Liliana Picco: "Rincones de Buenos Aires"

El viernes 6 de agosto inauguraremos una nueva exposición en nuestro salón. Se trata de la artista plástica Liliana Picco y sus "Rincones de Buenos Aires". La muestra permanecerá todo el mes, pudiendo visitarse en los horarios de atención al público y actividades especiales de la Biblioteca.


Liliana Picco nació el 7 de diciembre de 1949, en la Ciudad de Buenos Aires. Ya desde muy temprana edad demostró su inclinación por el arte: con tan sólo 10 años pintó su primer cuadro.

En el año 1967 culminó sus estudios secundarios, recibiéndose de Maestra Normal. Sus próximos pasos los dio en la Universidad de Buenos Aires, donde estudió y se graduó como Odontóloga en el año 1973. Fiel a su vocación, nunca dio la espalda a su lado artístico; de espíritu inquieto y creativo, Liliana Picco continuó pintando de manera aficionada durante los siguientes años.

La sensibilidad de Liliana se refleja en sus trabajos: generalmente imágenes cotidianas, a las que imprime su sello y estilo personal. Porteña de cuerpo y alma, destaca como tema preferido de su obra el paisaje de la Ciudad que la vio nacer, de la cual se confiesa una apasionada.

Con ganas de continuar transitando los caminos del arte, en el año 2006 se unió al taller de pintura “La Colmena” que dirige la profesora Rosa Zacarías, al cual continúa asistiendo en la actualidad.

Con su nueva muestra, “Rincones de Buenos Aires”, Liliana nos invita a conocer la Ciudad, sus paisajes, sus costumbres y la belleza de sus calles.

Horarios
La exposición se inaugura el viernes 6 de agosto a las 19 horas. Podrá visitarse de lunes a viernes de 16 a 20 horas (jueves de 15 a 19), y cuando haya actividades culturales en el Centro Cultural y Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte, Austria 2154. La entrada es libre y gratuita.

Takeshi Kitano en el Cineclub La Rosa

En agosto el Cineclub La Rosa se pone violento y se une a los yakuza, la mafia japonesa que tan bien retrata Takeshi Kitano, uno de los mejores directores de nuestros tiempos.

En día especial, el viernes 6 de agosto a las 20 horas proyectaremos Sonatine (1993), en la que un gánster harto de su estilo de vida parte a Okinawa con la intención de cambiarlo. En una película que mantiene el espíritu lúdico del director, además de la violencia intrínseca, Kitano señala lo difícil que es cambiar el curso de nuestras vidas.

El miércoles 18 a las 20 será el turno de Brother (2000), la primera película que Beat Takeshi filmó fuera de Japón. Un yakuza obligado a dejar Tokio y viajar a Los Ángeles en busca de su hermano, que se dedica al mismo oficio del otro lado del Pacífico.

Las proyecciones, con entrada libre, serán en Austria 2154.

Último mes para los misterios porteños

El 6 de septiembre finaliza el taller "Misterios, mitos y leyendas de Buenos Aires", que dictan Leonel Contreras y Gabriela Salvatierra. Todavía puede anotarse para cursar el último mes (seis clases), todos los lunes de 19:30 a 21:30 horas. Más información click acá.

Doble programa del Cineclub La Rosa

El sábado 31 de julio el Cineclub La Rosa ofrece un doble programa con el regreso del "Cineclub de los chicos" proyectando a las 11 horas el clásico de Walt Disney, Fantasía. Y a las 20 cerramos el ciclo dedicado a Michael Moore con la presentación de su última película, no estrenada en la Argentina, Capitalismo: una historia de amor. Todo en Austria 2154, con entrada libre.

Michael Moore y Walt Disney convivirán en la pantalla del Cineclub La Rosa en el último día del mes de julio, con horas de diferencia.

Por la mañana, a las 11, será el turno de la tercera presentación del "Cineclub de los chicos", el espacio pensado para los más pequeños (y los grandes que quieran sumarse, con o sin chicos).

En esta ocasión proyectaremos Fantasía, el clásico producido por Walt Disney en el que gracias a una extraordinaria combinación de música clásica y animación creó un mundo fascinante.

Por la noche, a las 20 horas, llegará el cierre del ciclo "Michael Moore: sistema nervioso central", dedicado al documentalista norteamericano.

Capitalismo: una historia de amor es la última película de Moore, no estrenada comercialmente en la Argentina, en donde se mete con Wall Street y el cariño de todo su país por el sistema capitalista, en medio de la última crisis bursátil y el traspaso de poderes de George Bush a Barack Obama.

Como siempre, contado con el estilo MM, lleno de ironía, astucia y contundencia en la denuncia.

Más información en http://www.cineclublarosa.blogspot.com/

En tierras bajas

de Herta Müller
(Punto de Lectura, Buenos Aires, 2010, 192 páginas)

Es el primer libro publicado por esta escritora que nació en Nitzkydorf, Rumania, en 1953 —desciende de suabos que emigraron a su país—, pero escribe en lengua alemana. En 1987 se exilió en Berlín huyendo del régimen de Ceausescu (cuya política independiente de la URSS le valió el aliento del bloque occidental); su padre se incorporó durante la Segunda Guerra Mundial a las SS nazis y su madre padeció cinco años de cautiverio en un campamento de trabajo soviético.
En tierras bajas, de 1984, es una colección de relatos narrados por una niña asediada por ensoñaciones. Están ambientados en la zona rural donde Müller pasó la infancia y reflejan en cuerpo y alma sus íntimas vivencias. El primero, “La oración fúnebre”, puede entenderse como una sucesión de imágenes de la pesadilla que sufre la protagonista, en la cual hay muertos, violaciones y extrema sordidez, que anticipa la temática de los demás cuentos, quince en total.
Por ejemplo, en “El baño suabo”, una familia se lava en una bañera en cuya agua van dejando los fideos que tenían pegados a sus cuerpos. En “Mi familia”, una niña relata que “La otra gente dice que mi madre es hija de otro hombre y mi tío es hijo de otro hombre, pero no del mismo hombre, sino de otro”. El absurdo (“Día laborable”), la fantasmagoría (“La crencha alemana y el bigote alemán”) y una tónica surreal toman protagonismo mostrando situaciones enrarecidas pese a su cotidianeidad (“Papá, mamá y el pequeño”, “El coche de línea”; “Los barrenderos”, “El parque negro”). Hay una tono sumamente irónico en “Crónica del pueblo”, en donde se reitera el sentido de una oración dando explicaciones que apelan a sinónimos obvios.
Pero el aspecto que más llama la atención en la autora es su dominio del lenguaje literario, que se manifiesta en la inspirada musicalidad de su firme y suelta prosa poética ("Los barrenderos hacen un montón con las estrellas, las barren en sus palas y las vacían en el canal”). Con sus párrafos breves y un vocabulario riquísimo, su estilo toma vuelo en “Tango opresivo”, y no abandona esa exquisitez cuando en “Peras podridas” narra con crudeza descarnada el arribo de una familia a un pueblo, en el cual consideran que es propio de su naturaleza que los hombres beban.
Enlazan sus textos un cierto panteísmo alrededor de la temática rural, como se expone en “La ventana” y “El hombre de la caja de fósforos”.
“En tierras bajas” se puede calificar como nouvelle (107 páginas), cuya escritura concisa se torna caudalosa y visceral, abundante en prosopopeyas (“las flores de escarcha devoran sus propios pétalos, te miran como ojos lechosos, ciegos”), y es propia de una documentalista por el detallismo de los paisajes que registra, los cuales, a tramos, adquieren tonalidades lunares. Sus descripciones comprenden la llanura rumana, la cría de animales, los trabajos agrícolas, el pueblo, la granja, los valles, los bosques, las huertas y los sucesos sencillos de la vida cotidiana. Y las privaciones provocan que la muerte sea una amenaza permanente (“Y dicen que el recién muerto cuida el cementerio hasta que muere el siguiente”). En esa misma frecuencia, el retrato de la mujer campesina es feroz: “El bigote les crece con la edad, por sus fosas nasales y sus verrugas asoman los pelos. Son velludas y no tienen senos. Y cuando terminan de envejecer, parecen hombres y se deciden a morir”.
Se trata de personajes muy tristes, que soportan una vida dura y primitiva, en medio de las carencias de sus viviendas que conducen irremediablemente a la falta de higiene (“Durante el día el orinal se quedaba bajo el taburete, entre las camas del matrimonio. Lo dejaban tapado por un periódico, y aunque no se veía, uno lo olía al entrar en la habitación”). El pueblo está compuesto por familias mal avenidas, con padres autoritarios que se no se llevan bien y maltratan a sus hijos. Los campesinos, además, desarrollan costumbres brutales, lindantes con el salvajismo, como por ejemplo el sacrificio de los patos: “el cuchillo penetra en la vena más gruesa y la incisión se alarga y amplía siempre más. La sangre brota a borbotones y gotea, cayendo en una cubeta blanca”.
No puede dejar de mencionarse la espléndida y solvente traducción de Juan José Solar.
Herta Müller ganó el Premio Nobel de Literatura 2009. Entre sus obras traducidas al español, además de este libro, se cuentan: El hombre es un gran faisán en el mundo, La piel del zorro y La bestia del corazón.

Germán Cáceres
Este libro forma parte del catálogo de la Biblioteca.Siendo socio puede retirarlo para su lectura.

"Bowling for Columbine" en el Cineclub La Rosa

El miércoles 21 de julio a las 20 horas en el Cineclub La Rosa proyectaremos Bowling for Columbine, la segunda película del ciclo dedicado a Michael Moore. Será en Austria 2154, con entrada libre.

"No es una película sobre el control de la venta de armas, es una película sobre el asustado corazón de Estados Unidos y los 280 millones de norteamericanos felices de tener el derecho de poseer un arma constitucionalmente protegida", dice Michael Moore sobre uno de sus films más logrados, ganador del Oscar al mejor documental.

Tomando como eje la masacre escolar de Columbine, el cineasta se pregunta por qué su país tiene una fascinación especial por las armas de fuego, y las causas que lleva a que año tras año mueran miles de personas a causa de la violencia que éstas provocan.

Una película cruda, ácida y brutal, con el estilo de Michael Moore y la contundencia de la denuncia a un sistema perverso. Más información en http://www.cineclublarosa.blogspot.com/

Carlos Penelas celebra cuatro décadas con la literatura

Carlos Penelas, responsable del taller literario de la Biblioteca, acaba de publicar Antología personal, libro que conmemora los cuarenta años de la salida de su primer poemario. Se presenta este viernes en el salón de Editorial Dunken, Ayacucho 357.

El nuevo libro de Carlos Penelas, editado por Dunken, es una selección que incluye poemas de todos sus libros, plaquettes e inéditos, con viñetas del autor, que celebra así los cuarenta años de la publicación de Poemas del amor sin muros, su primer poemario.

"Una extensa obra poética –saludada por Luis Franco, Raúl González Tuñón, Ricardo Molinari, Juan L. Ortiz, Elvio Romero, Lily Litvak, Giuseppe Bellini, Juan José Ceselli, Eduardo Blanco Amor, Héctor Ciocchini, Xesús Alonso Montero, entre otros– revela el devenir creador de Carlos Penelas, una de las voces más serias de la generación del ’70. La crítica ha advertido una preocupación raigal por adentrarse en los símbolos expresivos y en las estructuras modernas, conciliando el peso y la medida de su lirismo", señala la contratapa de Antología personal.

La presentación, en la que hablará el poeta Rubén Derlis y leerá el actor Juan Carlo Puppo, se realizará el viernes 16 de julio a las 19 horas, en el auditorio de la Editorial Dunken, Ayacucho 357, Capital.

Recordemos que Carlos Penelas lleva adelante el Taller literario de nuestra Biblioteca, que se desarrolla los jueves de 15:30 a 17 horas. Para inscribirse, llame al 4802-8211 en los horarios de atención al público o escriba a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar. Click aquí para más información.

El libro forma parte del catálogo de la Biblioteca.
Siendo socio puede retirarlo para su lectura.

Adhesión a la FACC

El Cineclub La Rosa acaba de asociarse a la Federación Argentina de Cineclubes, que tiene por objetivo primordial fomentar las actividades de las entidades que la constituyen, activar la creación de otros cineclubes y promover el desenvolvimiento de los mismos.

La FACC está a su vez adherida a la Federación Internacional de Cine Clubes, FICC, que estipula la siguiente normativa para sus miembros: “será considerada como Cineclub, toda asociación no comercial que tenga por sus fines exclusivos el contribuir por todos los medios a su alcance al desarrollo de la cultura, los estudios históricos y la técnica del arte cinematográfico, al desenvolvimiento de los intercambios culturales cinematográficos entre los pueblos y a un mayor acrecentamiento y difusión de un film experimental y cuyo objeto principal consista en la proyección de films en funciones no públicas".

El Cineclub La Rosa va por su cuarta temporada, con más de 50 funciones programadas en el Centro Cultural y Biblioteca Popular Carlos Sánchez Viamonte, Austria 2154.

Actualmente se está exhibiendo un ciclo dedicado al documentalista Michael Moore. Además, el último sábado de cada mes, a las 11 de la mañana, proyecta películas en el "Cineclub para chicos". Más información en http://www.cineclublarosa.blogspot.com/

Últimos días para "Sábados"

Todo termina, incluso el Mundial. Por eso quedan pocos días para ver la muestra fotográfica "Sábados", de Federico Peretti, Pablo Pivetta y Claudio Zatti.

El miércoles 21 de julio será el último día de "Sábados", la exposición fotográfica dedicada al fútbol del ascenso que nos acompañó durante todo el Mundial.

Puede visitarse de lunes a viernes en el horario de atención al público de la Biblioteca (16 a 20, jueves de 15 a 19) y cuando haya actividades especiales.

El pobre y el proletario

El último chiste de Chaplin es haber hecho pasar la mitad de su premio soviético a las arcas del abate Fierre. En el fondo, esto equivale a establecer una igualdad de naturaleza entre el proletario y el pobre. Chaplin siempre ha visto al proletario bajo los rasgos del pobre: de allí surge la fuerza humana de sus representaciones, pero también su ambigüedad política. Esto resulta visible con claridad en ese film admirable que es Tiempos modernos. Ahí Carlitos roza sin cesar el tema proletario, pero jamás lo asume políticamente; nos ofrece un proletario aún ciego y mistificado, definido por la naturaleza inmediata de sus necesidades y su alienación total en manos de sus amos (patrones y policías). Para Chaplin, el proletario sigue siendo un hombre que tiene hambre. Y las representaciones del hambre siempre son épicas: grosor desmesurado de los sandwiches, ríos de leche, frutas que se arrojan negligentemente apenas mordidas. Como una burla, la máquina de alimentos (de esencia patronal) proporciona sólo alimentos en serie, pequeños y visiblemente desabridos. Sumergido en su hambruna, el hombre Carlitos se sitúa siempre justo por debajo de la toma de conciencia política; para él la huelga es una catástrofe, porque amenaza a un hombre totalmente cegado por su hambre; este hombre sólo alcanza la condición obrera cuando el pobre y el proletario coinciden bajo la mirada (y los golpes) de la policía. Históricamente, Carlitos representa, más o menos, al obrero de la restauración, al peón que se rebela contra la máquina, desamparado por la huelga, fascinado por el problema del pan (en el sentido propio de la palabra), pero aún incapaz de acceder al conocimiento de las causas políticas y a la exigencia de una estrategia colectiva.

Pero justamente, porque Carlitos aparece como una suerte de proletario torpe, todavía exterior a la revolución, su fuerza representativa es inmensa. Ninguna obra socialista ha llegado todavía a expresar la condición humillada del trabajador con tanta violencia y generosidad. Sólo Brecht, quizás, ha entrevisto la necesidad, para el arte socialista, de tomar al hombre en vísperas de la revolución, es decir, al hombre solo, aún ciego, a punto de abrirse a la luz revolucionaria por el exceso "natural" de sus desdichas. Al mostrar al obrero ya empeñado en un combate consciente, subsumido en la causa y el partido, las otras obras dan cuenta de una realidad política necesaria, pero sin fuerza estética.

Chaplin, conforme a la "idea de Brecht, muestra su ceguera al público de modo tal que el público ve, en el mismo momento, al ciego y su espectáculo; ver que alguien no ve, es la mejor manera de ver intensamente lo que él no ve: en las marionetas, los niños denuncian a Guignol lo que éste finge no ver. Por ejemplo, Carlitos en su celda, mimado por sus guardianas, lleva la vida ideal del pequeñoburgués norteamericano: cruzado de piernas, lee su diario bajo un retrato de Lincoln. Pero la suficiencia adorable de la postura la desacredita com- pletamente, hace que en adelante no sea posible refugiarse en ella sin observar la nueva alienación que contiene. Los más leves entusiasmos se vuelven vanos; al pobre se lo separa siempre, bruscamente, de sus tentaciones. En definitiva, es por eso que el hombre Carlitos triunfa en todos los casos: porque escapa de todo, rechaza toda comandita y jamás inviste en el hombre otra cosa que al hombre solo. Su anarquía, discutible políticamente, quizás represente en arte la forma más eficaz de la revolución.

Capítulo del libro Mitologías, de Roland Barthes, que forma parte del catálogo de la Biblioteca. Siendo socio puede retirarlo para su lectura.

Más misterios, mitos y leyendas de Buenos Aires

Todos los lunes a las 19:30 continúa el curso "Misterios, mitos y leyendas de Buenos Aires", dictado por Leonel Contreras y Gabriela Salvatierra. Los interesados en sumarse pueden inscribirse asistiendo a nuestra Biblioteca, Austria 2154, llamando a los teléfonos 4802-8211 (lunes a viernes de 16 a 20, jueves de 15 a 19) y 15 6525-2740 ó escribiéndonos un mail a carlossanchezviamonte@yahoo.com.ar. Más información click acá.

"Roger y yo" en el Cineclub La Rosa

Comienza el ciclo dedicado a Michael Moore con la exhibición de su primer documental, en el cual persigue al máximo directivo de General Motors. Será el miércoles 7 de julio a las 20 horas en Austria 2154.

¿Dónde está Roger B. Smith? se pregunta Micheal Moore, que se convierte en una especie de cronista de CQC mucho antes de que el programa existiera.

Con solidez narrativa, ingenio y contundencia en la información, el documentalista trata de entrevistar al presidente de General Motors para preguntarle porqué su empresa ha cerrado plantas alrededor del mundo. Mientras, exhibirá los desajustes que su decisión ocasionó en Flint, cuna del gigante automotriz y ciudad natal de Moore.

Más información: www.cineclublarosa.blogspot.com

Kriminal tango

de Álvaro Abós
(Alfagurara, Buenos Aires, 2010, 328 páginas)

Kriminal tango comienza casi como un informe policial del insólito asesinato del contador Claudio Levinski, que fue quemado vivo dentro de un ataúd cerca de los muelles del puerto de Buenos Aires. Esa prosa tajante y filosa se mantiene hasta el final y está acompañada por un tono desolado, que incluye imágenes enfáticas y duras: “El rostro del viejo sacerdote le pareció un fósil en el que los años hubieran dibujado mil dolores” / "La fotogenia no era el punto fuerte de Contreras. Nariz rota de fajador de rings de mala muerte, ojos hinchados y la frente más arrugada que un fuelle”.

Abós lleva el espíritu del género negro hasta sus últimas consecuencias: no plantea un crimen enigmático para que intente resolverlo el lector, sino que se introduce a fondo —utilizando con sabiduría breves elipsis— en los costados sórdidos y mafiosos de esta urbe que tenemos como capital. De allí que hace recorrer caminos infructuosos al inspector Muñecas —un aficionado al tango que toca el violín— no para desorientar con pistas falsas, sino para describir zonas donde impera el hampa y la violencia, como ser el mundo de la basura, las altas finanzas, los estudios contables de prestigio y los salones milongueros. Y aprovecha la oportunidad para rendir un sentido homenaje al gran Osmar Maderna (“Pequeña”, “Concierto en la luna”, “Escala en azul”, “Rapsodia de tango”, “Lluvia de estrellas”), compositor curiosamente admirado hasta la devoción por un astro del rock norteamericano.

Este paseo por una ciudad tan distinta a la registrada en su libro Al pie de la letra. Guía literaria de Buenos Aires (2000), produce un sabor amargo ya que desemboca en un descreimiento absoluto en la sociedad porteña y en las instituciones fundadas por sus habitantes:”bohemios, chantas, perseguidos, esa fauna variada que peregrina por la ciudad trucha / “el microcentro (…) que de día bulle, cada domingo por la noche se convierte en un oscuro páramo de cemento que supura la angustia que la ciudad diurna acumula”.

Pero el autor, además de conocer unas calles que pateó hasta el cansancio, sabe cómo funciona una auténtica investigación policial, y logra, además, describir el asesinato de un alto ejecutivo con el dinámico ritmo narrativo de un filme. Y tanto su oficio como su talento literarios le permiten urdir la apasionante y vibrante trama de Kriminal tango, una estupenda novela cuya lectura resulta irresistible.

Germán Cáceres

Este libro forma parte del catálogo de la Biblioteca.
Siendo socio puede retirarlo para su lectura.

El sábado, Argentina-Alemania en pantalla gigante

La Selección ya está entre las ocho mejores del Mundial, pero el sábado se juega todo contra Alemania. Mirá el partido en pantalla gigante, desde las 10:30 hs. en nuestra Biblioteca.

Sábado 3 de julio - 10:30 horas

Argentina - Alemania

Bono contribución $ 5.-

Austria 2154.