hermanas, compañeros de trabajo, colegas, alumnos), apartado que se constituye en un acercamiento polifocal al hombre y al profesional.

Martínez Suárez es un narrador inmenso y esto hace que, más allá de la efectividad de las anécdotas -y del aprendizaje que subyace en la estructura profunda de cada una de estas- el lector se cargue todo el tiempo de imágenes. Es este, en definitiva, y como corresponde a un hombre de cine, un texto visual, sostenido en la minucia descriptiva, en el detalle fotográfico. El lector, como valor agregado, deduce que la relación entre Martínez Suárez y Gallina trasciende el marco de entrevistado/entrevistador, lo cual genera una intimidad particular con el objeto; un animal de cine le cuenta su vida y obra a su amigo. Se deja ver, de esa manera, un código común, singular, entrañable. El lector espía y agradece. Porque como dice Juan José Campanella en su prólogo “en esta entrevista maravillosa que realizó Mario, José extiende sus clases de cine y de vida. Leerlo en su propia voz es una experiencia necesaria”.

Mario Gallina
Historiador e investigador de cine y teatro argentinos. Cursó estudios secundarios en Miramar, su ciudad natal, donde sigue residiendo. Egresado de la Escuela Municipal de Arte Dramático de Mar del Plata, establecimiento en el que, más tarde, se desempeñó como profesor. Entre 1978 y 1989, fue actor de numerosos espectáculos teatrales marplatenses.

Como cronista cinematográfico y teatral ha colaborado en diarios, emisoras radiales y en diversas revistas del país y el exterior.

Autor de Carlos Hugo Christensen, historia de una pasión cinematográfica (1998); De Gardel a Norma Aleandro. Diccionario sobre figuras del cine argentino en el exterior (2000); Osvaldo Miranda. El comediante (2001); Querida Lolita. Retrato de Lolita Torres (2006); Virginia Luque. La estrella de Buenos Aires (2013). Coautor de Nuestras Actrices, Primer Acto (1998); Nuestros Actores I (1999); Hugo del Carril: el compromiso y la acción (2007).

Formó parte, en las ediciones 14º y 21º, del jurado del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Ciclo en el Cineclub La Rosa
En coincidencia con la salida de este libro, y a través del aprecio singular que tenemos por Martínez Suárez, se organizó un ciclo dedicado a los cinco largometrajes del cineasta, para el cual Mario Gallina escribió un texto de presentación. Las proyecciones comenzarán el miércoles 25 de septiembre a las 20:30 horas con El crack, y continuarán el sábado 28 a las 20 horas, en la jornada "Bibliotecas a puertas abiertas", con Dar la cara.

El ciclo prosigue en octubre con Los chantas, el miércoles 9, Los muchachos de antes no usaban arsénico, el miércoles 23 y Noches sin lunas ni soles, el miércoles 30, siempre a las 20:30 horas en Austria 2154, con entrada libre y colaboración voluntaria.

Donación de Graciela Maturo

Agradecemos la donación de De la Razón Poética a la comunión de libertades. Una mirada introductoria al pensamiento de María Zambrano, publicación de Graciela Maturo en el Centro de Estudios Poéticos Alétheia.


Se inauguró la muestra de fotografías

"Nuevas miradas", exposición colectiva de fotografías, puede verse en la Biblioteca, Austria 2154, de lunes a viernes de 16 a 20 horas.


Esto es el Sur

de Mariano Antonelli
(La Duendes, Comodoro Rivadavia, 2013, 200 páginas)


“Esto es el Sur” proclama el coronel Murra, que está al mando del Frente el Progreso, después de pregonar que “Estas tierras tendrán un dueño y ustedes pagarán por caminarlas, donde gauchos, indios y demás grupos delincuenciales hayan sido exterminados”. Hacia el final de la historieta, con el accionar de los tres héroes (León, El Odiao y Ahonicán) se ratifica que el Sur es de los nativos y de los grupos aborígenes. La acción transcurre en Viedma y en Carmen de Patagones.

Antonelli exhibe su peculiar estilo rústico -y a la vez naif-, portador de cierto hieratismo, con multitud de rayas que se entrecruzan y de nubes macizas, como si estuvieran constituidas por materiales sólidos (aplica el mismo procedimiento a una tormenta de arena). Sin embargo, en su grafismo moderno anida un soplo académico, al parecer influido por las materias de Pintura que debió cursar en su paso por el IUNA. A la manera de Guido Crepax en Valentina (1965), en algunas secuencias descompone el movimiento en pequeñas viñetas, como si fueran fotogramas.

Diálogos convincentes acompañan su indiscutible talento de narrador. Su planificación inquieta se propone que cada página exponga una composición distinta. Abunda en cuadritos mudos -siempre al servicio de la historia-, y en planos generales de paisajes. Obtiene un fuerte impacto visual de los ángulos en picada y en contrapicada. Además, recurre a enormes onomatopeyas que no sólo forman parte de la narración sino también de su estructura gráfica.

Son espectaculares las escena de batallas con viñetas que ocupan dos páginas (también lo hacen algunos paisajes). El ataque del malón al fuerte es una elocuente muestra de la potencia y vigor de su arte: hay desplazamientos de tropas y de grupos humanos resueltos brillantemente.

Mariano Antonelli vuelve a confirmar –superándola- la idoneidad que había demostrado en sus dos libros anteriores: A través de los Andes (2010) y Mitológicas (2012), este último con textos de Santiago Farias. Es muy recomendable prestar atención a la futura trayectoria de este sobresaliente historietista.

Germán Cáceres

Faulkner: "Nunca es tan bueno como pudiera serlo"

"99 por ciento talento, 99 por ciento disciplina, 99 por ciento trabajo. Nunca debes estar contento con lo que haces. Nunca es tan bueno como pudiera serlo. Siempre debes soñar y apuntar más alto que lo que sabes que puedes hacer. No te preocupes por ser mejor que tus contemporaneos o que tus antecesores. Trata ser mejor que tu mismo."


William Faulkner (nacido William Cuthbert Falkner, New Albany, Misisipi, 25 de septiembre de 1897 - Byhalia, 6 de julio de 1962) fue un narrador y poeta estadounidense. En sus obras destacan el drama psicológico y la profundidad emocional, utilizó para ello una larga y serpenteada prosa, además de un léxico meticuloso. Obtuvo el Premio Nobel de Literatura del año 1949.

Como otros autores prolíficos, sufrió la envidia y fue considerado el rival estilístico de Hemingway (sus largas frases contrastaban con las cortas de Hemingway). Es considerado el único probable modernista estadounidense de la década de 1930, siguiendo la tradición experimental de escritores europeos como James Joyce, Virginia Woolf y Marcel Proust, y conocido por su uso de técnicas literarias innovadoras, como el monólogo interior, la inclusión de múltiples narradores o puntos de vista y los saltos en el tiempo dentro de la narración.

Las palmeras salvajes, El ruido y la furia y sus Cuentos completos, entre otros títulos, forman parte de nuestro catálogo.

Día del Bibliotecario

Sin bibliotecarios no hay bibliotecas. Hoy es su día, recordando el 13 de septiembre de 1810, fecha en que apareció en la Gazeta de Buenos Aires, un artículo de Mariano Moreno anunciando la Biblioteca Pública. ¡Feliz día!


"El inquilino" cierra la trilogía Polanski

Con la proyección de El inquilino finaliza el ciclo de la "Trilogía del departamento" de Roman Polanski. Será el miércoles 11 de septiembre a las 20:30 horas, en Austria 2154, con entrada libre y colaboración voluntaria. 



Miércoles 11 de septiembre - 20:30 horas
EL INQUILINO
(Le locataire, Francia, 1976, color, 126 minutos) 
Dirección: Roman Polanski.
Elenco: Roman Polanski, Isabelle Adjani, Melvyn Douglas, Shelley Winters, Jo Van Fleet, Bernard Fresson, Lila Kedrova, Claude Dauphin, Claude Piéplu y Rufus.


Trelkovsky, un tímido conserje polaco viviendo en Francia (interpretado por el propio Polanski) se muda a un viejo edificio residencial. Al descubrir que Stella (Isabelle Adjani), la última habitante del departamento, intentó suicidarse arrojándose por la ventana, el nuevo inquilino empieza a temer que sus vecinos intenten provocar en él un estado de paranoia que lo induzca también a saltar al vacío.

Basada en la novela Le locataire chimérique (1964) de Roland Topor, la película estuvo en competición oficial en el Festival de Cannes de 1976.

Es el tercer film de la llamada "trilogía del departamento" de Polanski y algunos lo consideran como una mezcla entre Repulsión y El bebé de Rosemary

El adjetivo y sus arrugas

Los adjetivos son las arrugas del estilo. Cuando se inscriben en la poesía, en la prosa, de modo natural, sin acudir al llamado de una costumbre, regresan a su universal depósito sin haber dejado mayores huellas en una página. Pero cuando se les hace volver a menudo, cuando se les confiere una importancia particular, cuando se les otorga dignidades y categorías, se hacen arrugas, arrugas que se ahondan cada vez más, hasta hacerse surcos anunciadores de decrepitud, para el estilo que los carga. Porque las ideas nunca envejecen, cuando son ideas verdaderas. Tampoco los sustantivos. Cuando el Dios del Génesis luego de poner luminarias en la haz del abismo, procede a la división de las aguas, este acto de dividir las aguas se hace imagen grandiosa mediante palabras concretas, que conservan todo su potencial poético desde que fueran pronunciadas por vez primera. Cuando Jeremías dice que ni puede el etíope mudar de piel, ni perder sus manchas el leopardo, acuña una de esas expresiones poético-proverbiales destinadas a viajar a través del tiempo, conservando la elocuencia de una idea concreta, servida por palabras concretas. Así el refrán, frase que expone una esencia de sabiduría popular de experiencia colectiva, elimina casi siempre el adjetivo de sus cláusulas: "Dime con quién andas...", " Tanto va el cántaro a la fuente...", " El muerto al hoyo...", etc. Y es que, por instinto, quienes elaboran una materia verbal destinada a perdurar, desconfían del adjetivo, porque cada época tiene sus adjetivos perecederos, como tiene sus modas, sus faldas largas o cortas, sus chistes o leontinas.


El romanticismo, cuyos poetas amaban la desesperación -sincera o fingida- tuvo un riquísimo arsenal de adjetivos sugerentes, de cuanto fuera lúgubre, melancólico, sollozante, tormentoso, ululante, desolado, sombrío, medieval, crepuscular y funerario. Los simbolistas reunieron adjetivos evanescentes, grisáceos, aneblados, difusos, remotos, opalescentes, en tanto que los modernistas latinoamericanos los tuvieron helénicos, marmóreos, versallescos, ebúrneos, panidas, faunescos, samaritanos, pausados en sus giros, sollozantes en sus violonchelos, áureos en sus albas: de color absintio cuando de nepentes se trataba, mientras leve y aleve se mostraba el ala del leve abanico. Al principio de este siglo, cuando el ocultismo se puso de moda en París, Sar Paladán llenaba sus novelas de adjetivos que sugirieran lo mágico, lo caldeo, lo estelar y astral. Anatole France, en sus vidas de santos, usaba muy hábilmente la adjetivación de Jacobo de la Vorágine para darse "un tono de época". Los surrealistas fueron geniales en hallar y remozar cuanto adjetivo pudiera prestarse a especulaciones poéticas sobre lo fantasmal, alucinante, misterioso, delirante, fortuito, convulsivo y onírico. En cuanto a los existencialistas de segunda mano, prefieren los purulentos e irritantes.

Así, los adjetivos se transforman, al cabo de muy poco tiempo, en el academismo de una tendencia literaria, de una generación. Tras de los inventores reales de una expresión, aparecen los que sólo captaron de ella las técnicas de matizar, colorear y sugerir: la tintorería del oficio. Y cuando hoy decimos que el estilo de tal autor de ayer nos resulta insoportable, no nos referimos al fondo, sino a los oropeles, lutos, amaneramientos y orfebrerías, de la adjetivación.

Y la verdad es que todos los grandes estilos se caracterizan por una suma parquedad en el uso del adjetivo. Y cuando se valen de él, usan los adjetivos más concretos, simples, directos, definidores de calidad, consistencia, estado, materia y ánimo, tan preferidos por quienes redactaron la Biblia, como por quien escribió el Quijote.

Alejo Carpentier


(1904-1980) Novelista y narrador cubano que influyó notablemente en la literatura latinoamericana durante su período de auge, el llamado «boom latinoamericano». Obtuvo el Premio Miguel de Cervantes. La crítica lo considera uno de los escritores fundamentales del siglo XX en lengua castellana, y uno de los artífices de la renovación literaria latinoamericana, en particular a través de un estilo que incorpora varias dimensiones y aspectos de la imaginación para recrear la realidad, elementos que contribuyeron a su formación y uso de lo «Real Maravilloso».

También ejerció las profesiones de periodista, durante gran parte de su vida; y musicólogo, con investigaciones musicales y organizaciones de conciertos, entre otras actividades; sin embargo, alcanzó la fama debido a su actividad literaria.

Sus libros El siglo de las luces, Ensayos selectos, El recurso del método, Guerra del tiempo y otros cuentos, Ecue - Yamba - O y El reino de este mundo, entre otros libros, forman parte de nuestro catálogo.

de rayo en fiesta

de Alicia Pastore
(Tahiel ediciones, Buenos Aires, 2013, 90 páginas)


Hugo Toscadaray en el notable texto de la contratapa afirma que éste “es un libro de la madurez, pero de una madurez apasionada, no exenta de equilibrismo en el desfiladero, no ajena al baile casi fatal junto al abismo”. Es que en este poemario firme y contundente la vida sería un simple intervalo entre la nada y la muerte ineludible (o sea, otra vez la nada). En ella hay dolor, llaga en el alma solitaria (”que le hurgue la pena, /que rasgue a lo ancho /su impronta /que hunda su diente de vampiro /hasta el hueso”), porque en sus versos subyace el rechazo ante el horror inexorable que el hombre finalmente debe enfrentar.

La sutil poesía de Alicia Pastore exhibe su fina sensibilidad, que rechaza las expresiones directas o explícitas, y opta por alusiones sesgadas (“los trenes van /y nunca regresan /en el último /partí hace tiempo…”) En su llanto desgarrado, pero pleno de belleza, anida un sentimiento trágico de la vida.

Refleja, además, el martirio del insomne que, mientras se debate en las tinieblas, “un punto de fuga /lo sorprende al alba, /se parece a la muerte…”

Por una suerte de sinestesia de rayo en fiesta evoca la angustia del célebre cuadro El grito (1893), de Edward Munch.

En “la palabra” se manifiesta una suerte de veneración a la potencia y a la carga metafísica de la misma, en tanto “en obscenidades”, se aloja una serena sensualidad.

Se está ante un libro en el cual la desolación y el hastío existencial dan paso a una poesía de indudable calidad.

Germán Cáceres

Exposición fotográfica en la Biblioteca

"Nuevas miradas", muestra colectiva de alumnos de los cursos de fotografía avanzados del EIDEC, podrá visitarse de lunes a viernes de 16 a 20 horas, en nuestro salón de Austria 2154, desde el 11 de septiembre y hasta principios de octubre.


La muestra cuenta con la curaduría del Prof. Emiliano Penelas, docente de los cursos de fotografía de EIDEC, Escuela Internacional de Desarrollo, Educación y Capacitación de la Fundación Panamericana para el Desarrollo Integral de Altos Estudios.

Les recordamos que la exposición coincidirá, el sábado 28 de septiembre, con la Jornada de Bibliotecas a Puertas Abiertas organizada por el Ministerio de Cultura Porteño para promover el acceso y difusión de las colecciones y servicios que se prestan en las distintas Bibliotecas de la Ciudad de Buenos Aires.


Expondrán trabajos Mariana Bomba, José Luis Cayo, Ana María Ferreiro, Mariela Gigante, Walter López, Martín Rivas, Ana Sepúlveda, Gustavo Sgro, Graciela Suárez y Sebastián Zapata.

La entrada es libre y gratuita y la muestra estará abierta de lunes a viernes de 16 a 20 y en horarios excepcionales en el Centro Cultural y Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte, Austria 2154.


Vivimos inmersos en la era de las imágenes. La humanidad nunca tuvo tal superpoblación como en nuestros días, y nunca fue tan fácil realizarlas. Si la revolución de George Eastman consistía en apretar un botón, la era digital y las cámaras incorporadas en casi todos los celulares hicieron que la fotografía esté aún más presente en nuestras vidas. Y con tantas a disposición, nos cuesta observarlas con mirada crítica.

Ante la pregunta de ¿qué haremos con estas nuevas formas de expresión que traemos al mundo? sigue teniendo vigencia la frase de Cartier Bresson, que con certeza manifestaba la necesidad de ubicar en un mismo eje “la cabeza, el ojo y el corazón” para que una fotografía sea más que hacer un clic.


Entonces aparece la subjetividad de la mirada, siempre un acto voluntario y de recorte, el mundo en un encuadre, paradójicamente abierto a muchas interpretaciones. Y allí es donde se revela la individualidad del fotógrafo para transmitirle al espectador su sensibilidad.

En esta selección encontraremos las “nuevas miradas” de un grupo de personas que están dando sus primeros pasos en el arte fotográfico y han sabido interrogarse y ser exigentes en su condición de creadores. En las imágenes, que ahora son públicas, no sólo capturaron instantes decisivos, tramas contrastantes, cortes temporales o texturas sugerentes, sino que también nos interpelan y comprometen a ser parte de su búsqueda por vislumbrar en la fotografía al mundo y a nosotros mismos.

Emiliano Penelas
Curador


Donación de Alejandro Drewes

Agradecemos la donación de Heidegger sobre Hölderlin en el himno Germania: La señal de los dioses, publicación de Alejandro Drewes en el Centro de Estudios Poéticos Alétheia.